Ola
English: Wind wave

Olas en el Pacífico Norte.

Las olas son ondas que se desplazan a través de la superficie de mares, océanos, ríos, lagos, canales, etc.

Explicación física

Las olas del mar son ondas que se propagan por la superficie entre dos medios materiales. En este caso se trata del límite entre la atmósfera y el océano. Cuando pasa una ola por aguas profundas (a una profundidad mayor a 1/20 de su longitud de onda), las moléculas de agua regresan casi al mismo sitio donde se encontraban. Se trata de un vaivén con una componente vertical, de arriba a abajo, y otra longitudinal, la dirección de propagación de la onda.

Hay que distinguir dos movimientos. El primero es la oscilación del medio movido por la onda, que en este caso, como hemos visto, es un movimiento circular. El segundo es la propagación de la onda, que se produce porque la energía se transmite con ella, trasladando el fenómeno con una dirección y velocidad, llamada en este caso velocidad de onda.

En realidad se produce un pequeño desplazamiento neto del agua en la dirección de propagación, dado que en cada oscilación una molécula o partícula no retorna exactamente al mismo punto, sino a otro ligeramente más adelantado (respecto al sentido de propagación de la onda). Es por esta razón por la que el viento no provoca solamente olas, sino también corrientes superficiales.

Causa

Estela de ola formada por el paso de un barco.

El fenómeno es provocado por el viento, cuya fricción con la superficie del agua produce un cierto arrastre, dando lugar primero a la formación de rizaduras (arrugas) en la superficie del agua, llamadas ondas u olas capilares, de sólo unos milímetros de altura y hasta 1,7 cm de longitud de onda. Cuando la superficie pierde su lisura, el efecto de fricción se intensifica y las pequeñas rizaduras iniciales dejan paso a olas de gravedad. Las fuerzas que tienden a restaurar la forma lisa de la superficie del agua, y que con ello provocan el avance de la deformación, son la tensión superficial y la gravedad. Las ondas capilares se mantienen esencialmente sólo por la tensión superficial, mientras que la gravedad es la fuerza que tensa y mueve las olas más grandes.

Cuanto mayor es la altura de las olas, mayor es la cantidad de energía que pueden extraer del viento, de forma que se produce una realimentación positiva. La altura de las olas viene a depender de tres parámetros del viento, que son su velocidad, su persistencia en el tiempo y, por último, la estabilidad de su dirección. Así, los mayores oleajes se producen en circunstancias meteorológicas en que se cumplen ampliamente estas condiciones.

Una vez puestas en marcha, las olas que se desplazan sobre aguas profundas disipan su energía muy lentamente, de forma que alcanzan regiones muy separadas de su lugar de formación. Así, pueden observarse oleajes de gran altura en ausencia de viento.

Las olas disipan su energía de varias maneras. Una parte puede convertirse en una corriente superficial, un desplazamiento en masa de un gran volumen de agua hasta una profundidad considerable. Otra parte se disipa por fricción con el aire, en una inversión del fenómeno que puso en marcha las olas. Parte de la energía puede disiparse si una velocidad excesiva del viento provoca la ruptura de las crestas. Por último, la energía termina por disiparse por interacción con la corteza sólida, cuando el fondo es poco profundo o cuando finalmente las olas se estrellan con la costa.

Al llegar a la costa, las olas sufren unas últimas transformaciones antes de disiparse:

  • encrespándose si encuentran un obstáculo marcado en la franja costera, como un banco de arena o taro, una roca o formación rocosa o un arrecife. Dependiendo del obstáculo, su forma y tamaño, y la fuerza y velocidad de la ola, así como el punto de marea, las olas costeras pueden adquirir diferentes expresiones de tamaño, velocidad, forma o movimiento.
  • la contraola es un efecto destacado llamado resaca del agua que, llevada por las olas hasta la orilla de tierra firme o la orografía costera, rebota o se desliza de nuevo hacia el mar, creando una ola en dirección opuesta al golpe de mar; es decir, una ola que parte de la costa. Generalmente se disipan o estrellan con las otras olas en algunos metros adelante.
Other Languages
Afrikaans: Seegolf
aragonés: Onda marina
العربية: موجة رياح
asturianu: Fola
Aymar aru: Uxi
azərbaycanca: Dalğa (su)
български: Вълнение
brezhoneg: Tonn
català: Ona marina
čeština: Mořská vlna
Deutsch: Wasserwelle
Ελληνικά: Κυματισμός
English: Wind wave
eesti: Veelained
euskara: Olatu
فارسی: موج دریا
suomi: Aalto
français: Vague
Gaeilge: Tonn
Gàidhlig: Sùmaid
galego: Onda (mar)
עברית: גל (מים)
Bahasa Indonesia: Ombak
íslenska: Alda
italiano: Onda marina
日本語:
Jawa: Ombak
ქართული: ტალღები
ಕನ್ನಡ: ಅಲೆ
한국어: 파도
lingála: Mbóngé
lietuvių: Jūros banga
latviešu: Ūdens viļņi
Malagasy: Onja
മലയാളം: തിര
Bahasa Melayu: Ombak
norsk nynorsk: Havbølgje
norsk: Havbølge
occitan: Èrsa
Oromoo: Wave
polski: Falowanie
Runa Simi: Machapu
română: Val
armãneashti: Undâ
sicilianu: Unna marina
srpskohrvatski / српскохрватски: Vodeni talas
Simple English: Ocean surface wave
slovenčina: Vodná vlna
српски / srpski: Водени талас
Sunda: Lambak
svenska: Vattenvåg
Sakizaya: cakeb
தமிழ்: கடலலை
Türkçe: Dalga (su)
татарча/tatarça: Дулкын (су)
oʻzbekcha/ўзбекча: Mavj
Tiếng Việt: Sóng biển
吴语: 波涛
მარგალური: რეღმეფი
中文: 波濤
Bân-lâm-gú: Éng
粵語: