Olé Olé

Olé Olé
Datos generales
Origen Bandera de España  España
Información artística
Género(s) Tecno-pop
Pop
Período de actividad 19821993, 2007, 2013, 2016-
Discográfica(s) Sony Music
EMI
Sello Autor
Web
Sitio web Web sobre Olé Olé
Miembros
Vicky Larraz
Marta Sánchez
Sonia Santana
Marta Domínguez
Emilio Estecha
Juan Tarodo
Gustavo Montesano
Luis Carlos Esteban
Marcelo Montesano
[ editar datos en Wikidata]

Olé Olé fue un grupo de música pop formado a principios de la década de 1980 por cuyas filas han pasado cantantes como Vicky Larraz, Marta Sánchez y Sonia Santana, todas en activo como solistas.

Historia

Los inicios del grupo: Vicky Larraz 1982-1985

La historia de Olé Olé se inicia en 1982, cuando en la discográfica CBS decidió crear un nuevo grupo de tecno-pop en la línea de Mecano.[1] El encargado de elegir a los miembros fue el productor argentino Jorge Álvarez, productor también de los primeros discos de Mecano.

Es así como se reunieron Luis Carlos Esteban, que procedía del grupo Trastos, Emilio Estecha, del grupo Plástico y Juan Tarodo. Como cantante eligieron a Vicky Larraz. El argentino Gustavo Montesano se incorporó poco después. En su país había formado parte del grupo de rock Crucis.[2]

El lanzamiento de Olé Olé fue con No controles, la canción que Nacho Cano regaló al grupo. No controles se publica en febrero de 1983 y se convirtió en un éxito inmediato y lanzó al grupo a la popularidad. Esta canción fue también un éxito en Italia.

El segundo sencillo fue una canción que seguía la misma línea tecno-pop, Dame. En la grabación y promoción del mismo ya se incorporó Gustavo Montesano.

Tras estos dos sencillos de adelanto se publicó su álbum homónimo, Olé Olé, producido, como todos los siguientes, por Jorge Álvarez y con arreglos de Luis Cobos. Los temas fueron compuestos por Luis Carlos Esteban y Gustavo Montesano.[3]

Su siguiente éxito fue la versión que el grupo hizo del tema L'amour est un oiseau rebelle, de la ópera Carmen de Bizet, Conspiración. De este tema también se grabó una versión en inglés, Conspiracy, que se publicó en Europa, lo que les permitió realizar una gira promocional por diversos países europeos. Conspiración fue su primer número 1 en la lista de los 40 principales. El cuarto y último sencillo de este álbum fue Adrenalina. Realizaron una extensa gira por todo el país dando a conocer este trabajo, que fue un éxito y aumentó las ventas del mismo.[4]

Voy a mil, el segundo álbum del grupo, apareció en 1984 y se presentó con el sencillo del mismo título. Se convirtió en un nuevo éxito y en él Vicky Larraz demuestra de nuevo su poderío vocal y una gran energía en cada una de sus actuaciones. El segundo sencillo fue la versión Caminemos. Solamente se extrajeron dos sencillos de este trabajo. Quedaron escondidas para el gran público canciones tecno-pop como Un golpe de suerte, Pasos de mujer o Desaparecidos entre otras. El álbum fue un éxito, aunque en menor medida que el primero.

Tras finalizar la gira de ese año, Vicky Larraz y Luis Carlos Esteban decidieron abandonar el grupo. Vicky, artista inquieta y de gran creatividad, sentía muy limitado su potencial artístico dentro del grupo, donde no podía componer. De este modo inició una carrera en solitario. Luis Carlos Esteban se convirtió en uno de los productores y compositores más reputados de España.

Éxito en Latinoamérica: Marta Sánchez 1986-1991

El éxito había acompañado al grupo desde sus inicios, pero en ese momento se sometieron a una prueba de fuego: debieron demostrar que podían sobrevivir al abandono de una cantante carismática, Vicky Larraz, y de uno de sus principales compositores, Luis Carlos Esteban. Pero de nuevo la fortuna estuvo de su lado y contaron con el apoyo de una nueva casa de discos, Hispavox. La nueva voz, Marta Sánchez, llegó procedente del grupo Cristal Oskuro.

A finales de 1985 presentaron a la nueva cantante con el lanzamiento del single y maxi y Lilí Marlén, que empezó a sonar en todas las emisoras y televisiones, destacando el relevo simbólico que Vicky Larraz dio a Marta Sánchez cuando el grupo acudió al programa Tocata, del cual Vicky era presentadora en esa época. El éxito les volvió a sonreír y esto propició el lanzamiento de su tercer álbum en 1986, bajo el título de Bailando sin salir de casa.

Así se llamó también el segundo sencillo extraído del LP, un tema compuesto por Marcelo Montesano, hermano de Gustavo, que ocuparía el lugar de Luis Carlos Esteban como teclista y compositor del grupo.

El tercer single fue una balada compuesta por Gustavo Montesano, Déjame sola, una de las canciones más apreciadas del disco. El cuarto y último single fue de nuevo un tema de Marcelo, Yo no me subo al coche de cualquiera.

El álbum llegó a ser disco de oro (más de 50.000 copias vendidas). Marta Sánchez comenzaba a ser una cantante muy conocida y el grupo había funcionado con su nueva formación.

Marta decidió de la noche a la mañana teñirse de rubia platino. Esto asusta a la compañía y a sus compañeros, pero sirve como nuevo planteamiento para la imagen y título del cuarto LP del grupo, Los caballeros las prefieren rubias.[5] En la primavera de 1987 comenzó a sonar Sola (con un desconocido), que se convirtió en su nuevo número uno y colocó el álbum en el top 20 de los discos más vendidos de España. Llegaron a superar el disco de platino (más de 150.000 copias vendidas). El segundo single fue Yo soy infiel, un tema lleno de energía que Marta interpreta demostrando que era una artista completa cuya voz mejoraba con el tiempo.

A comienzos de 1988 se extrajo el último single del LP, Secretos, un tema bailable que se conviertió en un éxito instantáneo: alcanzó el número 1 de la lista de los 40 principales en su segunda semana.

Pero además de los temas extraídos como sencillos también sonaron otras canciones del disco en radio y televisión, como la versión de la canción italiana La Bámbola, que consiguió notable éxito, Ansiedad o Poema en el avión.

El nuevo disco, Cuatro hombres para Eva se conviertió en otro éxito y volvió a superar el disco de platino. La mayoría de las canciones estaban hechas a la medida de la nueva imagen sexy de Marta.[9] También en esos momentos comenzó la conquista de América Latina, donde el grupo empezaba a adquirir una notable popularidad.

Los demás singles que dieron vida al LP serían Vecina, Sólo es un viaje y Búscala. La versión realizada en esta ocasión fue el bolero Quizás, quizás, quizás. Olé Olé y Marta Sánchez eran el grupo más popular del momento junto con Mecano.

Tras terminar la gira de este disco, Emilio Estecha decidió abandonar el grupo para dedicarse a la informática.

Su sexto LP llevó el escueto título 1990. Se marcharon a Estados Unidos a grabar bajo las órdenes de Jorge Álvarez, su productor habitual y de Nile Rodgers, un reputado productor norteamericano que había formado parte del grupo Chic y había producido a cantantes como Madonna. Nile Rodgers compuso y produjo para Olé Olé dos canciones, Te daré todo y Soldados del amor. Esta última se convirtió en el primer single del nuevo disco y en uno de los éxitos del verano de 1990, colocando además el LP en el top 5 de la lista de ventas en España. 1990 fue el disco más vendido de Olé Olé, superando el doble platino (más de 200.000 copias).[10]

La presentación del disco en televisión se llevó a cabo en el programa de Concha Velasco Viva el espectáculo, donde Marta interpreta los tres primeros singles del álbum, Soldados del amor, Con sólo una mirada y, ante una emocionada y agradecida presentadora, La chica ye-yé, canción que Concha popularizó en los años 60. El cuarto single, ya a comienzos de 1991, fue "Te daré todo". Realizaron una gira de conciertos en los veranos de 1990 y 1991, tanto por España como por Latinoamérica.[17]

A finales de 1991 Marta Sánchez decidió emprender carrera en solitario.

De nuevo, y tras 6 discos de éxito, Olé Olé se quedó sin cantante.

Tercera cantante: Sonia Santana 1992-1993

Los chicos de Olé Olé tenían bien claro que eran un grupo y que si habían sobrevivido al abandono de su primera cantante podrían superar la marcha de Marta Sánchez. Así pues, convocaron un concurso a nivel nacional en la revista El Gran Musical para elegir a su tercera cantante. Sin embargo, ni Marcelo ni Gustavo estaban de acuerdo con que la elección se hiciera así y ellos propusieron a la cantante Esther Álvarez, con quien incluso grabaron algunas maquetas.

La afortunada fue Sonia Santana, una joven cantante canaria. Con ella grabaron en 1992 Al descubierto, el que fue su séptimo y último álbum.[20]

Al descubierto fue un disco que suponía un paso hacia la madurez del grupo sin perder la esencia característica de su música. La voz melodiosa y dulce de Sonia acompañó a canciones como No mueras posibilidad o Volaba yo, que fueron los dos primeros singles del disco.

Como tercer sencillo promocionaron Pero también te deseo, un tema elegante y al más puro estilo Olé Olé. El cuarto single, Adiós, apenas se llegó a promocionar. Se trataba de una canción compuesta por Marcelo Montesano acerca del fenómeno de la inmigración. Los seguidores de Olé Olé se mantuvieron incondicionales y aceptaron a Sonia como una apuesta de futuro para el grupo.

El grupo obtuvo un éxito relativo, alcanzó el disco de oro por 50.000 copias vendidas y realizaron una gira en España y América presentando el trabajo.

Pero en esta ocasión no hubo suerte. Desencuentros entre Sonia y los chicos propiciaron el despido de la cantante, dejando al grupo de nuevo sin voz.

Esta vez no hubo continuación y este fue el final de una destacada trayectoria que abarcó más de diez años del pop español. Sus componentes se dedicaron desde de entonces a diversos proyectos en solitario, labores ligadas en la mayor parte de los casos a la producción y composición de canciones para otros artistas.

Other Languages