Ofensiva de Pomerania Oriental

Ofensiva de Pomerania oriental
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Danzigm17.jpg
Tropas y vehículos soviéticos en Danzig, marzo de 1945.
Fecha24 de febrero - 4 de abril de 1945
LugarPomerania y Prusia occidental
ResultadoVictoria soviética
Beligerantes
Bandera de la Alemania Nazi Alemania NaziBandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Bandera de Polonia Polonia
Comandantes
Bandera de la Alemania Nazi Walter Weiß
Bandera de la Alemania Nazi Dietrich von Saucken
Bandera de la Unión Soviética K. Rokossovsky
Fuerzas en combate
Desconocidas996.100 hombres[1]
Bajas
Desconocidas55.315 muertos o desaparecidos
179.045 heridos[1]

La Ofensiva estratégica de Pomerania oriental (en ruso: Восточно-Померанская наступательная операция) fue una operación militar emprendida por el Ejército Rojo en territorio alemán, hacia el final de la Segunda Guerra Mundial. Esta ofensiva tuvo lugar en Pomerania y Prusia occidental, entre febrero y abril de 1945. Las principales operaciones de esta ofensiva se concentraron en la Batalla de Kolberg y los combates durante la conquista de Danzig.

Antecedentes

El II Frente Bielorruso de Konstantin Rokossovsky se había encargado inicialmente de avanzar a través del sector noroeste del río Vístula hacia Pomerania y la gran ciudad portuaria de Danzig, con el objetivo principal de proteger el flanco derecho de I Frente Bielorruso de Zhúkov, el cual avanzaba hacia Berlín. Durante la Ofensiva de Prusia Oriental, sin embargo, a Rokossovsky se le ordenó que presionara en el norte hacia Elbing.[2]​ Esto dejó intactas a una parte sustancial de las fuerzas alemanas en Pomerania, desde donde amenazaron el flanco derecho de las fuerzas de Zhúkov. Esta posibilidad se convirtió en realidad cuando la Wehrmacht lanzó por sorpresa la "Operación Solsticio", un contraataque desde sus posiciones en Pomerania contra las líneas soviéticas en el sur. Pero la ofensiva alemana pronto chocó con la resistencia soviética y se dio por fracasada para el 18 de febrero, apenas tres días después de haber comenzado. La necesidad de asegurar los flancos hizo que los soviéticos redesplegaran al II Frente Bielorruso y retrasaran el previsto asalto final a Berlín, que finalmente tendría lugar dos meses más tarde.

Para el 13 de febrero los servicios de inteligencia alemanes habían deducido que los soviéticos primero trataría de asegurar Pomerania antes de avanzar hacia Berlín. El 2.º Ejército alemán, que defendía el largo y expuesto sector que se extendía desde Pomerania oriental hasta el comienzo de Prusia Oriental en Elbing, había solicitado autorización para retirarse, pero Adolf Hitler se negó rotundamente a esta posibilidad.[3]

Other Languages