Oda Nobunaga

Este artículo está titulado de acuerdo a la onomástica japonesa, en que el apellido precede al nombre.
Oda Nobunaga
Oda Nobunaga-Portrait by Giovanni NIcolao.jpg
Retrato de Oda Nobunaga, por el pintor jesuita Giovanni Niccolo, 1583-1590.
Daimyō
Apodo Dairokuten Maō (第六天魔王 ? «Rey demonio del sexto cielo»)[1]
Lealtad Clan Oda
Mandos Toyotomi Hideyoshi
Takigawa Kazumasu
Akechi Mitsuhide
Niwa Nagahide
Shibata Katsuie
Sassa Narimasa
Maeda Toshiie
Sakuma Nobumori
Ikeda Tsuneoki
Mori Nagayoshi
Participó en Inō – Ukino -
Marune - Okehazama -
Azukizaka - Chōkō-ji -
KanegasakiAnegawa -
Ishiyama Hongan-ji – Monte Hiei -
NagashimaMikatagahara -
HikidaOdani -
Ichijōdani – Itami -
NagashinoMitsuji -
Kizugawaguchi – Shigisan -
Tedorigawa – Hijiyama -
Tenmokuzan - Takatō -
UozuHonnō-ji

Nacimiento 23 de junio[2] de 1534
Nagoya, Bandera de Japón  Japón
Fallecimiento 21 de junio de 1582[3]
Honnō-ji, Kioto, Bandera de Japón  Japón
[ editar datos en Wikidata]
Estatua de Nobunaga en Parque Kiyosu.

Oda Nobunaga (織田 信長 ? 1534 - 1582)[7]

En 1568 ayudó a Ashikaga Yoshiaki a que fuera nombrado shōgun por el emperador, entrando a la capital, Kioto, con su ejército y tomando el control de la ciudad.[9]

En 1575 se enfrentó al clan Takeda durante la famosa batalla de Nagashino, donde sus arcabuceros derrotaron a la legendaria caballería del clan mediante el uso de disparos en rotación y no simultáneamente como se había hecho hasta entonces.[10]

Entre 1573 y 1578 se mantuvo cerca de la corte imperial y recibió diversos títulos, llegando a ser nombrado Udaijin, Ministro de la Derecha, el tercer puesto más alto en la jerarquía gubernamental.[12]

Para 1582 Nobunaga dominaba toda la parte central de Japón así como sus dos principales caminos: el Tōkaidō y el Nakasendō, por lo que quiso extender su dominio hacia el oeste. Mientras sus generales eran enviados a distintas regiones para proseguir las conquistas militares, Nobunaga fue a descansar en el templo Honnō. Akechi Mitsuhide, uno de sus principales generales, decidió traicionarlo, dio vuelta atrás sobre su ruta y sitió el templo, en lo que se conoce como « Incidente de Honnō-ji». Nobunaga murió en el lugar al cometer seppuku, aunque sus restos no pudieron ser encontrados debido a que el templo se incendió completamente.[13]

Las conquistas militares de Nobunaga iniciaron un proceso de unificación del país, el cual había estado sumido en continuas luchas por tierras y poder entre los distintos terratenientes locales. El proceso de pacificación del país fue continuado por Toyotomi Hideyoshi, otro de sus principales generales y quien tomó la autoridad de Nobunaga a su muerte gracias a que fue él quien vengó su deceso al vencer a Mitsuhide. Finalmente, la unificación del país concluyó cuando Tokugawa Ieyasu, aliado de Nobunaga, estableció el shogunato Tokugawa en 1603. Por ello, Nobunaga es considerado como el primero de los «tres grandes unificadores de Japón».

Además, algunos acontecimientos de su vida fueron determinantes en la historia de Japón: su entrada a Kioto en 1568 marca el final del periodo Sengoku y consiguientemente da inicio al periodo Azuchi-Momoyama, que toma su nombre parcialmente del castillo que mandó construir, el Castillo Azuchi. La expulsión del último shōgun Ashikaga marcó el final del segundo shogunato de la historia de Japón, el shogunato Ashikaga y también marcó el inicio de la era japonesa de « Tenshō».[8]

Biografía

Orígenes

Ubicación de la provincia de Owari, lugar de nacimiento de Nobunaga.

Nobunaga nació en el año de 1534, siendo el segundo hijo de Oda Nobuhide, un daimyō menor de la provincia de Owari,[5]

Su padre Nobuhide fue daimyō del clan Oda, aunque pertenecía a una de las ramas menores.[17]

Nobuhide luchó en contra de los daimyos de las provincias de Mikawa y Mino.[19]

En 1547 y 1548 atacó a Saitō Dōsan, daimyō de Mino, aunque posteriormente llegaron a un acuerdo de paz en el que se incluía el matrimonio de Nobunaga con la hija de Dōsan,[18] Nōhime.

Años más tarde Nobuhide atacó el Castillo Okazaki, custodiado por Tokugawa Hirotada, padre de Tokugawa Ieyasu y aliado de Yoshimoto. Hirotada solicitó el auxilio de su aliado, quien aceptó ayudarlo con la condición de que Hirotada enviara a su hijo a Sunpu como rehén. Hirotada aceptó, pero su hijo fue secuestrado por los hombres del clan Oda. Por consiguiente Hirotada dudó en seguir atacando al clan, aunque Yoshimoto prosiguió la lucha y en 1549 infligió severos daños a las tropas de Nobuhide,[15]

Juventud

Nobunaga tuvo su genpuku —o ceremonia de mayoría de edad— en 1546 en el Castillo Furuwatari, donde cambió su nombre a Saburo Nobunaga.[20]

Su forma de vestir era extravagante: usaba mangas cortas con colores extraños[26] lo que conmocionó a los presentes.

Daimyō

Representación de Oda Nobunaga.

Tras la muerte de su padre, Nobunaga mostró poco interés en tomar el control del clan y administrar sus dominios, por lo que uno de sus vasallos, Hirate Kiyohide, cometió seppuku en 1553[5]

No fue hasta 1560 cuando definitivamente se afianzó en el poder de todo el clan.[30]

Relación con Mino y Mikawa

En 1556 Saitō Yoshitatsu se enfrentó a su padre adoptivo, Saitō Dōsan, en la batalla de Nagaragawa.[6]

Por su parte el clan Matsudaira comenzó a atacar los castillos del clan Oda en la provincia de Mikawa en 1558.[6]

Imagawa Yoshimoto avanzó hacia el oeste gracias a una serie de alianzas por medio de matrimonios arreglados con otros dos clanes con los que habían tenido conflictos: la hija de Imagawa Yoshimoto se casó con el hijo de Takeda Shingen, del clan Takeda, y la hija de Shingen se casó con el hijo de Hōjō Ujiyasu. La hija de Ujiyasu se casó con el hijo de Yoshimoto. Habiendo establecido estas alianzas, los Hōjō se expandieron en Kantō, el clan Takeda se movió para afianzar Shinano y los Imagawa se dirigieron a atacar a los Oda en Owari.[6]

En dos ocasiones, en 1554 y 1558, Nobunaga se enfrentó a ataques a menor escala en Owari por parte de Yoshimoto. Posteriormente el clan Imagawa juntó numerosos ejércitos entre las provincias de Suruga, Tōtōmi y Mikawa para llevar a cabo un ataque mucho mayor. Según recuentos de la época, el ejército contaba con 40.000 soldados.[6]

Batalla de Okehazama

Representación de Imagawa Yoshimoto. Sus tropas fueron sorprendidas durante la batalla de Okehazama, lo que puso a Nobunaga en la cima del poder militar del país.

Imagawa lanzó un primer ataque contra una de las fortalezas de la frontera, en Washizu y Marune. Exploradores de Nobunaga le notificaron que el castillo había sido completamente destruido y que el ejército enemigo, incluyendo a su comandante, estaba descansando en un lugar conocido como Dengakuhazama. Mientras el enemigo celebraba los resultados que habían obtenido hasta el momento, Nobunaga preparó a su ejército, estimado en poco más de 3.000 soldados,[33]

Alianzas posteriores a Okehazama

Gracias a su victoria en Okehazama, Nobunaga ascendió a la cima del poder militar en el país.[34]

Ataques a Mino

Después de que Saitō Yoshisatsu rompió relaciones con el clan Oda, Nobunaga comenzó una serie de ataques en contra de la provincia de Mino, los cuales duraron entre 1559 y 1567, cuando finalmente cayó el Castillo Inabayama, en gran medida gracias a las acciones de Toyotomi Hideyoshi.[35]

Tenka fubu

Tenka fubu.

Nobunaga reubicó su cuartel general desde Kiyosu hasta Inabayama después de tomar la ciudad (la cual estaba asentada sobre el Nakasendō)[36]

Ese mismo año de 1567 el emperador le envió una embajada especial expresando su aprecio por la lealtad y sinceridad de su difunto padre, recomendándole seguir sus pasos. Le solicitó restablecer el orden imperial, e incluso expresó su deseo de que Nobunaga fuera hasta Kioto a restaurar el orden.[37]

Nobunaga y el último shōgun Ashikaga

Ashikaga Yoshihide fue nombrado shōgun en 1568,[8] El emperador, además, les ordenó que le ayudaran a recuperar las propiedades que habían pertenecido a la familia imperial. Yoshiaki quiso también nombrar a Nobunaga como kanrei, pero éste se negó a subordinarse al shogunato e intentó dominar al shōgun.

Para este momento de la historia, Nobunaga dominaba las provincias de Owari, Mino, partes de Ise e Iga, así como la parte sur de Ōmi, la cual había tomado durante su viaje a Kioto.[42]

1570-1573

A partir de 1570 el shōgun comenzó a rebelarse contra las imposiciones de Nobunaga y buscó apoyo en diversos clanes. En respuesta, Nobunaga no atacó directamente al shōgun, sino a los daimyos que se oponían a él o buscaban apoyar al shōgun, comenzando con Asakura Yoshikage de Echizen.[43]

A comienzos de año Nobunaga atacó la fortaleza del clan Asakura en Echizen, pero tuvo que retirarse debido a que el clan Azai y el clan Rokkaku declararon su lealtad hacia los Asakura. La entrada del clan Azai en el conflicto puso fin al tratado de paz que habían hecho Nobunaga y Nagamasa años antes. Ahora, con dos frentes de batalla, Nobunaga respondió atacando al Castillo Odani, en la capital de la provincia de Ōmi.[44]

Batalla de Anegawa
Vista actual del río Anegawa.

Nobunaga se enfrentó a los Azai y los Asakura junto con su aliado Tokugawa Ieyasu en el río Anegawa ese mismo año,[4]

Las tropas de Nobunaga avanzaron contra el castillo de los Azai, el Castillo Odani, y cruzando el río se enfrentaron con las tropas del clan, mientras que una pequeña porción se dirigió a asediar el Castillo Yokohama. Mientras tanto, las tropas del clan Tokugawa se enfrentaron con las del clan Azai, ganándoles fácilmente. Debido a que Nobunaga tenía problemas en su enfrentamiento, Tokugawa arremetió por el flanco derecho, mientras que Inaba Ittetsu, vasallo del clan Oda y quien hasta entonces no había participado en la batalla, pues fungía como reserva, atacó por el izquierdo. Nobunaga salió victorioso de la batalla, la cual prácticamente se peleó mano a mano.

A pesar de que las tropas del clan Oda tomaron pequeños castillos dentro de la provincia, las tropas combinadas del clan Azai y Asakura lograron repeler los asaltos hasta 1571.[44]

A finales de 1570 Nobunaga se enfrentó contra el clan Miyoshi y sus aliados los Ikkō-Ikki, monjes guerreros miembros de la secta budista del Jōdo Shinshū del Hongan-ji, por lo que sus tropas se debilitaron a causa de tantos frentes abiertos. A través de la intercesión del trono, Nobunaga logró un acuerdo de paz con el clan Azai, que fue roto por Azai Nagamasa en 1571 cuando se unió a los Ikkō-Ikki en batalla. Antes de regresar a Ōmi, Nobunaga tuvo dos enfrentamientos de importancia: uno en el monte Hiei y otro en la provincia de Tōtōmi.[46]

Ataque al monte Hiei
Vista actual del monte Hiei. La masacre de los monjes de este lugar ha sido uno de los actos más controversiales de Nobunaga.

Otra facción enemiga de Nobunaga eran los monjes guerreros del Monte Hiei, quienes habían atacado Kioto en varias ocasiones anteriormente y se habían aliado con los Ikkō-Ikki, los Azai y los Asakura.[5]

Luis Frois, misionero jesuita que llegó a Japón en 1563 describió el ataque de la siguiente forma:

En su arribo a Sakamoto se dio cuenta de que debido a que estaba acompañado por un ejército de 30.000 hombres estaba en buena posición para tomar venganza de los bonzos (monjes) de las universidades de Hieizan, por lo que juntó a todo su ejército para reducir a los monjes. Cuando los bonzos se enteraron de su intención y vieron que no había más recursos, enviaron un ofrecimiento de 300 barras de oro (cada una con un valor de 45 taels de plata) y 200 barras fueron enviadas desde el pueblo de Katata. Pero Nobunaga no aceptó ninguna de ellas, declarando que no había ido a enriquecerse sino a castigar sus crímenes con severidad y rigor. Cuando los sátrapas de las universidades escucharon su respuesta, aunque sabían que Nobunaga tenía poco respeto por los kami (deidades Shintō) y hotoke (Buda), aún no creían que destruiría el ídolo de Sannō, ya que era muy venerado y sus castigos no eran menos temidos. Por esta razón todos ellos decidieron reunirse en el templo (el cual está en la cima de la montaña) y abandonar todos los otros templos y sus tesoros. Al mismo tiempo los bonzos persuadieron a la gente del pueblo de Sakamoto para que subieran junto con sus mujeres y niños.
Sabiendo que los tenía a todos en la cima de la montaña, Nobunaga inmediatamente dio instrucciones de incendiar Sakamoto y pusieran a espada a todos aquellos que se encontraran en el pueblo. Esto fue el 29 de septiembre de este año, 1571[...] Y para mostrarles a los bonzos que estaban en la montaña el poco respeto que tenía por las quimeras [...] y por los castigos de Sannō, la segunda cosa que hizo fue quemar todos los templos de este ídolo que estaban abajo a los pies de la montaña: también destruyó siete universidades de las cuales no quedó nada. Después desplegando su ejército de 30.000 hombres en forma de anillo alrededor de la montaña, dio la orden de avanzar hacia la cima. Los bonzos comenzaron a resistirse con sus armas e hirieron como a 150 soldados. Pero fueron incapaces de hacer frente a tan feroz asalto y fueron todos puestos a espada, junto con sus hombres, mujeres y niños de Sakamoto[...]

Al día siguiente[...] incendiaron el gran templo de Sannō[...] Y después Nobunaga ordenó a un gran número de mosqueteros que fueran a las colinas y bosques como si fueran de cacería; debían de encontrar a cualquier bonzo que se escondiera ahí, que no perdonaran la vida de ni uno de ellos[...] Pero Nobunaga no estaba satisfecho con esta victoria y deseaba saciar su sed de venganza aún más e incrementar su fama. Por lo que comandó a todo su ejército para ir y saquear las casas restantes de los bonzos e incendiar los cuatrocientos extraños templos de esas famosas universidades de Hieizan. Y el mismo día todos habían sido destruidos, incendiados y reducidos a cenizas. Después ordenó a su ejército que fuera a Kataka, la cual fue incapaz de ofrecer resistencia y también fue consumida por el fuego. Ellos me dijeron que ahí habían muerto como 1.500 bonzos y el mismo número de seglares, hombres, mujeres y niños.[49]

Lucha contra Takeda Shingen

Nobunaga pensaba atacar nuevamente al clan Azai en 1572 pero Takeda Shingen no lo permitió. Uniéndose a la causa de Ashikaga Yoshiaki, Shingen rompió la alianza con Nobunaga en 1565 y atacó su flanco este. A finales de 1572 el ejército del clan Takeda venció a Nobunaga en la batalla de Mikatagahara en Tōtōmi. Afortunadamente para Nobunaga, Shingen falleció al año siguiente, lo que provocó que la situación del shōgun quedase fuertemente resentida.

Colapso del shogunato Ashikaga

A su regreso a Kioto en 1573 después de estar en Tōtōmi, Nobunaga no sólo confrontó al shōgun sino también a los habitantes de la capital, a quienes les exigió el pago de un gran tributo militar como símbolo de obediencia.[8]

Al mes siguiente de haber depuesto a Ashikaga Yoshiaki, Nobunaga se dirigió nuevamente hacia Ōmi por última ocasión.[50]

Extinción del clan Azai y del clan Asakura

Cualquier rastro de estos clanes desapareció cuando Nobunaga asedió los castillos Odani e Ichijō no tani.[4]

Mientras los soldados de Nobunaga se acercaban al Castillo Odani, Azai Nagamasa solicitó refuerzos a Asakura Yoshikage. Cuando los soldados del clan Asakura salían hacia el sur, Nobunaga los interceptó y venció fácilmente en su cuartel general de Echizen, Ichijō no tani, por lo que Yoshikage cometió seppuku. Después de su victoria se dirigió a Tōtōmi, donde también venció fácilmente al clan Azai. Allí, tanto Nagamasa como su padre cometieron seppuku, a la madre de Nagamasa la mataron después de que le quitaron los dedos y su hijo también fue ejecutado. La esposa de Nagamasa (hermana de Nobunaga) y sus tres hijas fueron llevadas hasta Owari.[51]

Como conclusión de esos cuatro años de luchas, cabe mencionar que ningún otro daimyō del periodo Sengoku hizo frente a tantos retos y a adversarios tan dispares en un plazo de tiempo tan corto. Las tropas de Nobunaga se tuvieron que enfrentar a dos clanes que habían roto relaciones con ellos —los Azai y Takeda— así como a otros clanes y grupos religiosos que los confrontaron en el triángulo comprendido entre Echizen, Settsu y Tōtōmi.[51]

Gobierno de facto

El exilio de Yoshiaki dejó a Nobunaga como figura central del gobierno de Japón. Durante los años siguientes a 1573 Nobunaga se acercó al trono y fue promovido como Sangi, Gondainagon, Ukon'e no Daishō, Naidaijin y se convirtió en Udaijin en 1577.[52]

En 1578 renunció a todos los títulos conferidos y solicitó que fueran transferidos a su hijo.[11]

Castillo Azuchi

Reconstrucción del tenshu o torre principal del Castillo Azuchi.

A finales de 1575 Nobunaga delegó el control del clan a su hijo Nobutada y lo nombró daimyō de las provincias de Mino y Owari, por lo que éste ocupó el Castillo Gifu. En 1576 ordenó la construcción de una nueva fortaleza para su propio uso en Azuchi, en la provincia de Ōmi. La ubicación de Azuchi, entre el mar de Japón y el océano Pacífico, tenía la ventaja de contar con fácil acceso al Mar Interior así como a la parte oriental de Japón, al mismo tiempo que estaba a una distancia óptima de la capital del país: estaba lo suficientemente cerca como para responder rápidamente a cualquier levantamiento armado pero lo suficientemente alejada como para evitar los constantes conflictos que aquejaban a Kioto.[53]

Nobunaga ordenó la construcción de su nuevo castillo en la cima de una montaña llamada Azuchiyama, la cual estaba justo a orillas del lago Biwa. La torre del homenaje o tenshu fue terminada de construir en 1579, año en que se convirtió en su residencia oficial, aunque se siguieron haciendo trabajos en el complejo hasta el día de su muerte.[53]

El castillo, finamente decorado y con majestuosos jardines, contaba con un salón especial cuyo propósito era recibir visitas imperiales.[52]

El castillo revolucionó definitivamente la forma en que se construyeron las fortificaciones japonesas de la época, siendo el primer hirayamahiro, o castillo construido en una planicie en la cima de una montaña.[7]

Otras conquistas

Japón durante el periodo Azuchi-Momoyama.

Después de su campaña en Ōmi, Nobunaga continuó consolidando su poder en la región, por lo que envió a Shibata Katsuie a la región de Hokuriku, Tokugawa Ieyasu continuó la lucha contra el clan Takeda al este, Akechi Mitsuhide se trasladó a las provincias de San'in al oeste y Toyotomi Hideyoshi comenzó a marchar por el San'yōdō al suroeste.[55]

Nobunaga finalmente conquistó Settsu, la última de las provincias antiguas de Japón, mientras que Katsuie tomó Wakasa, Noto, Kaga y parte de Etchū. Mitsuhide y sus hombres entraron a Tanba, Tango, Tajima, Inaba y una porción de Hōki. Hideyoshi avanzó de Harima hacia Bizen, Mimasaka y Bitchū. Por su parte, Ieyasu se anexó los antiguos dominios del clan Takeda de Kai, Suruga, Shinano y parte de Kōzuke. En total, Nobunaga controlaba 31 de las 66 provincias de Japón.[55]

Lucha contra el clan Takeda

La lucha contra el clan Takeda se había detenido en 1573 con la muerte de Takeda Shingen, pero un año después el heredero del clan, Takeda Katsuyori, atacó tanto al dominio de Mikawa de Tokugawa como a Mino de Nobunaga, quien se vio obligado a mandar a algunos generales de otros frentes para defender su provincia.[55]

En 1575 fuerzas del clan Takeda, comandadas por Takeda Katsuyori asediaron el Castillo Nagashino, el cual estaba custodiado por Torii Sune'emon. Sune'emon solicitó la ayuda de Ieyasu y de Nobunaga, quienes enviaron tropas en su auxilio.[10]

Batalla de Nagashino
Representación de la batalla de Nagashino.

De los 15.000 soldados que habían participado en el asedio al castillo, 12.000 lo hicieron en la subsiguiente batalla, mientras que en el bando de Nobunaga-Ieyasu el ejército contaba con 38.000 hombres. Nobunaga disponía de 3.000 arcabuceros, por lo que decidió ubicarse a unos 100 metros de distancia de un pequeño río llamado Rengogawa, y construyó una palizada de unos 2.100 metros de largo, hecha a base de vallas de estacas sueltas con algunos huecos desde los cuales se pudiera contraatacar.[10]

La caballería del clan Takeda decidió ir al encuentro de las tropas de Nobunaga, las cuales avistaron a una distancia de 200 metros. Katsuyori, a pesar de haber visto que el enemigo contaba con un gran número de armas de fuego, decidió atacar confiado en que había llovido un día antes, por lo que pensaba que la mayoría de ellas estarían inservibles, además de que confiaba en la velocidad de su carga de caballería. A las 6 de la mañana del 28 de junio de 1575 Katsuyori dio la orden de avanzar, cruzando lentamente el río. Cuando llegaron a la otra orilla rápidamente aumentaron la velocidad, pero cuando llegaron aproximadamente a 50 metros de la valla, los arcabuceros del clan Oda comenzaron a disparar en rondas, causando un gran número de bajas al instante. Los samuráis del clan Takeda que no fueron alcanzados por las balas se enfrentaron entonces a soldados ashigaru armados con lanzas de 5,6 metros de longitud, además de otros samuráis con lanzas más cortas.[10]

La batalla continuó hasta la tarde, cuando Katsuyori ordenó la retirada y sus tropas restantes fueron perseguidas. En total, alrededor de 10.000 soldados del clan Takeda, 54 de los 97 líderes, así como ocho generales veteranos, parte de los « Veinticuatro Generales de Takeda Shingen», murieron durante el enfrentamiento.[10]

Después de la victoria en Nagashino aún les costó siete años a las tropas del clan Oda y del clan Tokugawa recuperar los territorios perdidos, entrar al dominio Takeda y forzar la rendición de Katsuyori, quien se suicidó en 1582. Cuando derrotaron finalmente al clan Takeda, el cual pudo resistir tanto tiempo los ataques principalmente porque se habían aliado con el clan Uesugi en una coalición anti-Oda, Ieyasu absorbió los dominios que les habían pertenecido.[56]

Nobunaga y los monjes guerreros

Otros de sus principales enemigos fueron los monjes guerreros Ikkō-Ikki, miembros de la secta budista del Jōdo Shinshū. Con los Ikkō-Ikki Nobunaga mantuvo una rivalidad de doce años. Desde el periodo Sengoku este grupo se había convertido en la tercera fuerza política del país, e incluso habían expulsado al daimyō gobernante y habían constituido un gobierno en el territorio integrado por una alianza de comuneros y granjeros que compartían las mismas ideas religiosas.[48]

Nobunaga y sus vasallos tomaron algunas de sus fortalezas: en 1574 la de Ise, en 1575 las de Echizen y Owari, y la de Kii en 1577.[48]

Numerosos creyentes a lo largo del país, algunos daimyos como Mōri Terumoto, e incluso el depuesto shōgun Yoshiaki ayudaron a defender la fortaleza, pero Nobunaga logró vencer las defensas bloqueando la bahía de Osaka después de varias batallas navales contra la flota del clan Mōri. En 1580 el abad ofreció su rendición, la cual fue negociada, y es prácticamente la única que se dio de esa forma en las guerras que llevó a cabo Nobunaga.[57] Cuando Ishiyama se rindió, Nobunaga le envió al abad a través de un miembro de la corte, Konoe Sakihisa, un juramento extraordinario:

Artículo: Ya que hay preocupación sobre los rehenes, ellos serán enviados de vuelta a ti.
Artículo: Aquellos templos derivados [de la secta Shinshū] que los han protegido [en el pasado] seguirán como hasta ahora [sin represalias].
Artículo: Después de que hayan dejado el castillo en Osaka, [sus templos] en Kaga serán devueltos sin problemas.[57]

Ataque en Iga y Koga

Los ninja más respetados y famosos eran los de Iga y Ueno, quienes fueron contratados por distintos daimyos entre 1485 y 1581, hasta que en ese año Nobunaga emprendió una campaña para atacar sus tierras.[60]

Incidente de Honnō-ji

Representación de la era Meiji del incidente de Honnō-ji.

Para 1582 Nobunaga dominaba casi toda la parte central de Japón así como sus dos principales caminos: el Tōkaidō y el Nakasendō, por lo que decidió extender su dominio hacia el oeste. Esta tarea se encomendó a dos de sus principales generales: Toyotomi Hideyoshi pacificaría la parte sur de la costa oeste del mar Interior de Seto, en Honshū, mientras que Mitsuhide Akechi, otro de sus generales de confianza, iría por la costa norte del mar de Japón. Durante el verano de ese mismo año, Hideyoshi se encontraba detenido en el asedio al Castillo Takamatsu, el cual era controlado por el clan Mōri.[13]

Hideyoshi solicitó refuerzos a Nobunaga, quien ordenó a Mitsuhide que fuera por delante para después unírseles. Mitsuhide, a mitad de camino, decidió dar media vuelta hacia Kioto, donde Nobunaga había decidido quedarse en el templo Honnōji con tan sólo su guardia personal. Mitsuhide Akechi, quien acusaba a Nobunaga de haber causado la muerte de su madre, atacó el templo y lo incendió en lo que se conoce como « Incidente de Honnōji», donde Nobunaga murió al cometer seppuku.[13] Su fiel ayudante Mōri Ranmaru murió defendiendo a su señor, junto con otros fieles a Nobunaga.

Uno de los relatos del acontecimiento proviene nuevamente de Luis Frois, quien se encontraba cerca de la escena:

[...] «Cuando los hombres de Akechi llegaron a las puertas del palacio, todos entraron al mismo tiempo al no haber nadie para resistirles debido a que no existían sospechas de su traición. Nobunaga se acababa de lavar las manos y la cara y estaba secándose con una toalla cuando lo encontraron e inmediatamente le dispararon una flecha en un costado. Sacándose la flecha, salió cargando una naginata [...] Peleó durante algún tiempo, pero después de recibir un disparo en el brazo se replegó a su recámara y cerró las puertas.
Algunos dicen que se cortó el vientre [se realizó el seppuku], mientras que otros creen que le prendió fuego al palacio y pereció en las llamas. Lo que sabemos, sin embargo, es que de este hombre, quien hizo a todos temblar no sólo con el sonido de su voz sino incluso con la mención de su nombre, no permaneció ni siquiera un pequeño cabello que no fuera reducido a polvo y cenizas».[61]

Consecuencias

Durante el «Incidente de Honnō-ji», Hideyoshi se encontraba asediando el Castillo Takamatsu y recibió rápidamente la noticia de la muerte de su señor, por lo que inmediatamente hizo una tregua con el clan Mōri y regresó a Kioto a marchas forzadas. Los ejércitos del recién auto nombrado shōgun Akechi Mitsuhide y el de Hideyoshi se encontraron en las orillas del río Yodo, muy cerca de un pequeño poblado llamado Yamazaki, del cual el enfrentamiento recibe su nombre. Hideyoshi salió victorioso y Mitsuhide se vio obligado a escapar. Durante su huida un grupo de campesinos le dio muerte, terminando así su gobierno de tan solo 13 días.[62]

El hecho de haber vengado la muerte de su antiguo señor dio a Hideyoshi la oportunidad esperada de convertirse en la máxima autoridad militar del país y durante los siguientes dos años se enfrentó y venció a los rivales que se le opusieron. En 1585, y después de haber afianzado el control del centro del país, comenzó a avanzar hacia el oeste, más allá de los límites que había logrado alcanzar Nobunaga.[64]

Other Languages
asturianu: Oda Nobunaga
azərbaycanca: Oda Nobunaqa
беларуская: Ода Набунага
български: Ода Нобунага
bosanski: Oda Nobunaga
català: Oda Nobunaga
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Oda Nobunaga
čeština: Nobunaga Oda
Deutsch: Oda Nobunaga
English: Oda Nobunaga
Esperanto: Oda Nobunaga
euskara: Oda Nobunaga
français: Oda Nobunaga
galego: Oda Nobunaga
hrvatski: Oda Nobunaga
magyar: Oda Nobunaga
Bahasa Indonesia: Oda Nobunaga
íslenska: Nobunaga Oda
italiano: Oda Nobunaga
日本語: 織田信長
ქართული: ოდა ნობუნაგა
қазақша: Ода Нобунага
Latina: Oda Nobunaga
lietuvių: Oda Nobunaga
Malagasy: Oda Nobunaga
Bahasa Melayu: Oda Nobunaga
Nederlands: Oda Nobunaga
norsk bokmål: Oda Nobunaga
polski: Nobunaga Oda
português: Oda Nobunaga
română: Nobunaga Oda
русский: Ода Нобунага
srpskohrvatski / српскохрватски: Nobunaga Oda
Simple English: Oda Nobunaga
slovenčina: Nobunaga Oda
српски / srpski: Ода Нобунага
Basa Sunda: Oda Nobunaga
svenska: Oda Nobunaga
Tagalog: Oda Nobunaga
Türkçe: Oda Nobunaga
українська: Ода Нобунаґа
Tiếng Việt: Oda Nobunaga
Winaray: Oda Nobunaga
吴语: 织田信长
中文: 織田信長
文言: 織田信長
粵語: 織田信長
isiZulu: Oda Nobunaga