Ocupación de Japón

Ocupación aliada de Japón

Ocupación militar

Flag of Japan.svg

1945-1952

Flag of Japan.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Japón
Capital Tokio
Idioma oficial Japonés
Historia
 •  2 de septiembre de 1945
 •  28 de abril de 1952
Moneda Yen

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Japón fue ocupado por las fuerzas aliadas, lideradas por los Estados Unidos con contribuciones de parte de Australia, la India británica, el Reino Unido y Nueva Zelanda. Esta presencia de ocupación extranjera constituyó la primera vez que la nación-isla era ocupada por una potencia extranjera desde su unificación. El tratado de San Francisco firmado el 8 de septiembre de 1951 marcó el fin de la ocupación aliada y subsecuente entró en vigor el 28 de abril de 1952, cuando Japón se convirtió nuevamente en un estado, ahora condicionadamente independiente.

Rendición

El Acta de rendición, fechada el 2 de septiembre de 1945.

Inicialmente, Japón se rindió ante los aliados el 14 de agosto de 1945, cuando el gobierno japonés Suzuki notificó a los aliados que había aceptado la Declaración de Potsdam. Al día siguiente, el emperador Hirohito anunció por la radio la rendición incondicional de Japón. El anuncio fue la primera emisión de radio del emperador y la primera vez que la mayoría de los ciudadanos japoneses escuchó su voz.[1]​ Esta fecha es conocida por los estadounidenses como la "Victoria sobre Japón" o Día V-J y marcó el fin de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de un largo camino en la recuperación de Japón tras la destrucción.

El Día V-J, el presidente de Estados Unidos Harry S. Truman nombró Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas al general Douglas MacArthur para que supervisara la ocupación de Japón. Durante la guerra, las potencias aliadas habían planeado dividir Japón entre ellas a los efectos de la ocupación, como fue realizado para la ocupación de Alemania; sin embargo, al final, se concedió al Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas el control directo sobre las islas principales de Japón ( Honshū, Hokkaidō, Shikoku y Kyūshū) y las islas inmediatamente circundantes, mientras que las posesiones periféricas se dividieron entre las fuerzas aliadas como sigue:

No está claro por qué el plan de ocupación fue modificado. Las teorías más comunes incluyen el poder mayor de Estados Unidos tras el desarrollo de la bomba atómica, la gran desconfianza de Truman hacia la Unión Soviética comparado con Roosevelt y un deseo creciente por contener la expansión soviética en el Lejano Oriente tras la Conferencia de Yalta. La Unión Soviética tuvo intención de ocupar Hokkaidō.[3]

Asimismo, se establecieron la Comisión del Lejano Oriente y el Consejo Aliado para Japón, ambos con el objetivo de supervisar la ocupación de Japón.[4]

Los oficiales japoneses partieron hacia Manila el 19 de agosto de 1945 para encontrarse con MacArthur y ser informados de sus planes para la ocupación. El 28 de agosto, 150 estadounidenses marcharon a Atsugi (Kanagawa), seguidos por el USS Missouri (BB-63), que desembarcó a la 4.ª. División de Marines en la costa sur de la Prefectura de Kanagawa. Este fue el primer contingente aliado en ocupar Japón.

MacArthur llegó a Tokio el 30 de agosto de 1945 y decretó de inmediato varias leyes: Ningún personal aliado debía asaltar al pueblo japonés; ningún personal aliado debía comer la escasa comida japonesa. En un inicio, el izamiento de la bandera " Hinomaru" o "Sol Naciente" fue severamente restringido (aunque los individuos y las oficinas de prefectura podían solicitar permiso para izarla). La restricción fue parcialmente abandonada en 1948 y de forma total el año siguiente.[5]

Representantes de Japón a bordo del USS Missouri previo a la firma de la Capitulación de Japón.

El 2 de septiembre, Japón se rindió formalmente con la firma del Acta de capitulación japonesa. Las fuerzas aliadas (principalmente estadounidenses) fueron encargados de supervisar el país. Técnicamente, se suponía que el general MacArthur deferiria a un consejo consultivo creado por las potencias aliadas, pero en la práctica todo lo hizo él mismo. Su primera prioridad era la creación de una red de distribución de alimentos, tras el colapso del gobierno y la destrucción total de la mayoría de las principales ciudades prácticamente todos se morían de hambre. Incluso con estas medidas, millones de personas siguieron al borde de la inanición durante varios años después de la rendición.[6]

Douglas MacArthur y el emperador Hirohito en una reunión.

Una vez que fue creada la red de alimentos, a un costo de más de US$1 millón por día, MacArthur se propuso ganar el apoyo de Hirohito. Ambos se reunieron por primera vez el 27 de septiembre, siendo la fotografía de los dos juntos una de las más famosas de la historia japonesa. Sin embargo, el autor francés Robert Guillain asegura que muchos se sorprendieron de que MacArthur vistiera su uniforme normal de servicio sin corbata, en lugar de su uniforme de gala para reunirse con el emperador. El mismo autor dice que MacArthur puede haber hecho esto a propósito, para enviar un mensaje en cuanto a lo que él consideraba era estatus del emperador.[8]

Para fines de 1945, más de 350.000 estadounidenses estaban estacionados a lo largo de todo Japón. Para fines de 1946, empezaron a llegar en gran número tropas de recambio y fueron asignadas al Octavo Ejército de MacArthur, con sede en el edificio Dai-Ichi de Tokio. De las islas principales de Japón, Kyūshū fue ocupada por la 24.ª División de Infantería, con jurisdicción en Shikoku; Honshū fue ocupada por la 1.ª División de Caballería, mientras que Hokkaidō fue ocupada por la 11.ª División Aerotransportada.

Para junio de 1950, todas estas unidades del ejército habían sufrido extensas reducciones de tropa y su efectividad de combate fue seriamente debilitada. Cuando Corea del Norte invadió a Corea del Sur, miembros de la 24a. División volaron a Corea del Sur para tratar de detener la invasión masiva allí, pero cuando las tropas de ocupación novatas fueron enviadas a la lucha casi de la noche de la mañana, sufrieron fuertes bajas y se vieron obligados a retroceder hasta que otras tropas de ocupación de Japón pudieron ser enviadas a ayudarlas.

Other Languages