Ocupación aliada de Alemania

Deutsches Reich1
Imperio alemán1

Ocupación militar

Flag of the German Reich (1935–1945).svg

1945-1949

Flag of Saar (1947–1956).svg
Flag of Germany.svg
Flag of East Germany.svg
Flag of Berlin.svg

Capital Berlín2
Período histórico Guerra Fría
 •  Final de la Guerra 9 de mayo de  1945
 •  Protectorado del Sarre 15 de diciembre de 1947
 •  Creación de la
Alemania Occidental
23 de mayo de 1949
 • Creación de la
Alemania Oriental
7 de octubre de  1949
Moneda Reichsmark (1945-48)
Rentenmark (1945-48)
Deutschmark (1948-49)
Ostmark (1948-49)
1. Después de 1945 continuó empleándose el término Deutsches Reich para referirse al territorio alemán.[1]
2. De iure, aunque cada zona ocupada tuvo su propia sede administrativa.

La ocupación aliada de Alemania se inició después de la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, al dividirse el país entre las tres potencias victoriosas y Francia. Las potencias aliadas dividieron el territorio alemán situado al oeste de la línea Oder-Neisse en cuatro zonas de ocupación, teniendo en cuenta las fronteras del Reich en 1937. Los territorios situados al este de esta línea fueron repartidos entre Polonia y la Unión Soviética.

En las últimas semanas de la guerra en Europa, las Fuerzas de los Estados unidos habían avanzado más allá de los límites que se habían acordado en las conferencias durante la guerra, llegando a avanzar en algunos sitios más de 200 kilómetros. Cuando hubo finalizado la guerra, la línea de contacto entre las fuerzas soviéticas y estadounidenses fue temporal y después de dos meses, en los primeros días de julio de 1945 las fuerzas norteamericanas se retiraron de las áreas que habían sido asignadas a los soviéticos.[2] Aunque esta división administrativa debería durar indefinidamente, los Estados Unidos, Francia y Reino Unido fusionaron prematuramente sus zonas para contrarrestar cualquier influencia política, económica o militar desde la zona de ocupación soviética, también conocida como Alemania Oriental. El resultado de esta fusión fue el Estado conocido como Alemania Occidental, y desde 1949 la división de Alemania y de su capital Berlín se convirtió en un icono de la Guerra Fría.

Las zonas de ocupación

Zona de ocupación británica

Auxiliares femeninas de la RAF en Berlín, junto a una soldado soviética.

La zona británica estaba compuesta por los estados de Schleswig-Holstein, Hamburgo, Baja Sajonia y el actual estado de Renania del Norte-Westfalia. Los cuarteles del gobierno militar británico estaban en la ciudad balneario de Bad Oeynhausen.

A comienzos de julio el Ejército británico se retiró de algunas pequeñas porciones de su sector de ocupación, ya que previamente se había acordado que esas zonas estarían bajo ocupación del ejército soviético. Estos territorios incluían el Amt Neuhaus de Hannover, algunos enclaves de Brünswick (por ejemplo, el Condado de Blankenburg) e intercambiaron algunos pueblos de Holstein y Mecklemburgo según el Acuerdo Barber-Lyashchenko. Dentro de la zona de ocupación británica, estos restablecieron el estado de Hamburgo pero lo hicieron según los límites administrativos establecidos por las autoridades nazis en 1937. Los británicos también crearon los nuevos estados Schleswig-Holstein (que hasta 1946 había sido la Provincia prusiana de Schleswig-Holstein); Baja Sajonia (a partir de la unión de Brünswick, Oldenburgo y Schaumburg-Lippe con el efímero Estado de Hannover) en 1946; Renania del Norte-Westfalia (a partir de la unión de Lippe con las provincias prusianas del Rin y Westfalia) en 1946-1947. También en el año 1947 se produjo la secesión de la Ciudad Libre Hanseática de Bremen, que se integró en la zona de ocupación estadounidense.

Gran parte de la zona de ocupación británica había constituido en su día el Reino de Hannover. Este Estado llegó a formar una unión personal con el Reino Unido entre 1714 y 1837 (en teoría compartían monarca, pero por lo demás ambos funcionaban por separado).

Zona de ocupación estadounidense

La zona estadounidense estaba compuesta por los estados de Baviera, Hesse y Wurtemberg-Baden (parte norte del actual estado de Baden-Wurtemberg). También el puerto de Bremen junto con el área de Bremerhaven estaban bajo el control de los estadounidenses, debido a sus peticiones para poder controlar algunos puertos en la Alemania del norte. Los cuarteles generales del gobierno militar estadounidense se encontraban en el edificio IG Farben, en la ciudad de Fráncfort del Meno. Inicialmente, la zona de ocupación nortamericana iba a abarcar más zonas de Alemania, pero tanto estadounidenses como británicos decidieron que los franceses también debían participar en la administración de los territorios ocupados. Por ello, los estadounidenses cedieron varias regiones a los franceses.

Desde comienzos de mayo de 1945, numerosas tropas de combate y pilotos norteamericanos que se encontraban en Alemania fueron enviados de vuelta a Estados Unidos. Algunos de los oficiales experimentados y suboficiales fueron destinados al teatro de operaciones del Pacífico para combatir contra los japoneses, por lo que las fuerzas norteamericanas desplegadas en la zona fueron reorganizadas.

A partir del 1 de enero de 1947, la administración de la zona de ocupación estadounidense se unió con la zona británica en la llamada " Bizona".

Zona de ocupación francesa

Originalmente, los franceses, aunque eran aliados, no iban a recibir una zona de ocupación, debido a las preocupaciones de la gran hostilidad histórica entre Francia y Alemania, así como a la derrota sufrida en 1940 que redujo su potencial político y militar. No obstante, los británicos y estadounidenses vieron la conveniencia de que Francia ocupase una porción de Alemania incluyendo un sector de Berlín. Así, la zona francesa consistió en los estados de Renania-Palatinado, Baden, Wurtemberg-Hohenzollern, el distrito de Lindau, más una zona propia en Berlín. Los cuarteles del gobierno militar francés estaban en la ciudad de Baden-Baden. El territorio del Sarre también fue ocupado por los franceses pero con un estatuto diferente y a partir de 1947 el territorio se separó de la zona de ocupación, convirtiéndose en un protectorado francés de facto.

Desde el mismo comienzo de la ocupación, las políticas francesas en las zonas bajo su control estaban más relacionadas con su seguridad interna y también en reforzar su propia economía, en detrimento de la alemana. Los principales intereses de las autoridades galas se centraban en la separación de la zona del Sarre (cosa que finalmente consiguieron) y la internacionalización del Ruhr. En definitiva, en los primeros años Francia mantuvo una política muy independiente y no parecía sentirse ligada a los acuerdos de Postdam.[3]

Zona de ocupación soviética

La zona soviética (más conocida por sus siglas SBZ, en alemán) incorporaba los estados de Turingia, Sajonia, Sajonia-Anhalt, Brandeburgo y Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Los cuarteles del gobierno militar soviético estaban en Berlin-Karlshorst. Desde bien pronto, los soviéticos establecieron un gobierno militar, la Administración Militar Soviética en Alemania (Sowjetische Militäradministration in Deutschland o SMAD por sus siglas en ruso), que ejerció el poder en la SBZ durante los siguientes años.

Al igual que ocurrió en las otras zonas de ocupación, ya en una fecha temprana como 1945 las autoridades soviéticas permitieron la actividad de algunos partidos políticos, o la reconstitución del Partido Socialdemócrata (SPD) y el Partido Comunista (KPD), que habían estado prohibidos desde 1933. Poco tiempo después, en 1946, las autoridades soviéticas autorizaron la celebración de unas primeras elecciones para organizar los gobiernos regionales. La principal diferencia que mostraron los soviéticos con respecto a los aliados occidentales fue que el SMAG ejerció presión para que se produjera una unificación entre el SPD y el KPD, lo que daría lugar a la creación del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED). Se han hecho muchas conjeturas en torno a esta acción, pero lo más probable es que con esta medida Stalin buscara la existencia de un partido pro-soviético que en una futura Alemania reunificada representara los intereses de Moscú.[4]

Dada la enorme destrucción que habían sufrido amplias zonas de la URSS durante la contienda, los soviéticos procedieron a una exhaustiva incautación de maquinaria, mobiliario y todo tipo de bienes de equipo que eran enviados a la URSS. Además, entre 1945 y 1946 se llevó a cabo una reforma agraria, así como la expropiación de numerosas propiedades agrícolas, empresas y bancos, para ser administrados conjuntamente por la SMAD y las incipientes autoridades comunistas alemanas.[5]

Ocupación de Berlín

Los cuatro sectores de ocupación en Berlín. El distrito Mitte quedaba bajo control soviético.

A pesar de que la ciudad de Berlín había sido conquistada por el Ejército soviético, sobre la base de los acuerdos firmados durante la contienda se estableció una ocupación conjunta de las potencias aliadas y se subdividió en cuatro sectores. El caso de Berlín fue especial, ya que la urbe se encontraba situada dentro de la zona de ocupación soviética, aunque tenía un estatus especial, equiparable a la situación que también se daba en Viena. Los soviéticos retenían la mitad oriental de la ciudad, que incluía el centro administrativo en el distrito Mitte, lo que la convertía en la zona de ocupación más grande; al oeste se encontraban las zonas de ocupación británica, francesa y norteamericana. Aunque se suponía que la administración aliada debía ser conjunta, desde bien pronto las cuatro zonas funcionaron más de forma separada y estanca.

En Berlín se hallaba además la sede del Consejo de Control Aliado, el organismo que debía coordinar las políticas que las potencias aliadas llevaran a cabo en las zonas ocupadas de Alemania.[3]

Hasta 1948 existió un alcalde alemán al frente de la administración municipal de Berlín, bajo estricta supervisión aliada, pero a partir del bloqueo soviético de las zonas occidentales coexistieron dos administraciones paralelas en el este y el oeste, respectivamente. Los avatares políticos acabaron llevando a la existencia de dos ciudades separadas a partir de 1949: Berlín Occidental y Berlín Oriental. Con el tiempo esta última se acabó convirtiendo en la capital de la República Democrática Alemana (RDA), mientras que el Berlín occidental se encontró aislado dentro del territorio de la Alemania oriental. A pesar de la constitución de los nuevos estados alemanes, las zonas de ocupación aliada en Berlín continuaron existiendo hasta la reunificación alemana en 1990.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Pendudukan Sekutu di Jerman