Octava Cruzada

Mapa de la Cruzada

La octava cruzada fue la fallida campaña militar que el rey francés Luis IX llevó a cabo en Túnez en 1270. El objetivo, que no se alcanzó, era la conversión al cristianismo del emir de la ciudad y la extensión de esta religión por el territorio limítrofe. La expedición militar fracasó y en ella falleció el monarca francés.

Antecedentes

Entre los años 1265 y 1268, los mamelucos egipcios acaudillados por el sultán Baibars conquistaron gran parte de los territorios de los Estados cruzados de Levante. Si al principio del reinado del sultán (1260) los cruzados dominaban la costa levantina entre Gaza y Cilicia y contaban con imponentes fortalezas en el interior para proteger el territorio, cuando falleció en 1277 apenas se sostenían en Acre, Tiro, Sidón, Trípoli, Gibelet, Tortosa y Latakia y en las fortalezas de Marqab y Atlit.[1] El Oriente Próximo cristiano vivía una época de anarquía entre las órdenes religiosas que debían defenderlo, así como entre comerciantes genoveses y venecianos.

Luis IX partió inicialmente para Egipto, donde gobernaba la nueva dinastía mameluca con el sultán Baibars. Pese a la grave situación del Levante cristiano, Carlos de Anjou, hermano del rey Luis, convenció a este para dirigir su nueva cruzada no al Levante, sino a Túnez, donde afirmó que el emir local estaba dispuesto a abandonar el islam y convertirse al cristianismo.[2]

Other Languages
Ελληνικά: Η΄ Σταυροφορία
Esperanto: Oka krucmilito
Bahasa Indonesia: Perang Salib Kedelapan
italiano: Ottava crociata
日本語: 第8回十字軍
Bahasa Melayu: Perang Salib Kelapan
Nederlands: Achtste Kruistocht
norsk bokmål: Det åttende korstog
português: Oitava Cruzada
română: Cruciada a opta
srpskohrvatski / српскохрватски: Osmi križarski rat
српски / srpski: Осми крсташки рат