Obsidiana

Obsidiana
ObsidianOregon.jpg
General
Categoría Mineraloide
Clase Ígneavolcánica (vídrio volcánico)
Fórmula química 70–75% SiO2,
plus MgO, Fe3O4
Propiedades físicas
Color Negro, verde negruzco
Lustre vítreo[1]
Fractura concoidea[1]
Dureza 5–6 Mohs[2]
Peso específico 2,6
Densidad ~2,4[3]
Propiedades ópticas Transparente
[ editar datos en Wikidata]

La obsidiana, llamada a veces vidrio volcánico, es un tipo de roca ígnearoca volcánica perteneciente al grupo de los silicatos—, con una composición química de silicatos alumínicos y un gran porcentaje (70 % o mayor) de óxidos sílicos. Su composición es parecida al granito y la riolita.

La obsidiana no es un mineral, porque no posee una composición química bien definida. A menudo se le clasifica como un mineraloide. Su dureza en la escala de Mohs es de 5 a 6. Su peso específico es de 2,6. La superficie de rotura es concoidea, es decir, curva.

Su color es negro, aunque puede variar según la composición de las impurezas del verde muy oscuro al claro, al rojizo y estar veteada en blanco, negro y rojo. El hierro y el magnesio la colorean de verde oscuro a marrón oscuro. Tiene la cualidad de cambiar su color según la manera de cortarse. Si se corta paralelamente su color es negro, pero cortada perpendicularmente su color es gris.

La obsidiana es un material duro y quebradizo, y al fracturar tiene bordes muy afilados, una propiedad que se utilizó en el pasado para la elaboración de herramientas de corte y perforación, y en la actualidad de forma experimental como hojas de bisturí quirúrgico.[4]

Origen y propiedades

Derrubios de obsidiana en Obsidian Dome, California.

... entre las diversas formas de vidrio podemos contar vidrio de Obsian, una sustancia muy similar a la piedra que encontró Obsius en Etiopía.

Naturalis historia, la obra de Plinio el Viejo de Roma, incluye, en su traducción al inglés, algunas frases sobre el tema de vidrio volcánico, denominado «obsian» por su semajanza con una piedra (obsiānus lapis) descubierta por el explorador romano Obsius en Etiopía.[8]

La obsidiana se produce cuando un volcán emite lava félsica que se enfría rápidamente con un crecimiento mínimo de cristales. Se halla comúnmente en los márgenes de los flujos de lava riolítica, conocidos como flujos de obsidiana, donde la composición química (con un alto contenido de silicio) induce una alta viscosidad y grado de polimerización de la lava. La inhibición de la difusión atómica en esta lava altamente viscosa y polimerizada explica la falta de crecimiento de los cristales. La obsidiana es un material duro y quebradizo; al fracturar, tiene bordes muy afilados, una propiedad que se utilizó en el pasado para la elaboración de herramientas de corte y perforación, y en la actualidad de forma experimental como hojas para bisturí quirúrgico.[9]

La obsidiana es semejante a un mineral, pero no es un verdadero mineral porque no es cristalina; además, su composición es más compleja y comprende más que un solo mineral. A veces se le clasifica como un mineraloide. Aunque la obsidiana es generalmente de color oscuro, parecido a rocas máficas como basalto, la composición de la obsidiana es muy félsica. La obsidiana se compone principalmente de SiO2 ( dióxido de silicio), por lo general 70 % o más. Rocas cristalinas con una composición parecida a la obsidiana incluyen el granito y la riolita. Como la obsidiana es metaestable en la superficie de la Tierra —con el tiempo el vídrio se convierte en cristales minerales de grano fino— no se ha encontrado obsidiana más antigua que el Cretácico. El proceso de descomposición de la obsidiana es acelerado por la presencia de agua.

La obsidiana pura tiene por lo general una apariencia oscura, aunque el color varía dependiendo de la presencia de impurezas. Por ejemplo, hierro y magnesio suelen producir un color marrón oscuro hasta negro. Las muestras casi incolores son muy raras. En algunas piedras, la inclusión de pequeños cristales de cristobalita blancos, agrupados radialmente en el vidrio negro producen un patrón de manchas o de copos de nieve (obsidiana copo de nieve). También puede contener patrones de burbujas de gas remanentes del flujo de lava, alineadas a lo largo de las capas creadas cuando la roca fundida fluía antes de enfriarse. Estas burbujas pueden producir efectos notables, como un brillo de oro (brillo de obsidiana). La inclusión de nanopartículas de magnetita produce un brillo de arco iris iridiscente (obsidiana arco iris).[10]

Other Languages
العربية: سبج (حجر كريم)
asturianu: Obsidiana
беларуская: Абсідыян
беларуская (тарашкевіца)‎: Абсыдыян
български: Обсидиан
català: Obsidiana
čeština: Obsidián
dansk: Obsidian
Deutsch: Obsidian
Ελληνικά: Οψιανός
English: Obsidian
Esperanto: Obsidiano
eesti: Obsidiaan
euskara: Obsidiana
فارسی: ابسیدین
suomi: Obsidiaani
français: Obsidienne
Frysk: Obsidiaan
Gaeilge: Oibsid
galego: Obsidiana
עברית: אובסידיאן
हिन्दी: ज्वालाकाच
hrvatski: Opsidijan
magyar: Obszidián
Հայերեն: Վանակատ
Bahasa Indonesia: Obsidian
íslenska: Hrafntinna
italiano: Ossidiana
日本語: 黒曜石
ქართული: ობსიდიანი
한국어: 흑요석
Кыргызча: Обсидиан
lietuvių: Obsidianas
latviešu: Obsidiāns
македонски: Опсидијан
Nāhuatl: Itztli
Plattdüütsch: Obsidian
Nederlands: Obsidiaan
norsk nynorsk: Obsidian
norsk bokmål: Obsidian
polski: Obsydian
پنجابی: اوبسیڈین
پښتو: ابسيډين
português: Obsidiana
Runa Simi: Q'ispi rumi
română: Obsidian
русский: Обсидиан
Scots: Obsidian
srpskohrvatski / српскохрватски: Opsidijan
Simple English: Obsidian
slovenčina: Obsidián
slovenščina: Obsidian
српски / srpski: Опсидијан
svenska: Obsidian
Tagalog: Obsidiyano
Türkçe: Obsidyen
українська: Обсидіан
oʻzbekcha/ўзбекча: Obsidian
Tiếng Việt: Đá vỏ chai
中文: 黑曜岩