Observatorio Astronómico Nacional de España

Real Observatorio de Madrid, fachada principal.

El Observatorio Astronómico Nacional de España es un observatorio astronómico con varias instalaciones en la zona de Madrid. La primera instalación, considerada hoy un monumento histórico, se encuentra en el Parque del Buen Retiro, su construcción se inicia en 1790 con el nombre de Observatorio Real. El observatorio inicial fue diseñado por Juan de Villanueva y es un buen representante de la arquitectura neoclásica en España. Actualmente alberga una biblioteca y una exposición sobre antiguos aparatos científicos.

En la actualidad, los observatorios activos se sitúan en la zona sur del país, dedicados a la observación del espacio o la radioastronomía.

Real Observatorio de Madrid (ROM)

Telescopio histórico del observatorio Nacional en el edificio anexo para su exposición.

Los orígenes del Observatorio se remontan al reinado de Carlos III quien, a propuesta del célebre marino y científico Jorge Juan, ordenó la creación del Real Observatorio Astronómico de Madrid, que es el centro fundacional del OAN. La construcción de su primer edificio, diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva, comenzó en 1790 en el actual Parque del Retiro, entonces una colina en las afueras de Madrid. El Observatorio encargó a William Herschel un telescopio reflector con un espejo de 60 cm de diámetro y envió algunos astrónomos a distintos países europeos para el aprendizaje de la construcción de instrumentos y de las observaciones astronómicas. La invasión napoleónica supuso la dispersión del personal y la destrucción de equipos, biblioteca y edificaciones provisionales. Las actividades se reanudan en 1845, finalizándose la construcción del edificio Villanueva al año siguiente. En 1854, bajo la dirección de Antonio Aguilar se instala el meridiano Repsold y en 1858 el anteojo ecuatorial Mertz, iniciándose una etapa de interesantes trabajos astronómicos, geodésicos y meteorológicos, así como la participación en campañas de cooperación internacional.

En 1904 el Observatorio se integra como una de las secciones del Instituto Geográfico Nacional (creado en 1870) del que, en muchos aspectos, había sido precursor e institución parental. En esta época se adquieren varios instrumentos de precisión y se realizan importantes observaciones. En 1912 se instala el gran ecuatorial de Grubb. Tras el parón que supuso la guerra civil, el Observatorio conoce una nueva etapa de modernización y expansión en la década de los setenta. Es entonces cuando se crean el Centro Astronómico de Yebes (Guadalajara), y la Estación de Observación de Calar Alto (Almería), y se inicia en nuestro país una nueva técnica de investigación: la Radioastronomía. Ya en esta última década del siglo XX, participa en la creación y funcionamiento de instituciones astronómicas de carácter internacional como el Instituto hispano-franco-alemán de Radioastronomía Milimétrica (IRAM) o el Consorcio Europeo para la Interferometría de Muy Larga Base (EVN/JIVE), en los que se llevan a cabo las investigaciones científicas y desarrollos tecnológicos más punteros en Astronomía, Geodesia y Geofísica; campos, todos ellos, de una gran tradición e interés para el Instituto Geográfico Nacional.

Other Languages