Nuncio apostólico

Un nuncio apostólico o nuncio papal es un representante diplomático de la Santa Sede— no del Estado de la Ciudad del Vaticano— con rango de embajador. Representa a la Santa Sede ante los Estados (y ante algunas organizaciones internacionales[1] ) y ante la Iglesia local. Suele tener el rango eclesiástico de arzobispo. Normalmente reside en la nunciatura apostólica, que goza de los mismos privilegios e inmunidades que una embajada.

En los casos en que no existan relaciones diplomáticas con las autoridades de un Estado, el representante de la Santa Sede ante la Iglesia local recibe el nombre de delegado apostólico. En muchos países el nuncio papal tiene precedencia protocolaria sobre el resto de los embajadores: es el decano del cuerpo diplomático.[2]

Precisiones conceptuales e históricas

Su rango diplomático de embajador quedó fijado en el Congreso de Viena ( 1815). Al igual que los demás diplomáticos, el nuncio tiene que ser acreditado por el Estado de acogida.

En cuanto al hecho de que el nuncio sea decano del cuerpo diplomático, se resolvió de esta forma una larga disputa entre los Estados sobre la precedencia diplomática. La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961 mantuvo la práctica de este privilegio del representante papal. Al nuncio apostólico, en calidad de decano, le corresponde tomar la palabra en nombre del cuerpo diplomático en ocasiones solemnes y también resuelve conflictos que puedan surgir entre alguna representación diplomática y el Estado de acogida.

La nunciatura tiene una estructura similar a la de una embajada, con consejero de nunciatura, secretario de nunciatura, etc. Estos cargos suelen ser ocupados por diplomáticos de carrera de la Santa Sede, todos ellos clérigos, formados en la Pontificia Academia Eclesiástica, establecida en 1701. La mayoría de los nuncios proceden del servicio diplomático; algunos de ellos pasan a ser luego obispos de alguna diócesis o retornan a la Ciudad del Vaticano para trabajar en algunos dicasterios; algunos llegan a ser cardenales. Algún Papa, como Juan XXIII, fue anteriormente nuncio, concretamente en Bulgaria y Turquía, donde se le recuerda entrañablemente, y en Francia.

En ocasiones la Santa Sede -igual que otros sujetos del derecho internacional- designa como nuncio a un eclesiástico que no procede de la carrera diplomática.

Other Languages
беларуская: Нунцый
dansk: Nuntius
Ελληνικά: Νούντσιος
Esperanto: Apostola nuncio
eesti: Nuntsius
euskara: Nuntzio
suomi: Nuntius
עברית: נונציו
hrvatski: Nuncij
hornjoserbsce: Japoštołski nuncius
magyar: Nuncius
Bahasa Indonesia: Diplomasi kepausan
Ido: Nuncio
ქართული: ნუნცია
한국어: 교황 대사
മലയാളം: നൂൺഷ്യോ
монгол: Нунц
Nederlands: Nuntius
norsk bokmål: Nuntius
русский: Нунций
srpskohrvatski / српскохрватски: Nuncij
slovenščina: Apostolski nuncij
српски / srpski: Нунциј
українська: Нунцій
中文: 教廷大使