Nuestra Señora de los Remedios Coronada (San Cristóbal de La Laguna)

Nuestra Señora de los Remedios Coronada
Virgen de los Remedios, Catedral de La Laguna (Tenerife).jpg
Primer plano de la Virgen de los Remedios
Venerada enIglesia católica
TemploCatedral de Nuestra Señora de los Remedios, San Cristóbal de La Laguna (Tenerife)
Festividad8 de septiembre
Patrona dela Diócesis Nivariense, de la Catedral de La Laguna, de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna y de la isla de Tenerife
Fecha de la imagen1500
(Anónimo)

Nuestra Señora la Virgen de los Remedios es una advocación que representa a la Santísima Virgen María que se venera en la Catedral de San Cristóbal de La Laguna o Catedral de Nuestra Señora de los Remedios en Tenerife (Islas Canarias, España).

La Virgen de los Remedios es la Patrona de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna, siendo también patrona de la propia sede episcopal, la Catedral de La Laguna. Además, es también patrona de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna y de la isla de Tenerife. La imagen fue coronada canónicamente en 1997, en el marco del 500 aniversario de la fundación de la ciudad de La Laguna.

Historia

Existe cierta controversia en torno al origen de la talla. Se cree que, probablemente, la imagen de la Virgen de los Remedios (de autor anónimo) es una de las muchas que abandonaron los altares durante el siglo XVI, debido, bien a la reforma protestante en Alemania (promovida por Martín Lutero), bien (y con más probabilidad) como consecuencia de la reforma auspiciada por Enrique VIII en Inglaterra de la que nacería la Iglesia Anglicana, que acabaría asumiendo la iconoclastia propugnada por el Calvinismo.[2]​ Sin embargo, otros sitúan su origen en la ciudad hispalense de Sevilla, mientras que algunos otros investigadores señalan un origen netamente tinerfeño de la imagen, e incluso se la ha catalogado como la primera obra de arte sacro realizada en Tenerife.

La imagen de la Virgen de los Remedios está datada en el año 1500. Inicialmente la imagen era una representación de la Virgen María en la Expectación del parto, por lo cual el Niño Jesús que actualmente porta fue añadido con posterioridad en el siglo XVIII. La imagen asume la advocación de "Santa María de Los Remedios" el 21 de abril de 1515, tras la creación de su primitiva ermita en parroquia.[3]​ Dicha advocación mariana fue divulgada en la Edad Media por la Orden de la Santísima Trinidad, congregación fundada por San Juan de Mata y San Félix de Valois, y aprobada por el Papa Inocencio III.

Originalmente la imagen se veneraba en la citada primitiva Ermita de la Expectación que fue mandada a construir por el Adelantado Alonso Fernández de Lugo, más tarde fue ascendida a parroquia y de ahí a catedral de la nueva diócesis en 1819. Esta imagen de Los Remedios fue muy utilizada para rogativas, atribuyéndosele varios milagros, siendo el más conocido la visión del Siervo de Dios Fray Juan de Jesús, que vio, desde su Convento de San Diego del Monte, extramuros de la ciudad, a la Virgen en lo alto de las torres de su iglesia bendiciendo a la urbe.

Prueba de la gran devoción que históricamente existió por esta advocación lo ofrecen las veras efigies que se difundieron por todo el archipiélago. Entre las más destacadas están las que la que se encuentran en el camarín de la Basílica de Nuestra Señora del Pino en Teror (Gran Canaria) y la de la Parroquia Matriz de la Asunción en San Sebastián de La Gomera.

Está datado que en 1612 el Papa Paulo V concedió varias gracias e indulgencias a los cofrades de la Cofradía de Nuestra Señora de los Remedios, la cual es descrita como "una hermandad pía y devota de fieles cristianos, hombres y mujeres, canónicamente juntos para la Gloria de Dios y salud de las ánimas, debajo de la invocación de Nuestra Señora de los Remedios".[4]

Patronazgo

Vera efigie de Nuestra Señora de los Remedios en la Parroquia Matriz de la Asunción de San Sebastián de La Gomera.

La Virgen de los Remedios tuvo una gran devoción durante los siglos XVII y XVIII, llegando de hecho a ser la tercera devoción de la isla después de la Virgen de Candelaria y el Cristo de La Laguna, lo que le valió el título de patrona de Tenerife y de su obispado, actualmente casi desconocido y popularmente atribuido a la Virgen de Candelaria, quién es la Patrona General de las Islas Canarias. A pesar de esto, la Virgen de Candelaria sigue siendo la principal devoción de la isla y del archipiélago, además de ser la patrona del Cabildo Insular de Tenerife.[5]

Fue tras la creación de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna en 1819 por el Papa Pío VII, cuando el mismo Papa establece el patronazgo de la Virgen de los Remedios sobre el recién creado Obispado Nivariense (que engloba a la provincia de Santa Cruz de Tenerife).[6]

Este patronazgo diocesano fue solicitado a la Santa Sede (con previa aprobación y apoyo del Rey Fernando VII de España) en un documento llamado Instrucción de la Cámara de Castilla en el año 1818,[7]​ haciéndose efectivo al año siguiente cuando se crea la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna el 1 de febrero de 1819:

«La Patrona de la nueva Iglesia catedral y de todo su obispado será María Santísima en el Misterio de su Natividad, como desde tiempos remotos lo ha sido de aquella Parroquia, venerada en su antigua y devota imagen con la advocación de Nuestra Señora de los Remedios; añadiendo ahora por copatronos a los gloriosos reyes San Fernando y Santa Isabel, así para que la devoción de S.M. recomiende a su patrocinio el nuevo obispado, como porque quede más señalada la memorable época de su erección.»

Instrucción de la Cámara de Castilla, folio 267.

El 21 de diciembre de 1819 tuvo lugar la solemne consagración de la Parroquia de los Remedios como catedral de la Diócesis a cargo del obispo Don Vicente Román y Linares. Durante la ceremonia, se cantó misa pontifical, se entonó un Te Deum y posteriormente tuvo lugar una magna procesión por las calles de la ciudad de las imágenes patronales diocesanas de la Virgen de los Remedios, San Fernando, Santa Isabel y el patrono de la ciudad, San Cristóbal de Licia.[8]