Nuestra Señora de Talavera

Esteco Nueva con su estancia Esteco Vieja y rancheríos de Culicas-Yatasto, en la zona occidental de la Región chaqueña o Chaco salteño. En el Chaco Austral (actual provincia del Chaco y territorios de provincias colindantes) con la extinta ciudad de Concepción del Bermejo, además de sus encomiendas Matará -Guacará. Mapa con divisiones políticas actuales.

Nuestra Señora de Talavera del Esteco es el nombre que recibiera una de las más antiguas ciudades fundadas por los conquistadores españoles en el actual territorio argentino.

Tal ciudad fue itinerante ya que tuvo diversos asientos y diversas denominaciones, aunque predominó la de Esteco. Todas sus ubicaciones fueron en el sudeste de la actual provincia de Salta.

Historia

Esteco Vieja o Esteco El Viejo

En 1566 un grupo de españoles liderados por Jerónimo de Holguín, Diego de Heredia y Juan de Berzocana se amotinaba contra Francisco de Aguirre —entonces gobernador del Tucumán— y fundó una villa en la que era entonces la ribera oriental del río Salado.

El nuevo poblado fue llamado inicialmente Cáceres, pero al haber sido edificada irregularmente recién fue fundada con acta oficial por Diego Pacheco el 15 de agosto de 1567, con el nombre de Nuestra Señora de Talavera.

La ubicación de este primer asentamiento se encuentra unos tres kilómetros al este de la actual zona boscosa de El Vencido, hacia las coordenadas 25°11′S 63°48′O / -25.183, 25°11′S 63°48′O / -63.800, y a unos 30 km al este de la actual localidad de El Quebrachal del departamento Anta.

La antigua Nuestra Señora de Talavera, situada en la zona de llanura chaqueña transicional con las sierras subandinas poseía una reducida población europea (aunque dominante militar, económica y políticamente) y una mayoría de población amerindia (se supone que toconotés, lules y matarás bajo régimen de encomienda).

Tal población amerindia estaba compuesta en gran parte por mujeres (lo que en poco tiempo habría provocado un fuerte mestizaje), las mujeres eran obligadas a cultivar y cosechar algodón así como a tejerlo en telares. El abandono en 1609 de este primer asiento se debió al decaimiento de la ruta comercial por el río Salado luego de la fundación de Madrid de las Juntas y también a los conflictos creados por la explotación del trabajo indígena, sobre todo sobre un canal de riego que exigía permanentes reparaciones.


Aunque en dicho la casi totalidad de la población emigró hacia Talavera de Madrid, quedaron unos pocos habitantes en una estancia que mantuvo el nombre de Esteco El Viejo y en sus proximidades los rancheríos de Culicas y Yatasto.

En la Relación de las provincias de Tucumán escrita hacia 1580 por Pedro Sotelo y Narváez, este dice lo siguiente:

Esta ciudad está a cincuenta leguas[1] de Santiago del Estero, el río Salado (...) arriba, camino que se acostumbra ahora para [comunicarse] con el Perú. Tendrá cuarenta vecinos [españoles] encomenderos de indios; está en los llanos; tiene el [mismo] temple y temporales que Santiago, y dase en ella lo mismo que en Santiago. Servirán a estos vecinos de esta ciudad seis a siete mil indios toconotes y lules; los lules están [en las] riberas de este río y aguadas que ellos hacen. Es gente labradora: viven y vivían como en Santiago, aunque siembran a temporal (no según riego sino, principalmente por lluvias). Vístense todos de algodón y lana que los encomenderos les dan, y ellos siembran y cogen miel, cera, grana, pez [resina] y lo demás que en Santiago.

Madrid de las Juntas

En 1592 Juan Ramírez de Velazco fundó una nueva población en la confluencia de los ríos Pasaje y Piedras, llamándole por esto Nueva Madrid de las Juntas, sus coordenadas eran: 25°18′S 64°52′O / -25.300, 25°18′S 64°52′O / -64.867 ubicándose sus ruinas en el actual departamento Metán.

Talavera de Madrid o Esteco Nueva

En 1609 las dos poblaciones antes citadas, por orden del gobernador Alonso de Rivera, fueron trasladadas y reunidas en una nueva ciudad que recibió el nombre oficial de Nuestra Señora de Talavera de Madrid de Esteco (reuniéndose en esta denominación parte de los nombres de las poblaciones precedentes), sin embargo predominó entre la gente el nombre originario (¿de origen toconoté?) de Esteco, Esteco Nueva o Talavera del Esteco. Esta ciudad se ubicó hacia las coordenadas 25°21′S 64°47′O / -25.350, 25°21′S 64°47′O / -64.783 —en el sitio hoy conocido como Campo Azul— también a orillas del río Salado, en una encrucijada que comunicaba el Camino Real desde el Río de la Plata al Alto Perú y desde el Chile al Paraguay. Tal ubicación y la bonanza en las producciones de algodón e industrias textiles hizo que hacia fines del siglo XVII sus pobladores (al menos los europeos) cobraran fama de opulentos, llegando a tener la ciudad una riqueza casi legendaria. Estuvo esta ciudad dotada de fortificaciones mandadas a construir por Alonso Mercado y Villacorta, así como de un colegio y seminario fundado por el obispo Hernando de Trejo y Sanabria.

En cuanto al número de sus habitantes, se ha llegado a suponer que en el citado siglo XVII rondaba en los 40.000 habitantes, pero tal cifra parece muy exagerada. El viernes santo de 1686 unos 800 mocovíes arrasaron Esteco, aunque un puñado de españoles logró resistir la población no se recuperó.[4]

Other Languages