Nuño Méndez

Nuño Méndez (Nuno Mendes en portugués) ( fl. 1059– 1071) fue el último conde del Condado de Portucale,[2]

Esbozo biográfico

Patrón y benefactor del monasterio de Guimarães,[5] en el lugar de Pedroso entre Braga y el río Cávado, en las cercanías del Monasterio de Tibães, la cual tuvo como desenlace final su derrota y muerte y la frustración de las ambiciones de los barones portucalenses.

El propio rey García no tendría mejor suerte, pues el año siguiente sería prendido por su hermano Alfonso VI de León, hasta fallecer en 1090, por esos tiempos el condado de Portucale sería restaurado en la persona de Enrique de Borgoña.

Nuño Méndez fue propietario en varios lugares, incluyendo Nogueira, Santa Tecla, Dadim, Cerqueda, Gualtar y Barros. Después de su derrota, sus bienes fueron confiscados y el rey Alfonso VI de León los entregó después al yerno de Nuño.[6]

Other Languages
العربية: نونو مينيديس
Bahasa Indonesia: Nuno Mendes
ქართული: ნუნუ II
português: Nuno Mendes