Notación neumática

Notación neumática visigótica en el Antifonario de León, siglo X.

La notación neumática (del griego πνεῦμα, transliterado al románico como pneuma y simplificada en español como neuma; cuyo significado es "espíritu, soplo, respiración") es un sistema de notación musical empleado entre los siglos IX y XIII. Consistía en una serie de signos gráficos que se escribían por encima de un texto y que representaban uno o varios sonidos, sin especificar el ritmo. Las grafías especifican el número de sonidos, el modo en el que se articulaban entre sí, así como la situación tonal o melódica de los sonidos relativa e imprecisa dentro de una escala. Constituye uno de los primeros intentos sistemáticos de notación musical. Este tipo de escritura musical está más cerca de ser una ayuda mnemotécnica, que un sistema musical propiamente dicho, puesto que los textos de neumas no podían ser descifrados si no se conocía la melodía previamente.

Su origen está en la indicación de los acento graves y agudos de las palabras latinas sobre el texto, formando los llamados neumas que representaban muy imperfectamente los giros melódicos de una pieza musical. En la notación neumática, el tempo y el ritmo dependen del texto y no se anotan.

Tipos de neumas

Neumas sobre el texto en el Codex Buranus, que contiene los Carmina Burana, siglo XIII.

Un neuma es un grupo de palabras con adorno con que solían concluir las composiciones musicales de canto llano, y que se vocalizaba con solo la última sílaba de la palabra final. Los signos neumáticos son figuras gráficas dibujadas para expresar diversos contenidos prosódicos y sintácticos (acentos y signos de puntuación), que pasaron a ser melódicos (de tono), rítmicos y tímbricos. Por ejemplo, el acento agudo pasó a representarse por un trazo vertical (la virga) y el acento grave por un ángulo ( torculus). Cada signo tiene un significado general unívoco, pero adquiere otro particular, dependiendo del contexto.

  • Punctum: (.), significa movimientos descendentes; una nota más grave.
  • Virga: (/), movimiento ascendente; una nota más alta o mantenerse en el agudo.
  • Podatus o pes: (./), movimiento grave-agudo (combinación de punctum y virga).
  • Clivis o flexa: (/´), movimiento alto-bajo.

Los signos o neumas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Neumas cuadrados. Son aquellos cuyas partes, significativas de otros tantos sonidos, combinan entre sí formando un ángulo, y necesitan para su escritura tantos movimientos de la mano como partes significativas tenga. De estos neumas se desarrollaría el punctum cuadratum, origen de la notación neumática gregoriana.
  • Neumas cursivos. Son aquellos cuyas partes significativas se trazan con un solo movimiento de la mano. Su nombre proviene del hecho de que se tracen siguiendo el cursus de la escritura.
  • Neumas licuescentes. Son también neumas cursivos, pero cuyo final aparece abreviado.

Un factor determinante en el desarrollo gráfico de la notación neumática es la variación de los instrumentos de escritura a lo largo de los años. Así, por ejemplo, la aparición de la pluma de ave facilitó la aparición de neumas cursivos de mayor longitud; y la introducción de las plumillas metálicas con punta plana en la escritura gótica, determinaron la prevalencia de los neumas cuadrados y su transformación en la moderna notación gregoriana.

Other Languages
български: Невма
bosanski: Neuma
català: Neuma
čeština: Neumy
English: Neume
Esperanto: Neŭmo
eesti: Neumad
français: Neume
עברית: נוימה
magyar: Neuma
Հայերեն: Նևմեր
italiano: Neuma
日本語: ネウマ譜
lietuvių: Neumos
Nederlands: Neume
norsk nynorsk: Neumer
norsk bokmål: Neume
occitan: Neuma
polski: Neumy
português: Neuma
română: Neumă
русский: Невма
Simple English: Neume
српски / srpski: Neume
svenska: Neumer
українська: Невми