Northrop Grumman B-21 Raider

Northrop Grumman
B-21 Raider

Artist Rendering B21 Bomber Air Force Official.jpg
Concepción artística de la USAF del B-21 Raider.


Tipo Bombardero estratégico
Fabricante Bandera de Estados Unidos Northrop Grumman
Estado En desarrollo
Usuario Bandera de Estados Unidos Fuerza Aérea de los Estados Unidos
Coste unitario 550 millones de dólares (2010)
[ editar datos en Wikidata]

El Northrop Grumman B-21 Raider es un bombardero pesado bajo desarrollo de Northrop Grumman. Como parte del programa Bombardero de Ataque de Largo Alcance (Long Range Strike Bomber (LRS-B)), debe ser un bombardero estratégico furtivo de largo alcance para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, capaz de lanzar armas convencionales o termonucleares.[2]

El bombardero entraría en servicio de combate en 2025 y reemplazaría al B-1 Lancer y al B-52 Stratofortress en servicio con los Estados Unidos.[3]

Desarrollo

Se emitió una solicitud de propuestas para desarrollar el avión, en julio de 2014. La Fuerza Aérea planea comprar de 80 a 100 aviones LRS-B con un coste de 550 millones de dólares cada uno (2010).[5]

En el Simposio de Guerra Aérea de 2016, el LRS-B fue formalmente designado B-21, indicando que el avión era el primer bombardero del Siglo XXI.[9]

En marzo de 2016, la USAF anunció varios proveedores de nivel uno para el programa, incluyendo Pratt & Whitney; BAE Systems de Nashua, New Hampshire; Spirit Aerosystems de Wichita, Kansas; Orbital ATK de Clearfield (Utah) y Dayton, Ohio; Rockwell Collins de Cedar Rapids, Iowa; GKN Aerospace de St Louis, Missouri; y Janicki Industries de Sedro-Woolley (Washington).[11]

El gerente del programa F-35 Chris Bogdan declaró que las partes comunes de los motores del B-21 reducen el coste del motor Pratt & Whitney F135.[13]

En abril de 2016, se informó que el Mando de Ataque Global de la Fuerza Aérea (AFGSC) estadounidense esperaba que el número requerido llegase a un mínimo de 100 B-21.[14]

En julio de 2016, la Fuerza Aérea estadounidense declaró que no publicaría el coste estimado del contrato del B-21 con Northrop Grumman. La Fuerza Aérea argumentó que publicar el coste revelaría demasiada información acerca del proyecto clasificado a potenciales adversarios. El Comité de los Servicios Armados del Congreso también votó el no publicar el coste del programa, restringiendo la información a los comités de defensa congresionales, por encima de las objeciones de un grupo de dos partidos políticos liderados por el Presidente del Comité, Senador John McCain de Arizona.[16]

El 19 de septiembre de 2016, el B-21 fue bautizado formalmente "Raider" en honor a los Doolittle Raiders.[18]

La Oficina de Contabilidad del Gobierno (GAO) publicó un reportaje el 25 de octubre de 2016 que apoyaba la decisión de la Fuerza Aérea de conceder el contrato del LRS-B a Northrop Grumman. El coste se reveló como el factor decisivo en la selección de Northrop Grumman por encima del equipo de Boeing y Lockheed Martin.[20]