North American B-25 Mitchell

North American B-25 Mitchell

B-25 Mitchell "Sarinah".jpg
B-25 Mitchell "Sarinah" volando en 2009.


Tipo Bombardero medio
Fabricante Bandera de Estados Unidos North American Aviation
Diseñado por John Leland "Lee" Atwood
Primer vuelo 19 de agosto de 1940
Introducido 1941
Retirado 1979 ( Indonesia)
Usuario Bandera de Estados Unidos Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos
Usuarios principales Bandera de Canadá Real Fuerza Aérea Canadiense
Bandera de Reino Unido Real Fuerza Aérea
Bandera de la Unión Soviética Fuerza Aérea Soviética
Bandera de República Dominicana Fuerza Aérea Dominicana
otros
N.º construidos 9984
Desarrollo del North American XB-21
Variantes North American XB-28
[ editar datos en Wikidata]

El North American B-25 Mitchell fue un bombardero medio bimotor estadounidense de los años 40, fabricado por la compañía North American Aviation. Fue usado por muchas fuerzas aéreas de los países Aliados, en todos los teatros de la Segunda Guerra Mundial, así como en otras muchas fuerzas aéreas después de que finalizara la guerra, estando en servicio casi cuatro décadas.

El B-25 fue nombrado Mitchell en honor al general Billy Mitchell, un pionero de la aviación militar estadounidense que demostró que un bombardero podía hundir un acorazado. El B-25 es el único avión militar estadounidense que recibió el nombre de una persona concreta. Al finalizar su producción, se habían fabricado cerca de 10 000 ejemplares del B-25 en diferentes versiones. Estas incluyen algunos modelos derivados como el bombardero de patrulla PBJ-1 de la Armada y del Cuerpo de Marines y el avión de fotorreconocimiento F-10 de la Fuerza Aérea.

Diseño y desarrollo

Un North American B-25 Mitchell volando en International Air Show Góraszka de 2007.

El proyecto original del bombardero se deriva del prototipo NA-40 diseñado por el director de North American, James H. Kindelberger. El NA-40 era un monoplano de ala alta, con tren de aterrizaje triciclo y retráctil con tres tripulantes; equipado con dos motores radiales Pratt & Whitney R-1830-S6C3-G de 1100 hp, bastante menos potentes y fiables que sus sustitutos, los dos Wrigth GR-2600-A71 Cyclone de 1300 hp; el NA-40B resultante fue entregado el mes de marzo de 1939 al USSSC para su evaluación. El prototipo resultó destruido al cabo de dos semanas durante unas pruebas, por un error de pilotaje.

Pero basándose en los resultados obtenidos por éste, North American fue autorizada a proseguir el desarrollo. El diseño NA-26, completado en septiembre de 1939, tenía la configuración alar diferente, el ala ya no era de implantación alta, sino media, el fuselaje había sido ampliado para permitir la situación lado a lado del piloto y el copiloto/navegante en una cabina de disposición mejorada, y motores Wright R-2600-9 Cyclone de 1700 ho unitarios para compensar el mayor peso bruto y la superior carga de bombas; fue presentado al USAAC (United States Army Air Corps, Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos), que ordenó su producción denominándolo B-25 Mitchell.

El primer B-25 voló en agosto de 1940 y su designación cambió a la de B-25A tras haberse completado 24 ejemplares de serie. Esta versión, de la que se montaron 40 aparatos, introducía blindajes y depósitos autosellantes; el resto del contrato inicial (120 unidades) fue completado con la variante B-25B, que incorporaba torretas dorsal y ventral servoasistidas. La producción del B-25C totalizó 1619 ejemplares; esta variante presentaba piloto automático, motores R-2600-13 y soportes subalares adicionales para más bombas. A continuación se construirían 2290 unidades de la versión B-25D, bastante similar a la anterior.

Los bombarderos Mitchell se hicieron famosos por la histórica incursión contra suelo japonés del 18 de abril de 1942, cuando dieciséis B-25 capitaneados por el teniente coronel Doolittle, en la llamada Incursión Doolittle, despegaron del portaaviones USS Hornet (convirtiéndose así en los aviones más pesados que hasta la fecha habían operado embarcados) y bombardearon las ciudades japonesas de Tokio, Kanagawa, Kōbe, Nagoya, Osaka, Yokohama y los astilleros de Yokosuka (a una distancia aproximada de 1290 km), y pusieron rumbo a China, donde la mayoría realizaron aterrizajes forzosos. El efecto real de los bombardeos de Doolittle fue mínimo, pero sus consecuencias psicológicas en la moral de ambos ejércitos fueron grandes. China también atacó a Japón con este bombardero, que operaba desde pistas semipreparadas de tierra o hierba, bombardeando los centros de reaprovisionamiento japoneses.

Other Languages