Noroeste argentino

Ubicación de la región con La Rioja incluida.
Otra perspectiva del Cerro de los siete colores vista aérea.
El Parque nacional Los Cardones posee en sus 64.117 hectáreas, una gran cantidad de vegetación prepuneña característica de la provincia, además de cantidad de restos paleontológicos de importancia y pinturas rupestres..
Cuesta del Obispo uno de los accesos salteños a los Valles Calchaquíes
El Nevado Ojos del Salado, con sus 6891,3  msnm,[3]

El noroeste argentino (NOA) es una región histórico-geográfica de la República Argentina, estando integrada por las provincias de: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, y Santiago del Estero.[4]

Por razones ecológicas y fisiográficas en general la provincia argentina de La Rioja es evidentemente parte del NOA, pero esta razón no es suficiente: el principio de razón suficiente que explica por qué La Rioja argentina es parte del Noroeste, se encuentra en su historia y su cultura: La Rioja, como las otras provincias del NOA, estaba principalmente poblada por los diaguitas, y cuando fueron llegando los españoles que vinieron en la llamada "corriente del norte", la incluyeron, desde un principio, en el "Tucumán" en sentido amplio. De un modo semejante, la auténtica región de Cuyo es la que tuvo sus fundaciones españolas en la llamada "Corriente del Oeste" y por esto perteneció a la Capitanía General de Chile hasta que en 1777 se creó el Virreinato del Río de La Plata, y La Rioja nunca formó parte de ésta Capitanía. Tal realidad se encuentra reflejada en casi todas las obras de referencia, por ejemplo, en los libros de texto escolares y en los de nivel medio oficiales, hasta aproximadamente 1990, en que La Rioja fuera asociada al neologismo " Nuevo Cuyo" desde 1988. Esto obedeció a los intereses de familias que formaban la "élite" económica y gobernante en dicha provincia en las décadas de 1980 y 1990; a tal élite -entre otras cosas, por la producción vitivinícola- le resultó mucho más conveniente que la provincia argentina de La Rioja apareciera asociada con las provincias de San Juan y Mendoza, es decir, a provincias cuyanas y no con las del Noroeste argentino; sin embargo, ya desde tiempos prehispánicos el Cuyo era sólo el territorio en donde se habían desarrollado los núcleos de cultura huarpe -como que Cuyo es palabra huarpe- y esto fue reconocido luego por los españoles, los cuales mantuvieron el topónimo Cuyo sólo para los territorios en donde preponderaron los Huarpes (es decir: Mendoza, San Juan y San Luis), y, posteriormente, desde los primeros gobiernos argentinos la Provincia de Cuyo abarcaba el territorio que luego ocuparían las actuales provincias de Mendoza, San Juan y San Luis, pero jamás al territorio que en nuestro días ocupa la provincia de La Rioja en la que predomina, aún hoy en su cultura, el substrato Diaguita.

La integración de Santiago del Estero dentro del NOA se debe a causas histórico-culturales y no a causas fisiogeográficas: la impronta histórica, consiste en que ya desde su fundación la ciudad de Santiago del Estero fue considerada política y administrativamente como parte del "Tucumán" en sentido amplio; y la impronta cultural se debe a que desde siempre la mayoría de sus habitantes mantuvieron influjos económicos y culturales preponderantemente con las provincias del NOA ante que con otras; en cambio, si es por su geografía física, toda la provincia de Santiago del Estero correspondería a la región chaqueña argentina: faltan en la provincia de Santiago del Estero cordilleras andinas o de magnitudes preandinas y la mayor parte del territorio es una llanura y penillanura con dos cordones serranos de muy baja altura y de poca extensión como son la sierra de Guasayán y la de Sumampa que consisten en extensiones laterales de las Sierras Pampeanas.

Esta región del NOA así constituida, es la "clásica" y está fundamentada -como arriba expresamos- en consideraciones de índole histórico y geográficas, y en nada se relaciona con la que hoy es llamada -y así ocurre desde 1999- Región del Noroeste Argentino que constituye una subdivisión administrativa que integra la Región del Norte Grande Argentino, por lo tanto, una entidad o circunscripción eminentemente política.

La región presenta los siguientes biomas de oeste a este:

Fisiografía

Sin embargo de constituir culturalmente desde hace milenios una unidad, el NOA se caracteriza por sus extraordinarios paisajes muchas veces contrastados: así se pueden encontrar cordilleras andinas y precordilleras rayanas en los 6000 msnm, como extensas zonas llanas (si están rodeadas de cordilleras se les suele denominar llanos o campos) y a muy pocos km de distancia si se avanza de este a oeste (o viceversa) zonas extremadamente desérticas como la Puna de Atacama rematadas por altas montañas siempre nevadas llamadas nevados (como el Nevado de Cachi) y sempervirentes zonas extremadamente húmedas de densas junglas o nimbosilvas tropicales y subtropicales como la de las yungas conocidas históricamente en Argentina como selva tucumanotarijeña o selva tucumanooranense). Suelen comunicar bajando de norte a sur o de noroeste a sureste a estas diferentes regiones enormes grabens llamados quebradas como la de Humahuaca, la del Toro o (aunque no sea llamada tradicionalmente "quebrada" ya que sus laderas son relativamente suaves), el tucumano Valle de Tafí.

Other Languages