Nordicismo

Mapa de Madison Grant (1916), que muestra la distribución de las "razas europeas". La influencia genética nórdica aparecería en color rojo. El verde indicaría la raza alpina y el amarillo la raza mediterránea.

El nordicismo o teoría nórdica fue una tesis racial en boga a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Aprovechaba el modelo de la antropología clásica común de su época, según el cual los pueblos europeos se dividían en tres subramas de la raza caucásica: la nórdica, la alpina y la mediterránea. Enseñaba que la raza nórdica estaba extendida por el norte de Europa, especialmente entre los hablantes de las lenguas germánicas, y se caracterizaba por individuos de considerable estatura, rostros y cabeza alargados dolicocéfalo, pelo rubio o castaño y predominantemente ojos claros (azules, verdes o grises). Por su parte, la raza alpina predominaría en la Europa central y estaría caracterizada por una menor estatura y la cabeza relativamente redonda, de todas formas compartiendo niveles de pigmentación con la anteriormente mencionada. La raza mediterránea sería común en el sur de Europa y, específicamente, en ciertas partes del norte de África y estaría caracterizada por tener una piel clara rosácea o bronceada, estatura baja, mediana o alta, y en mayoría de cabello y ojos oscuros (fue una de las razas más discutidas junto con los nórdicos debido a su similaridad física en ciertos aspectos, especialmente los mediterráneos europeos, por ejemplo, eran considerados dolicocéfalos).

Orígenes de la teoría nórdica

El término «nórdico» fue propuesto primeramente como grupo racial por el antropólogo francés Joseph Deniker. Sin embargo, fue la obra del sociólogo/economista William Z. Ripley la que popularizó la idea de las tres razas europeas haciendo uso de la terminología acuñada por Deniker (anteriormente Ripley había empleado «teutón» como designación) en su obra de referencia Las Razas de Europa, en la que distinguía las razas europeas basándose en diversas mediciones antropométricas y teniendo en cuenta principalmente la estatura y el índice cefálico. El teórico racialista anglogermano Houston Stewart Chamberlain, que constituiría un modelo a seguir para Adolf Hitler, concibió a los nórdicos como los pueblos celtas y germánicos originarios, así como algunos pueblos eslavos. Todos ellos eran, a saber los baltos, belgas, neerlandeses, ingleses, franceses, alemanes, irlandeses, polacos, escandinavos, escoceses y galeses. Chamberlain llamaría celtogermánicos a estos pueblos.

Other Languages
čeština: Nordická rasa
English: Nordic race
Esperanto: Nordia raso
français: Race nordique
italiano: Razza nordica
日本語: 北方人種
latviešu: Ziemeļu rase
português: Raça nórdica
slovenčina: Nordická rasa
svenska: Nordisk ras
українська: Нордична раса
中文: 北歐人種