Nomenklatura

El término nomenklatura define una elite de la sociedad de la extinta Unión Soviética --y por extensión, a la del resto de los países del bloque comunista, formada casi exclusivamente por miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética que tenía grandes responsabilidades como grupo humano encargado de la dirección de la burocracia estatal, y de ocupar posiciones administrativas claves en el gobierno, en la producción industrial y agrícola, en el sistema educativo, en el ambiente cultural, etc, obteniendo usualmente grandes privilegios derivados de la ejecución de dichas funciones.

El término "nomenklatura" en idioma ruso deriva del latín nomenclatura, que significa estrictamente "lista de nombres". Originalmente, cuando se instala el sistema soviético tras terminar la Guerra Civil Rusa, la "nomenklatura" era una simple lista de trabajos o cargos de administración pública con altas responsabilidades, cuyos ocupantes debían ser obligatoriamente miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética o en todo caso aprobados por éste para dichos cargos. Por extensión, el nombre se empezó a usar también a las personas mismas que ocupaban tales puestos.

Características

Casi al final de la presidencia de Lenin, en 1922, se había llegado a una situación en que las posiciones de alto nivel dentro del gobierno quedaban reservadas a los miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), de modo que se expulsaba de tales cargos a quienes no se hubieran afiliado a dicho Partido. Precisamente en marzo de 1921 el 10° Congreso del PCUS había prohibido el debate de ideas dentro del Partido tachándolas de "faccionalismo", exigiendo a todos sus militantes obediencia completa a la órdenes de la jerarquía.

Como resultado, todos los altos cargos de mando y jerarquía en la dirección y administración de la economía, en las universidades, en las fuerzas armadas, en la gestión de servicios públicos y demás ámbitos de la sociedad soviética debían quedar en manos de personas "confiables en términos políticos" según había requerido el propio Lenin, con lo cual en la práctica todos los miembros de la "nomenklatura" siempre resultaban ser integrantes del PCUS.

Al observarse que este sistema causaba un acaparamiento de cargos por miembros del PCUS y una "elitización" de sus militantes, el fenómeno fue duramente criticado y combatido, sin éxito, por Lenin, al final de su vida, empleando su cargo y su participación política dentro del PCUS. Luego esta situación fue combatida por León Trotsky y la Oposición de Izquierdas.

La nomenklatura abarcaba también el poder discrecional del Partido Comunista de la Unión Soviética para efectuar nombramientos importantes y revocarlos, para todos los cargos administrativos en el gobierno y dentro del mismo Partido, guardando listas de todas las posiciones importantes de la administración pública y de los miembros del Partido que fuesen candidatos potenciales a ocuparlas. La sola afiliación al PCUS traía beneficios y privilegios para el nuevo militante, pero no lo transformaba en parte de la "nomenklatura" propiamente dicha, pues ésta se restringía en la práctica a los militantes dotados de mayor poder político dentro de la administración pública, formando así una "élite dentro de la élite".

Other Languages