No violencia

Manifestación no violenta contra los ensayos nucleares (en París, 1995).
Manifestación contra Operación Margen Protector en Dublín en 2014

La no violencia es tanto una ideología como una práctica ético-política que rechaza el uso de la violencia y la agresión, en cualquiera de sus formas. Se opone al uso de la violencia como medio (método de protesta, práctica de lucha social, o como respuesta a la misma violencia) y como fin (por ejemplo, para lograr un cambio social o político) porque considera que todo acto violento genera más violencia. Se trata de una opción alternativa que pretende "humanizar" la sociedad, apostando y valorando el poder de la vida ignorar ni prevenir los conflictos. Desde esta perspectiva, la obtención de los logros en la lucha social es posible porque considera que el poder de los gobernantes no es eterno ni indestructible sino que depende del consentimiento de la población. La acción no violenta busca disminuir ese poder, cuando considera que se ejerce injustamente, retirando el consentimiento y la cooperación.

Implicaciones

Si bien se suele usar indistintamente "no-violencia" y "no violencia" para referirse a la misma idea, el uso de cada una tiene implicancias diferentes que obedecen a diferentes momentos del desarrollo del concepto. Actualmente se considera que "no-violencia", como una sola palabra, es el término más completo porque es más que la mera (pura) negación del uso de armas y de la violencia directa (no violencia), o el conjunto de técnicas y procedimientos (no-violencia). No violencia nombra a un programa de tipo ético-político, social y económico de emancipación y cambio social.

Precisamente, la no violencia es una ideología que representa toda una propuesta en positivo para entender los conflictos y transformar la sociedad. Desde una perspectiva no violenta, los avances históricos de la Humanidad han sido posibles por su capacidad de evolucionar cooperativamente. Esta idea implica considerar que la violencia y la exclusión no son "intrínsecas al ser humano" sino tendencias promovidas por actores históricos con intereses determinados que ayudan a crear super-estructuras como el complejo militar-industrial, que en un círculo vicioso empujan la misma violencia de la que se alimentan. En este sentido, el quid de la cuestión de la no violencia es la negativa a la organización para la violencia: contra la creencia convencional, no se pone el acento en la condena a la reacción personal violenta, sino en la preparación para la violencia.

El problema de la violencia política sería la organización para la violencia -la creación de ejércitos u organizaciones armadas que absorben tiempo y recursos humanos, cognitivos, reflexivos, políticos, científicos y materiales con consecuencias catastróficas- y también la preparación para su justificación y legitimación - la cultura de la guerra, el sexismo, el etnocentrismo, la competitividad destructiva, etc.-. Todo esto impide la realización de la persona humana o dificulta la satisfacción de sus necesidades fundamentales. Ante esto, la no violencia plantea un proceso de toma de conciencia para reconocer cuáles son (y por qué) las víctimas que va dejando tras de sí todo sistema político, económico y social.

Other Languages
العربية: لاعنف
български: Ненасилие
català: No-violència
čeština: Nenásilí
English: Nonviolence
Esperanto: Senperforto
français: Non-violence
עברית: אי-אלימות
hrvatski: Nenasilje
Հայերեն: Ոչբռնություն
italiano: Nonviolenza
日本語: 非暴力
한국어: 비폭력
Latina: Inviolentia
Napulitano: Nunviulenza
Nederlands: Geweldloosheid
norsk nynorsk: Ikkjevald
norsk bokmål: Ikkevold
ਪੰਜਾਬੀ: ਅਹਿੰਸਾ
polski: Non violence
português: Não violência
русский: Ненасилие
संस्कृतम्: अहिंसा
srpskohrvatski / српскохрватски: Nenasilje
Simple English: Nonviolence
српски / srpski: Ненасиље
svenska: Icke-våld
Tok Pisin: Nonvailens
українська: Ненасильство
Tiếng Việt: Bất bạo động
中文: 非暴力