Nivel de verosimilitud de las pruebas

El nivel o grado de verosimilitud de las pruebas clínicas es un sistema jerarquizado, basado en las pruebas o estudios de investigación, que ayuda a los profesionales de la salud a valorar la fortaleza o solidez de las pruebas asociada a los resultados obtenidos de una estrategia terapéutica, validez de una prueba diagnóstica, factor de riesgo de una enfermedad, etcétera.

Desde finales de la década de 1990, cualquier procedimiento realizado en Medicina, ya sea preventivo, diagnóstico, terapéutico, pronóstico o rehabilitador, tiene que estar definido por su nivel de verosimilitud de las pruebas científicas, movimiento médico y científico conocido como « medicina basada en hechos».

Niveles de verosimilitud y grados de recomendación

Según la US Agency for Health Research and Quality:

Nivel de verosimiltud

  • Ia: Las pruebas provienen de metaanálisis de ensayos controlados, aleatorizados, bien diseñados.
  • Ib: Las pruebas provienen de, al menos, un ensayo controlado aleatorizado.
  • IIa: Las pruebas provienen de, al menos, un estudio controlado bien diseñado sin aleatorizar.
  • IIb: Las pruebas proviene de, al menos, un estudio no completamente experimental, bien diseñado, como los estudios de cohortes. Se refiere a la situación en la que la aplicación de una intervención está fuera del control de los investigadores, pero cuyo efecto puede evaluarse.
  • III: Las pruebas provienen de estudios descriptivos no experimentales bien diseñados, como los estudios comparativos, estudios de correlación o estudios de casos y controles.
  • IV: Las pruebas provienen de documentos u opiniones de comités de expertos o experiencias clínicas de autoridades de prestigio o los estudios de series de casos.

Grado de la recomendación

  • A: La buena verosimilitud de las pruebas científicas sugiere que los beneficios del servicio clínico superan sustancialmente los riesgos potenciales. Los médicos deben discutir el servicio con los pacientes.
  • B: La verosimilitud científica sugiere que los beneficios del servicio clínico son mayores que los riesgos potenciales. Los médicos deben discutir el servicio con los pacientes.
  • C: La verosimilitud científica sugiere que hay beneficios proporcionados por el servicio clínico, pero la proporción entre los beneficios y los riesgos son demasiado cercanos para hacer recomendaciones generales. Los médicos no deben ofrecer el servicio a menos que haya consideraciones individuales.
  • D: La verosimilitud científica sugiere que los riesgos del servicio clínico son mayores que los beneficios potenciales. Los médicos no deben ofrecer rutinariamente el servicio a los pacientes asintomáticos.
  • E: La verosimilitud científica es deficiente, de mala calidad, o en conflicto, de tal forma que la proporción de riesgo en comparación con el beneficio no se puede evaluar. Los médicos deben ayudar a los pacientes a entender la incertidumbre que rodea el servicio clínico.
Other Languages