Nimbo

Icono con la Virgen y el niño con nimbo.
Papa Pascual I representado con un halo cuadrado, lo que indica que se encontraba vivo. Hacia el 820, Basílica de Santa Práxedes, Roma.

Un nimbo (del latín, nimbus, "nube oscura" o "aureola") es la luminosidad, a modo de corona, usualmente circular, que aparece detrás y alrededor de la cabeza en una imagen o icono. Como símbolo, hace destacar la luz espiritual o divina del personaje representado.

Aunque se suele emplear como sinónimo de aureola, ésta suele colocarse sobre la cabeza (un círculo o elipse suelto o rozando la cabeza) o bien su luminosidad puede envolver todo el cuerpo del personaje.

Tipos de nimbos

A modo indicativo, pueden distinguirse, entre otros, diferentes tipos de nimbos:

  • Nimbo cuadrado, utilizado para representar altos dignatarios que estaban todavía vivos en el momento de su representación (papas, emperadores, reyes).
  • Nimbo redondo, utilizado para representar personajes fallecidos.
  • Nimbo crucífero o cruciforme, cuando en el círculo se inscribe una cruz de brazos iguales, reservado a la representación de Jesucristo.
  • Nimbo triangular, con forma de triángulo, exclusivo de la persona del Padre de la trinidad cristiana.
  • Nimbo radiado, disco aplicado a los dioses antiguos.
  • Nimbo perlado, utilizado principalmente por los musulmanes, donde los bienaventurados viven en perlas.[1]
Other Languages
čeština: Svatozář
עברית: הילה (דת)
italiano: Nimbo
Nederlands: Halo (iconografie)
norsk bokmål: Glorie
русский: Нимб
Scots: Gowe
Türkçe: Hâle