Nicolino Locche

Nicolino Locche
Campeón Mundial Peso Superligero
Nicolino Locche.jpg
Datos personales
Nombre completoNicolino Felipe Locche
Apodo(s)El Intocable
NacimientoTunuyán, Prov. de Mendoza
2 de septiembre de 1939
PaísArgentina
Nacionalidad(es)Flag of Argentina.svg Argentino
FallecimientoLas Heras, Prov. de Mendoza
7 de septiembre de 2005 (66 años)
Altura1,68 m (5 ft 6 in)
Pesosuperligero
ligero
Carrera
DeporteBoxeo
EstiloOrtodoxo
Debut deportivo11 de diciembre 1958
(Bandera de Argentina Luis García)
Retirada deportiva7 de agosto de 1976
(Bandera de Chile Ricardo Molina Ortiz)
Combates
Totales136
Victorias117
Nocaut: 14
Decisión: 103
Derrotas4
Nocaut: 1
Decisión: 3
[editar datos en Wikidata]

Nicolino Felipe Locche (2 de septiembre de 1939, Tunuyán7 de septiembre de 2005, Las Heras) fue un boxeador argentino. Se consagró campeón mundial en la categoría peso superligero ante Takeshi Fuji el 12 de diciembre de 1968, en Tokio. Retiene el título mundial hasta 1972. Es uno de los mejores boxeadores argentinos junto con Carlos Monzón, Pascual Pérez y Víctor Galíndez. Junto con Young Griffo es considerado como el boxeador con mejores habilidades defensivas de todos los tiempos.[2]​ En el año 2003 fue incorporado al Salón Internacional de la Fama del Boxeo.

Carrera

Locche fue distinto a todos los boxeadores. Deportivamente Nicolino Locche se caracterizó por su gran defensa, caracterizada por su habilidad para desplazarse en forma rápida y ligera dentro del ring y eludir los golpes del rival[3]​ -la cual le adjudicó su apodo- y sus ataques efectivos e inesperados. Fue el primer boxeador de su país que logró llevar público femenino a sus combates, y hoy en día es considerado un símbolo del boxeo argentino junto a Carlos Monzón, Pascual Pérez y el recién retirado Sergio Martínez.

No bailaba ni saltaba, evitaba los golpes a menos de cincuenta centímetros del punto de partida de los puños de sus enfurecidos rivales. Para ello elegía un lugar del ring, preferentemente las sogas, apoyaba allí su espalda para elastizar el espacio hacia atrás, movía el torso, quitaba la cabeza del radio comprometido hacia ambos laterales y tras "veinte golpes" del adversario, lo palanqueaba con sus puños o antebrazos hasta amarrarlo y provocar el clinch. Después, recién después y luego de la participación del árbitro, se desplazaba con tres pasos cortos y acelerados hacia atrás o hacia el costado en una actitud inequívocamente chaplinesca. [4]

La popularidad del “Intocable”, como lo apodaban, comenzó a crecer, llenando el Luna Park en cada una de sus presentaciones. Después de ganarle el titulo argentino a Jaime Giné en 1961 y al brasileño Sebastiao Nascimento, el título sudamericano de los welter junior ( hasta 63.500 kg) en 1963, Nicolino fue conquistando a un público que, al principio, no aceptaba su estilo. Lo resistían los ortodoxos por entender que eso "no era boxeo, era circo". Y lo escribían y afirmaban algunos colegas de prestigio. Pero cuando fueron desfilando Joe Brown, Ismael Laguna, Carlos Ortiz, todos ex campeones mundiales recientes, a la mitad de los años 60, Buenos Aires le dio la "bendición" y se convirtió en el tercer ídolo indiscutido del boxeo argentino: Justo Suárez ("El Torito" de Cortázar), José María Gatica ("El Mono" de Leonardo Favio) y ahora Nicolino, quien es anterior a Ringo y a Monzón.[4]

El 12 de diciembre de 1968 llega al auge de su carrera deportiva y se consagra campeón mundial venciendo a Takeshi Fuji en Tokio, Japón.[5]​ Esa pelea con Fujii -12 de diciembre de 1968– fue una obra de arte. Un Locche pleno que demostró que, entrenado, podía hacer todo lo que quisiera sobre el ring: boxear como lo hacía en Buenos Aires o pelear como se imponía ante un Campeonato del Mundo.

Defendió su título 6 veces ante Manuel Jack Hernández, Carlos Hernández, João Henrique, Adolph Pruitt, Antonio Cervantes y Domingo Barrera Corpas, pero el 10 de marzo de 1972 pierde la corona por puntos en Panamá contra Alfonzo Frazer. Un año después intenta recuperarla sin éxito y decide retirarse en 1976.

Other Languages