Nicolás Olivera

Andrés Olivera
Datos personales
Nombre completoAndrés Nicolás Olivera Olivera
Apodo(s)Nico
NacimientoMontevideo
30 de mayo de 1978 (40 años)
PaísUruguay
Nacionalidad(es)UruguayoFlag of Uruguay.svg Uruguayo
Altura1,66 m (5 ft 5 in)
Carrera
DeporteFútbol
Debut deportivo1995
(Bandera de Uruguay Defensor Sporting)
PosiciónExtremo
Dorsal(es)11
Retirada deportiva2016
(Bandera de Uruguay Defensor Sporting)
Carrera internacional
SelecciónBandera de Uruguay Uruguay
Part. (goles)28 (8)

Andrés Nicolás Olivera Olivera (Montevideo, Uruguay, 30 de mayo de 1978), es un exfutbolista uruguayo y actual gerente deportivo de Defensor Sporting. Debutó en primera división a los 17 años de edad, con el Defensor Sporsung Club el 6 de diciembre de 1995 en el estadio Centenario en la Liguilla Pre-Libertadores de América en encuentro disputado frente al equipo de Porongos de Flores, ingresando en sustitución de Jorge Orosmán Da Silva. Ha jugado en múltiples clubes a lo largo de su carrera futbolística. Entre ellos destacan el Sevilla, Valencia y Real Valladolid de España. En México ha jugado para Atlas, Puebla, Veracruz y América. Jugaba de medio volante ofensivo y se caracterizaba por su técnica individual e inteligencia dentro del campo. Su debut en México lo realizó con la escuadra del Necaxa en la Apertura 2006, procedente del Defensor Sporting. Fue elegido Balón de Oro FIFA en el Mundial sub-20 de Malasia en 1997.

Es uno de los máximos ídolos de la afición de Defensor Sporting Club. En sus 192 partidos jugados por Defensor Sporting marcó 61 goles. El primero se lo convirtió al Liverpool Fútbol Club el 30 de junio de 1996 en el Estadio Belvedere en encuentro correspondiente a la octava fecha del Torneo Apertura.

Sentimiento por Defensor Sporting

Nicolas Olivera es considerado el máximo ídolo de Defensor Sporting gracias al amor que le demostró en todo momento a la institución.

En Uruguay, donde es muy común que una persona sea hincha de Peñarol o Nacional, Nicolas demostró ser hincha de Defensor rechazando ofertas de esos clubes y siempre que regresó al país, lo hizo para jugar en 'la viola', siendo el único club uruguayo donde jugó.

“Para mí lo mejor fue llegar a Defensor. Encontrarme en un lugar donde estaba muy a gusto. Aquí me sentí arropado, querido, protegido. Ver a jugadores, a los que admiraba y luego fueron mis compañeros. No sé lo que hubiera pasado si hubiera estado en otro lado. La vida me llevó a estar en esta institución, que para mí fue amor a primera vista. Todo lo que pasó después en mi carrera, fue por haber estado acá. Por algo, cada vez que me fui dije que iba a volver y lo hice. Nunca quise jugar en otro lado en Uruguay. Así lo sentí, pero también había dado mi palabra. Acá creí futbolisticamente y como persona." Nicolas Olivera en Ovación