Nicolás Estévanez Murphy

Nicolás Estévanez Murphy
Nicolás Estévanez Murphy-retrato 1914.jpg
Nicolás Estévanez en un retrato al óleo de 1914.

Escudo del Gobierno Provisional y la Primera República Española.svg
Ministro de Guerra[1]
11 de junio de 1873-28 de junio de 1873[1]

Información personal
Nombre nativo Nicolás Estévanez Murphy Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 1838 Ver y modificar los datos en Wikidata
Las Palmas de Gran Canaria, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1914 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Nicolás Estévanez Murphy ( Las Palmas de Gran Canaria, 17 de febrero de 1838 - París, 1914) fue un poeta, militar y político español.

Biografía

Nació en Las Palmas de Gran Canaria,[2] en el edificio donde se hallaba instalada la Inquisición, en el seno de una familia burguesa que tenía su residencia habitual en la isla de Tenerife. Su padre, Francisco de Paula Estévanez, era un militar progresista de origen malagueño y su madre, Isabel Murphy y Meade, procedía de una familia de comerciantes de origen irlandés. Desde niño se trasladó con su familia al barrio lagunero de Santa María de Gracia ( Tenerife), en donde transcurriría su infancia.

Muy joven, en 1852, ingresó en la Academia de Infantería de Toledo y luego participó en la guerra de África de 1859- 60[2] donde sirvió con distinción por lo que le fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando.

En 27 de noviembre de 1871, estando destinado en Cuba como capitán, en situación de remplazo, se enteró que la sentencia contra ocho estudiantes que habían sido condenados en consejo de guerra se había cumplido, Nicolás Estévanez se indignó y manifestó con ira su desacuerdo contra el fusilamiento de los jóvenes cubanos, diciendo que “antes que la patria están la humanidad y la justicia”. Por este motivo, solicitó su baja en el ejército español, porque no podía permanecer ni un día más. Todos los años, desde 27 de noviembre de 1937, fecha en la que se instaló una placa en fachada del Hotel Inglaterra en La Habana, en la acera del Louvre. los cubanos celebran el aniversario con marchas juveniles y diversos actos y conferencias, y también se acuerdan este día de la valiente actitud de Nicolás Estévanez, que como consecuencia de la experiencia vivida, abandona definitivamente el ejército español, indignado y avergonzado ante semejante injusticia y afrenta.

Participó en la revolución de septiembre de 1868, y se unió a la insurrección republicana de 1869 y fue encarcelado. Posteriormente llegó a ser diputado en el parlamento y ministro del gobierno bajo Pi y Margall, durante la Primera República Española. De militancia republicana (de las facciones más revolucionarias del Partido Republicano Federal), llegó a defender la autonomía para Cuba y Canarias, llegando a visitar a la cárcel a Secundino Delgado. Con la Restauración parte al exilio y reside en Portugal, Cuba y Francia.

Según narra en sus memorias, en noviembre de 1872 encabezó la revuelta republicana que dio lugar a la proclamación en febrero de 1873 de la república española. Estos hechos tuvieron como eje central la toma del puente de Vadollano, en la vía férrea Madrid-Sevilla, y la proclamación de la República en el municipio de Linares, considerándose de este modo el inicio del estado republicano en esta localidad.

Es autor de varios poemas, en los que encontramos un fuerte sentimiento regionalista canario. También es autor de los libros Fragmentos de mis memorias y Diccionario militar.

El anarquista Mateo Morral tuvo en Nicolás Estévanez uno de sus principales mentores ideológicos, y escribió una obra titulada Pensamientos revolucionarios de Nicolás Estévanez. Pío Baroja, en sus Memorias dice que pudo ser Nicolás Estévanez el encargado de transportar desde Francia a Barcelona, envuelta en una bandera francesa, la bomba con la que diez días después Mateo Morral intentó acabar con la vida de Alfonso XIII, el 31 de mayo de 1906 en un atentado del que los Reyes salieron indemnes pero que costó la vida a treinta espectadores.

Murió el 19 de agosto de 1914 en París.

Other Languages