Nicolás Edme Restif de la Bretonne

Nicolás Edme Restif de la Bretonne
Retifdelabretonne.jpg
Información personal
Nacimiento 23 de octubre de 1734 Ver y modificar los datos en Wikidata
Auxerre, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 3 de febrero de 1806 Ver y modificar los datos en Wikidata (71 años)
París, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Francés Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, novelista, impresor, diarista, dramaturgo, escritor de ciencia ficción y traductor Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Nicolás Edme Restif de la Bretonne ( Sacy, 23 de octubre de 1734 - París, 3 de febrero de 1806) fue un prolífico escritor francés, representativo de finales del siglo XVIII. También se escribe su apellido como Rétif de la Bretonne. Fetichista del calzado femenino, da nombre al retifismo.

Biografía

Octavo hijo de un rico agricultor de Yonne, estudió en un colegio jansenita. Tenía una salud muy delicada por lo que fue destinado a la Iglesia pero, al parecer, se reveló pronto como muy amigo de las faldas, lo que le hizo abandonar el sacerdocio.

En 1751 sus padres le enviaron a Auxerre como aprendiz de imprenta, donde sedujo a la esposa de su patrón, Mme Fournier (que aparecerá trasmutada en alguna novela). Trabajó como obrero tipográfico; debido a sus muchas deudas, cambiaba a menudo de lugar. Decidió marcharse a París en busca de aventuras, sumergiéndose en una vida disoluta.

Como impresor y escritor, conoció a escritores como Beaumarchais, Louis-Sébastien Mercier o Cazotte. Aceptó trabajar como delator o informador para la policía real (por lo que fue apodado el "búho de la isla de Saint-Louis"), lo que le proporcionó, además de una entrada de dinero extra, la materia prima para escribir sus numerosas novelas. Le gustaba la noche y pasear por las calles de París y por la isla de Saint-Louis, y se dice que escribía apoyado en los puentes y en las paredes.

En 1767 publicó su primera obra importante: La Famille vertueuse (La familia virtuosa), a la que le siguieron, entre otras: Le Pornographe (1769), en donde presenta un proyecto para reformar la prostitución; Le Paysan perverti, ou Les dangers de la ville (El campesino pervertido, 1774), su gran novela, que parte inicialmente de la inglesa Pamela; La vie de mon père (La vida de mi padre, 1779), el libro más reimpreso de los suyos;[2] y La paysanne pervertie (La campesina pervertida, 1784), que luego unirá al otro libro sobre los males de la ciudad. Cabe añadir Les Parisiennes (Las parisinas, 1787), Ingénue Saxancourt (1789) ysu Anti Justine (1793).

La llegada de la Revolución francesa lo arruinó, corriendo peligro de ser arrestado durante el Terror, sus novelas apenas le daban para subsistir. Fue un testigo de los acontecimientos ocurridos durante la misma y publicó Le Palais-Royal (El palacio real) (1790); Les nuits de París (Las noches de París) (1793). En 1795, la Convención termidoriana acudió en su ayuda reembolsándole la suma de dos mil francos. Aunque hiciera ostentación, como nuevo rico, sus amistades aristocráticas y su reputación le hicieron caer en desgracia. Entró en el ministerio de la Policía, pero su mala salud le obligó a retirarse y murió, poco después, en la miseria.

Sus libros eróticos están ilustrados, a menudo, con mujeres de pies minúsculos y bocas redondas. El que trata de prostitución en el Palacio Real es presentado como una guía, pero sus páginas son, ante todo, una serie de artículos periodísticos.

Fue muy criticado, hasta el punto de ser apodado el "Voltaire de las camareras" o el "Rousseau del arroyo" (admiraba las ideas de Rousseau). Pero fue un reformador que abordó diversos problemas morales, incluyendo temas prohibidos como la prostitución y el incesto (con soluciones muy a menudo conservadoras y represivas), y también ideando una forma de comunismo agrícola. Saint-Simon y Fourier se inspiraron en él. Sus obras relativas a la Revolución fueron publicadas de nuevo lo que permitió redescubrir a este escritor que fue testigo, aunque desde otro ángulo, de la revuelta.

Escribió novelas y teatro, un gran autobiografía en la línea de la de Rousseau, y numerosos proyectos de reforma: teatro, las mujeres —Les Gynographes, los hombres —L’Andrographe—, las costumbres sexuales, la legislación. Por ello no sorprende que elaborase su utopía, La Découverte australe par un homme volant, que eso sí está meclada con unos recuerdos idílicos y con extrañas ideas del momento sobre el mundo animal. Hoy es objeto de curiosidad por la crítica universitaria, que ve en él uno de los representantes más ejemplares de las últimas Luces.

Hoy se le reconoce como un importante escritor del siglo XVIII, coincidente en cierto modo con el marqués de Sade aunque no apreció su Justine, hasta el punto de escribir una Anti-Justine: el marqués de Sade y él se detestaban. En cambio fue apreciado por Benjamin Constant y Friedrich von Schiller, quien resaltó a Goethe la aparición de Monsieur Nicolas en enero de 1798.

Other Languages