Ngenechén

Ngenechén ( mapudungun: ngünechen) —también conocido como Nenechén, Ngünechén, Nguenúechén, Guenechén, Guinechén, Guinechena, Guienapun o Huenechen— es uno de los seres espirituales Ngen más importante dentro de la religión tradicional y las creencias del pueblo mapuche actual.[1]

Descripción

Los mapuches distinguen a Ngünechen como el "gobernador de los mapuches" o el equivalente actual de "Dios de los mapuches". Es el "Ser Supremo" de la religión mapuche, y/o sinónimo de Dios para la mayor parte de los mapuches actuales. A Ngünechen se le compara, concibe y/o se le asocia a Yahveh o Dios, siendo símbolo importante del equilibrio y el bienestar espiritual.

Sin embargo, esta concepción es cierta solo hasta cierto punto pues al consultar los estudios antropológicos realizados por varios autores, se puede observar que actualmente el concepto de Ngünechen ha sufrido una modificación gradual respecto al uso y significado dados originalmente, pues Ngünechen, en su definición más pura y antigua, no era considerado un dios omnisciente u omnipotente.

Originalmente, el pueblo mapuche en su conjunto era politeista y reconocía un principio organizacional cuatripartito representado por una familia de dioses espíritus compuesta por un hombre viejo (Füta chachai), mujer vieja (Ñuke papai), hombre joven (Weche wentru) y mujer joven (ülcha domo).[4]

A partir del siglo XIX, después de la Conquista Española y las evangelizaciones, los mapuches empezaron a tener la idea de un Dios superior que vivía en el cielo y dominaba la tierra, que era superior a todos los demás dioses, pero aun así este concepto continuó teniendo una fuerte raíz étnica. La influencia de estructuras cristianas y coloniales cambió en parte las nociones mapuches de divinidad. La imagen de Ngünechen combinó varios símbolos coloniales masculinos de autoridad con la naturaleza y los espíritus ancestrales de los mapuches convirtiendo a Ngünechen en el patrón, dominador y el gobernante de la tierra y sus habitantes, la combinación del poder de todos los espíritus dominantes de la naturaleza (ngen) y los espíritus ancestrales que moran en el cielo (wenu püllüam).[3] Este proceso de sincretismo, unificó y fusionó a Ngûnechen con otras deidades, principalmente con Ngenchen (dueño de los mapuche), Elchen(creador del mapuche), y Elmapun (creador del mundo mapuche), Ngenmapun y Ngûnemapun, asimismo con sus sìmiles del mundo espiritual.

Noggler (1980) hablando de la acomodación de los capuchinos bárbaros a la realidad araucana señala: “eminentes misioneros “enseñaban al pueblo mapuche que el Padre celestial de los cristianos era idéntico con el Ngünechen”, que el relato bíblico del diluvio correspondía al tren-tren mapuche y, el sacrificio del Ngillatun a los sacrificios de Israel en el Antiguo Testamento”.[6] Según Alonqueo (1979) para el mapuche no hay más que un solo Dios Soberano Creador, aunque nombre varias personas en Dios: Fücha, Kuche, Weche Wentru e Ilcha domo; así como los cristianos creen en la Trinidad, sin ser por ello politeistas ... nosotros invocamos a Dios bajo las cuatro personas y el Fileu es el Espíritu de Poder y Sabiduría de Dios”

Por lo tanto, la posición máxima o única que actualmente ostenta Ngünechen en el panteón mapuche, sería el resultado de la influencia cristiana, una especie de dios único dado a los mapuches para cristianizarlos pero que aun conserva parte de las ideas politeistas de la religión mapuche original. Aunque "Ngünechen" y "Chau Dios" se asimilan al Dios Cristiano, siguen subsistiendo los cuatro integrantes de "Ngünechen" (Señor, Señora, Joven y Jovencita). Solo se incorporan los elementos Cristianos que se pueden asociar con elementos Mapuches o que no contradicen su estructura religiosa básica.[7]

En el ngillatun, las(os) machis-sacedotes oran primordialmente a Ngünechen y siguen manteniendo con él la misma relación de reciprocidad que mantenían con los antiguos espíritus ancestrales o "Pillanes". " Ngünechen " no tiene las mismas acepciones de moralidad y santidad del Dios Cristiano. No existe la necesidad unilateral del hombre Mapuche hacia su Dios, Ngünechen necesita tanto del hombre Mapuche como ellos de él.[10]

Other Languages
English: Ngenechen
italiano: Ngenechén
svenska: Guinechen