Ngen-winkul

El Llaima, en la mitología mapuche residencia de uno de los principales ngen-winkul, visto desde Temuco durante un período de actividad.

Ngen-winkul son Ngen espíritus dueños y tutelares de los cerros, montañas y volcanes, según la mitología mapuche.

Descripción

Los Mapuches indican que estos espíritus Ngen están presentes en algunos füta-winkul (grandes montañas o volcanes) o los pichi-winkul (cerros o colinas) que están dotados de newén (potencia) Distinguiéndose de este modo según su tamaño, los Ngen-füta-winkul, (espíritu dueño del cerro grande o volcán) y los Ngen-pichi-winkul (espíritu dueño del cerro pequeño o colina).

Los Ngen-winkul, presentarían apariciones zoomorfas o antropomorfas. Suelen verse frecuentemente como animales de apariencia peculiar o extraña, tales como grandes toros o culebras; y/o también con la apariencia de seres mitológicos, tales como el Pihuychen o el waillepeñ. También suelen aparecer como hombres que residen en la cima y/o interior de los cerros o montañas, sin envejecer jamás. Allí, su vida sería muy hermosa y dispondría de todo tipo de recursos; ganado, siembra y agua, cántaros llenos de oro y plata; y todas las cosas necesarias para formar su hogar.

Los Ngen-winkul igualmente viven en el mismo lugar junto a muchos pillanes, a quienes custodian, por órdenes del espíritu Pu-am; ya que muchos de los pillanes que fueron vencidos en la gran batalla de los antiguos Pillanes, habitan el Mapu (tierra), y vivirían encerrados en el interior de los volcanes y montañas. Pero aunque a los pillanes y a el cherufe se les relacionan frecuentemente con los volcanes y montañas, y como los seres que ocasionan la furia de los volcanes; los verdaderos dueños y quienes gobiernan los volcanes y montañas según la voluntad del Pu-am, serían los Ngen-winkul.

Other Languages