Neutralidad tecnológica

Robots en las calles ¿Es correcto o incorrecto?

La Neutralidad Tecnológica es comúnmente definida como "la libertad de los individuos y las organizaciones de elegir la tecnología más apropiada y adecuada a sus necesidades y requerimientos para el desarrollo, adquisición, utilización o comercialización, sin dependencias de conocimiento implicadas como la información o los datos",[1] pero no existe una definición oficial para el término. Se usa preferentemente a la hora de describir la actitud que se espera por parte de la Administración Pública en relación con sus proveedores, sobre todo tratándose de bienes y servicios informáticos.

  • Hay quien entiende la neutralidad tecnológica como la igualdad de concurrencia de los proveedores ante el mercado de la Administración Pública.
  • Otra acepción se refiere a la actitud que debe tomar la Administración Pública respecto de un proveedor que en el transcurso del tiempo ha adquirido respecto de la Administración Pública una situación privilegiada y de cuyos productos no podría prescindir sin arrastrar grandes costes.
  • Desde el punto de vista del usuario, o del administrado, y especialmente en el ámbito de la Administración electrónica, la neutralidad tecnológica implica que dicho administrado debe poder dirigirse a la Administración Pública por vías telemáticas sin que le sea impuesta, de facto o explícitamente, ningún tipo de tecnología específica.
  • Finalmente neutralidad tecnológica también se usa como la característica de una ley que enuncia derechos y obligaciones de las personas sin disponer nada acerca de los medios tecnológicos necesarios para que se cumplan. Se trata de leyes que se desinteresan del marco tecnológico.

Además de la definición inicial, la segunda acepción es la que está ganando más terreno en el idioma, y está íntimamente ligada a la política respecto de los monopolios.

Principios de la Neutralidad Tecnológica

"La ley debe permanecer neutra en cuanto a los tipos de tecnología y el desarrollo de las mismas, por demás cambiantes y en forma constante. La ley no debe inclinarse u orientarse a un tipo de tecnología, ni limitarse a una forma de transmitir los mensajes. Esto es de suma importancia, debido a que no solo puede excluir tecnologías existentes, sino quedar obsoletas en un periodo relativamente corto." .[2]

Basado en los textos de Mauro D. Ríos, los principios que tiene la neutralidad tecnológica son:

  • Principio 1: Libertad de oportunidades para toda solución técnicamente viable para satisfacer un requisito tecnológico para el sector público, privado, académico u otro.
  • Principio 2: No dependencia de los fabricantes, desarrolladores, proveedores o distribuidores de los productos o servicios de tecnología.
  • Principio 3: Libertad de las personas para interactuar con una organización o institución, pública o privada, por medios electrónicos, sin ser impuesto, de facto o explícitamente, cualquier tecnología específica.
  • Principio 4: Las reglas de neutralidad (leyes, decretos u otros) que establecen los derechos y obligaciones, no deben referirse a la tecnología o medios tecnológicos necesarios para cumplir con estas normas.
  • Principio 5: La normalización de la información en archivos digitales, debe ser generada, almacenada o transmitida en al menos un formato estándar abierto y certificado, pudiendo hacerlo también en otros.

Así mismo la implementación de estas bases suele ser complicado, por lo lograr una neutralidad tecnológica muchas veces no es posible, ya sea por leyes u aspectos sociales que no permitan cumplir estos principios. "La implementación de un escenario de neutralidad tecnológica no es una tarea fácil y siempre debe ser entendida como un proceso. Los marcos regulatorios de los países deben tener en cuenta el escenario actual, un escenario que suele revelar algunos o muchos aspectos de dependencia tecnológica en diferentes áreas y en diferentes aspectos de la tecnología, ya sea software, hardware o una combinación de ambos. Las metas y los indicadores deben ser alcanzables, razonable y teniendo en cuenta la variedad de escenarios que pueden ser identificados en las organizaciones y los gobiernos."[3]

Other Languages