Neutralidad de red

La red neutral es aquella que permite comunicación de punto a punto sin alterar su contenido.

La neutralidad de red[1]​ es el principio por el cual los proveedores de servicios de internet y los gobiernos que regulan Internet deberían tratar a todo tráfico de datos que transita por la red por igual, sin discriminarlo o cargar al usuario de manera diferente según el contenido, página web, plataforma, aplicación tipo de equipamiento utilizado para el acceso, o modo de comunicación.

El término fue acuñado en la Universidad de Columbia por el profesor Tim Wu en 2003, como una extensión del concepto de una operadora común que era utilizado para describir el papel de los sistemas telefónicos.

La neutralidad de red se debe ver ante todo como una forma de que los ISP proporcionen el mismo servicio a todos los usuarios y servicios. Pero hay que tener en cuenta que en las redes se precisa de diferenciación de tráfico para priorizar las comunicaciones de los servicios de emergencias, la gestión de la propia red de las operadoras, el uso de servicios críticos como los de teleasistencia, y otros.

Hay que ser estricto a la hora de hablar de la neutralidad de red y pensar que debe haber el mínimo número de excepciones pero deben estar estrictamente limitadas. Siguiendo el ejemplo anterior, si una red estuviera tratando todo el tráfico por igual, en función de una neutralidad de red estricta, y la red estuviera saturada, la notificación de que una señora mayor se ha caído en su casa podría no llegar nunca o demasiado tarde a sus cuidadores, ya que la red podría descartar dicha información por saturación.

Un buen ejemplo de cómo no respetar la neutralidad en la red es el proveedor de servicios de Internet Comcast, cuando redujo la velocidad de subida de archivos a las aplicaciones que utilizaban peer to peer (P2P) para compartir archivos. No hace falta indagar mucho para darse cuenta de que en el debate de la neutralidad de la red influyen factores políticos y económicos. Debido a esto y a la influencia de la opinión pública, algunos gobiernos decidieron regular la banda ancha de los servicios de Internet como un servicio público, como por ejemplo se regula la electricidad, el gas, el agua. Además también se imponen limitaciones a los proveedores y se regulan las ofertas que puedan ofrecer.

Términos relacionados

Internet Libre (Open Internet)

La idea de un Internet libre es la idea de que todos los recursos y medios que ofrece Internet sea fácilmente accesible para todos los individuos, organizaciones o empresas. Esta idea engloba otras como por ejemplo la neutralidad de red, estándar abierto, transparencia, censura en Internet. El concepto de un Internet libre es a veces expresado como un poder tecnológico descentralizado, donde se puede apreciar una cercana relación al software de código abierto, un tipo de software que tiene todo su código a disposición de cualquiera, es decir, cualquiera puede modificarlo.

Los defensores de la neutralidad de red ven el software de código abierto como un componente fundamental de "Internet libre" donde el tratamiento igual de los datos y la apertura de los estándares web permite utilizar Internet de manera más fácil para comunicarse, realizar negocios y actividades sin la intervención de un tercero. Un Internet cerrado es la versión opuesta, donde determinadas personas, gobiernos, o grandes corporaciones favorecen ciertos usos. Un Internet cerrado implica tener restricciones sobre los estándares web, ralentizar algunos servicios o aplicar filtros sobre contenidos.

Servicios “zero rating”

El término servicios "zero-rating" describe una práctica comercial mediante la cual ciertos contenidos de Internet se entregan al usuario final a un costo considerablemente reducido o incluso de forma gratuita. En este escenario, el proveedor del servicio de Internet normalmente subsidia el costo del acceso a Internet a cambio de ventajas de mercado tangibles o intangibles. Estas ventajas de mercado podrían traducirse en un aumento de la base de suscriptores, derechos de acceso preferencial para la oferta de servicios de Internet o la posibilidad de monetizar los datos recogidos de los suscriptores de los servicios. Actualmente existe un debate acerca de si estos servicios discriminan los flujos de datos que no se ofrecen bajo un servicio zero-rating. Del mismo modo, no está claro si el hecho de que un servicio zero rating ofrezca un subconjunto del acceso pleno a Internet, a quienes de otra manera no tendrían ningún acceso; es sea mejor o peor que el potencial daño derivado de un limitado acceso a Internet. Este debate es particularmente importante en los países en desarrollo, donde se han planteado preocupaciones acerca de las posibles desventajas y consecuencias involuntarias de los servicios zero rating.

Competencia de mercado

La existencia de una saludable competencia de mercado es un componente frecuente en las discusiones sobre neutralidad de la red. En los mercados donde las opciones de acceso asequible a Internet son limitadas, los usuarios son potencialmente más vulnerables a ver restringido su acceso al contenido disponible o a experimentar un desempeño más pobre de la red. Para los ISP, la competencia en el mercado es útil, dado que ofrece a los consumidores la posibilidad de elección y fomenta la innovación entre los proveedores de servicios. Además, la promoción de la competencia para la provisión de acceso a Internet apoya la posibilidad de que los usuarios escojan entre diferentes servicios y experiencias en línea.

Bloqueo y filtrado

Bloquear o filtrar contenido es una práctica según la cual a los usuarios finales se les niega el acceso a ciertos contenidos en línea en función de determinados controles reglamentarios u objetivos de negocio de los proveedores de servicios de Internet ( ISP), o de los operadores de infraestructura de red, para favorecer sus propios contenidos. Algunos consideran que la filtración selectiva de los contenidos de Internet va en contra de los principios de acceso libre y gratuito, sobre todo cuando favorece los servicios de algún ISP. Otros ven el bloqueo y filtrado como métodos necesarios para proteger a menores de contenidos objetables, o limitar la proliferación de contenidos ilegales en línea.

En Brasil se registró el caso del bloqueo de la aplicación WhatsApp en todo el territorio brasileño, orden emitida por una jueza en Río de Janeiro, luego de que la compañía se negara a interceptar las comunicaciones de algunos usurarios investigados por la justicia del paīs, siendo así la tercera vez que esta aplicación sufre restricciones en Brasil . Muchos consideran esto una violación a de la neutralidad de la red, pues afecta el derecho que tiene el usuario a usar dicha aplicación para comunicarse y recibir información.[2]

En Venezuela, durante las manifestaciones ocurridas durante febrero de 2014, en la ciudad de San Cristóbal, Estado Táchira, los habitantes se quedaron sin acceso a Internet por más de 24 horas. Expertos en el manejo informático y de redes consultados por Inside Telecom, destacaron que lo que está pasando en el Táchira es un bloqueo provocado dentro de la red de ABA. Eso dejo a miles de usuarios, entre ellos a los manifestantes, medios de comunicación, al sector empresarial, entre otros, sin acceso a la información de los sucesos que estaban ocurriendo en las calles. Esto, es una violación tanto al concepto de Neutralidad como también al derecho de libertad de expresión y acceso a la información. [3]

Other Languages