Neumonía

Neumonía
PneumonisWedge09.JPG
Rayos X de tórax donde se evidencia neumonía complicada en el lóbulo inferior derecho con efusión.
Clasificación y recursos externos
Especialidad Neumología e infectología
CIE-10 J12, J13, J14, J15, J16, J17, J18, P23
CIE-9 480-486, 770.0
CIAP-2 R81
DiseasesDB 10166
MedlinePlus 000145
Sinónimos
  • Pulmonía
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]

La neumonía[3] La mayoría de las veces la neumonía es infecciosa, pero no siempre es así. La neumonía puede afectar a un lóbulo pulmonar completo ( neumonía lobular), a un segmento de lóbulo, a los alvéolos próximos a los bronquios ( bronconeumonía) o al tejido intersticial ( neumonía intersticial). La neumonía hace que el tejido que forma los pulmones se vea enrojecido, hinchado y se vuelva doloroso. Muchos pacientes con neumonía son tratados por médicos de cabecera y no ingresan en los hospitales. La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) o neumonía extrahospitalaria es la que se adquiere fuera de los hospitales, mientras que la neumonía nosocomial (NN) es la que se adquiere durante la estancia hospitalaria, una vez transcurridas las 48 horas o dos semanas después de recibir el alta.

La neumonía puede ser una enfermedad grave si no se detecta a tiempo, y puede llegar a ser mortal, especialmente entre personas de edad avanzada y entre los inmunodeprimidos. En particular los pacientes de sida contraen frecuentemente la neumonía por Pneumocystis. Las personas con fibrosis quística tienen alto riesgo de padecer neumonía debido a que continuamente se acumula fluido en sus pulmones.

Puede ser altamente contagiosa, ya que los microorganismos causante de dicha enfermedad se disemina rápidamente en el aire, y pueden propagarse por medio de estornudos, tos y mucosidad; un paciente que ha padecido neumonía puede quedar con secuelas de ésta en su organismo por mucho tiempo, esto lo hace potencialmente contagioso y las personas más propensas a contraerla son las que estén en curso de una gripe o un cuadro asmático, entre otras enfermedades del aparato respiratorio.

Neumonía. Subtítulos disponibles.

Fisiopatología

NEUMONÍA
Streptococcus pneumoniae.jpg
Neumonías infecciosas
Neumonías causadas por agentes infecciosos o no infecciosos
Neumonías no infecciosas
  • Neumonía química

Los enfermos de neumonía infecciosa a menudo presentan una tos que produce un esputo (flema) de color marrón o verde y una fiebre alta que puede ir acompañada de escalofríos febriles. La disnea es el signo temprano más específico y sensible. El dolor torácico pleurítico también es común, éste es un dolor agudo o punzante que aparece o empeora cuando se respira hondo. Los enfermos de neumonía pueden toser sangre, sufrir dolores de cabeza o presentar una piel sudorosa y húmeda. Otros síntomas posibles son falta de apetito, cansancio, cianosis, náuseas, vómitos y dolores articulares o musculares. Las formas menos comunes de neumonía pueden causar otros síntomas, por ejemplo, la neumonía causada por Legionella, ya que puede causar dolores abdominales y diarrea,[5] Los niños con neumonía pueden presentar muchos de los síntomas mencionados, pero en muchos casos simplemente están adormecidos o pierden el apetito.

Los síntomas de la neumonía requieren una evaluación médica inmediata. La exploración física por parte de un asistente sanitario puede revelar fiebre o a veces una temperatura corporal baja, una velocidad de respiración elevada ( taquipnea), una presión sanguínea baja ( hipotensión), un ritmo cardíaco elevado ( taquicardia), o una baja saturación de oxígeno ( SatO2), que es la cantidad de oxígeno en la sangre revelada o bien por pulsioximetría o bien por gasometría arterial ( GASA). Los enfermos que tienen dificultades para respirar ( disnea), están confundidos o presentan cianosis (piel azulada) necesitan atención inmediata.

La exploración física de los pulmones puede ser normal, pero a menudo presenta una expansión (amplexión) mermada del tórax en el lado afectado, respiración bronquial auscultada con fonendoscopio (sonidos más ásperos provenientes de las vías respiratorias más grandes, transmitidos a través del pulmón inflamado y consolidado) y estertores perceptibles en el área afectada durante la inspiración. La percusión puede ser apagada (mate) sobre el pulmón afectado, pero con una resonancia aumentada y no mermada (lo que la distingue de un embalse pleural). Aunque estos signos son relevantes, resultan insuficientes para diagnosticar o descartar una neumonía; de hecho, en estudios se ha demostrado que dos médicos pueden llegar a diferentes conclusiones sobre el mismo paciente.

Virus

Los virus necesitan invadir las células para su reproducción. Normalmente los virus llegan al pulmón a través del aire, siendo inhalados por la boca o la nariz, o al ingerir un alimento. Una vez en el pulmón, los virus invaden las células de revestimiento de las vías aéreas y los alvéolos. Esta invasión a menudo conduce a la muerte celular, ya sea directamente o por medio de apoptosis. Cuando el sistema inmune responde a la infección viral provoca más daño pulmonar. Los leucocitos, principalmente los linfocitos, activan una variedad de mediadores químicos de inflamación ―como son las citoquinas, que aumentan la permeabilidad de la pared bronquio alveolar permitiendo el paso de fluidos―. La combinación de destrucción celular y el paso de fluidos al alvéolo empeora el intercambio gaseoso.

Además del daño pulmonar, muchos virus infectan a otros órganos y pueden interferir múltiples funciones. La infección viral también puede hacer más susceptible al huésped a la infección bacteriana.[7]

Las neumonías virales son causadas principalmente por el virus de la influenza, virus sincitial respiratorio, adenovirus. El virus del herpes es una causa rara de neumonía excepto en recién nacidos. El citomegalovirus puede causar neumonía en inmunodeprimidos.[8]

Other Languages
Afrikaans: Longontsteking
Alemannisch: Lungenentzündung
አማርኛ: ኒሞንያ
aragonés: Pneumonía
العربية: ذات الرئة
অসমীয়া: নিউম'নিয়া
asturianu: Neumonía
azərbaycanca: Ağciyər iltihabı
башҡортса: Пневмония
žemaitėška: Plautiu oždegėms
беларуская: Пнеўманія
беларуская (тарашкевіца)‎: Пнэўманія
български: Пневмония
brezhoneg: Tanijenn skevent
bosanski: Upala pluća
català: Pneumònia
کوردیی ناوەندی: سیەسۆ
čeština: Zápal plic
Cymraeg: Niwmonia
ދިވެހިބަސް: ނިއުމޯނިޔާ
Ελληνικά: Πνευμονία
English: Pneumonia
Esperanto: Pneŭmonito
euskara: Pneumonia
français: Pneumonie aiguë
Gaeilge: Niúmóine
galego: Pneumonía
हिन्दी: निमोनिया
hrvatski: Pneumonija
Հայերեն: Թոքաբորբ
Bahasa Indonesia: Radang paru-paru
Ilokano: Pulmonia
íslenska: Lungnabólga
italiano: Polmonite
日本語: 肺炎
ქართული: პნევმონია
қазақша: Пневмония
ភាសាខ្មែរ: ជម្ងឺរលាកទងសួត
한국어: 폐렴
Kurdî: Sîyê sokan
Latina: Pneumonia
Lëtzebuergesch: Longenentzündung
latviešu: Pneimonija
македонски: Пневмонија
മലയാളം: ന്യുമോണിയ
Bahasa Melayu: Paru-paru berair
नेपाली: न्युमोनिया
नेपाल भाषा: निमोनिया
Nederlands: Longontsteking
norsk nynorsk: Lungebetennelse
norsk bokmål: Lungebetennelse
occitan: Pneumonia
ଓଡ଼ିଆ: ନିମୋନିଆ
ਪੰਜਾਬੀ: ਨਮੋਨੀਆ
Deitsch: Bruschtfiewer
پنجابی: نمونیہ
پښتو: سینه بغل
português: Pneumonia
Kirundi: Umusonga
română: Pneumonie
русский: Пневмония
саха тыла: Пневмония
sicilianu: Purmunìa
Scots: Pneumonia
srpskohrvatski / српскохрватски: Upala pluća
Simple English: Pneumonia
slovenčina: Pneumónia
slovenščina: Pljučnica
shqip: Pneumonia
српски / srpski: Упала плућа
Kiswahili: Nimonia
తెలుగు: న్యుమోనియా
тоҷикӣ: Пневмония
Tagalog: Pulmonya
Türkçe: Zatürre
татарча/tatarça: Пневмония
українська: Пневмонія
اردو: نمونیہ
oʻzbekcha/ўзбекча: Zotiljam
Tiếng Việt: Viêm phổi
walon: Peumoneye
Winaray: Pulmonya
吴语: 肺炎
中文: 肺炎
粵語: 肺炎