Neorrománico

El Edificio Institucional Smithsonian (1855), de James Renwick, Jr. , un temprano ejemplo neorrománico en Estados Unidos.

El neorrománico es un estilo arquitectónico, enmarcado en la corriente del historicismo, que surgió en el siglo XIX y fue usado hasta las primeras décadas del XX y que se basa en una libre reinterpretación del estilo románico vigente durante la Edad Media europea, entre los siglos XI y XIII.[1]​ Se extendió primero por toda Europa, desde donde pasó luego a América. Se utilizó sobre todo en edificios religiosos y fue común en edificios civiles, y también fue empleado en la restauración de edificios medievales en toda Europa (como en la fachada de la catedral de Speyer, en Alemania, reconstruida a mitad del siglo XIX).

Una primera variante del estilo neorrománico conocida como Rundbogenstil (en alemán, "estilo de arco redondeado") fue bastante popular en Alemania[2]​ así como entre la diáspora alemana que comenzó en la década de 1830. El neorrománico alemán llegó a tener el estatus de estilo nacional por excelencia, siendo muy utilizado durante la segunda mitad del siglo XIX. En Portugal, fueron re-romanizados muchos viejos castillos e iglesias en la primera mitad del siglo XX. En los Estados Unidos fue uno de los estilos favoritos en los edificios públicos como ayuntamientos y campus universitarios.

Como otros estilos historicistas, el neorrománico a menudo se redujó a la decoración general de los edificios sin afectar a las plantas ni a la estructura. También fue común mezclar en el mismo edificio el neorrománico y el neogótico, los dos estilos medievales por excelencia. Debido a las similitudes estilísticas, también era apto para combinar con el estilo bizantino, como en la celebre basílica del Sagrado Corazón de Montmartre en París de Paul Abadie.

Son características de la arquitectura de estilo neorrománico: las edificaciones de ladrillo o piedra monocromática, la abundancia de arcos de medio punto sobre los vanos (puertas y ventanas) y también con fines decorativos, la disposición de torres poligonales en los lados de las fachadas, las cubiertas de formas diversas, el uso de las bóvedas de cañón en los interiores.[3]​ En general se usaron elementos más simplificados que los originales históricos.

El estilo neorrománico también es referido a veces como estilo normando o estilo lombardo, particularmente en trabajos publicados durante el siglo XIX, por las variantes que fueron desarrolladas basándose en la arquitectua de los normandos y los lombardos, respectivamente.

Neorrománico en Europa

Neorrománico o revival normando en Gran Bretaña

Castillo de Culzean, de Robert Adam, 1771

En el Reino Unido, el neorrománico se encuadra en lo hoy se conoce como arquitectura victoriana. El edificio del Museo de Historia Natural de Londres, obra de Alfred Waterhouse, construida en 1873-1880, es uno de los ejemplos más significativos.

El desarrollo del estilo revival normando tuvo lugar durante un largo tiempo en las Islas Británicas, pudiendo rastrearse antecentes a partir de la refenestración que llevo a cabo Inigo Jones en la Torre Blanca de la Torre de Londres (1637-1638) o en el trabajo en el castillo de Windsor de Hugh May para Carlos II de Inglaterra, aunque estas obras fueron poco más que meros trabajos de restauración. En el siglo XVIII el uso de ventanas de arco redondo o de medio punto se pensaba que era una característica de la arquitectura sajona en lugar de normanda y hay ya ejemplos de edificios con ventanas de arco redondo, como el castillo de Shirburn en Oxfordshire, el de Wentworth, en Yorkshire, o el castillo de Enmore en Somerset.

En Escocia, el estilo comenzó a surgir con el castillo del duque de Argyl en Inverary, comenzado en 1744, y en los varios castillos diseñados por Robert Adam, en Culzean (1771), en Oxenfoord (1780-1782), en Dalquharran (1782-1785) o en el palacio de Seton (1792). En Inglaterra, James Wyatt ya utilizó ventanas de arco redondo en el priorato de Sandleford (1780-1789), en Berkshire. Luego el duque de Norfolk comenzó la reconstrucción del castillo de Arundel, mientras que el castillo de Eastnor en Herefordshire era construido por Robert Smirke entre 1812 y 1820.[4]

Fue en ese momento cuando el revival normando se convirtió en un estilo arquitectónico reconocible. Cuando en 1817 Thomas Rickman publicó su obra An Attempt to Discriminate the Styles of English Architecture from the Conquest To the Reformation [Un intento de discriminar los estilos de la arquitectura inglesa desde la Conquista hasta la Reforma], fue claro que en las islas Británicas la «round-arch architecture» (arquitectura de arco redondo) era en gran parte románica y se describió ya como normanda en lugar de sajona.[6]

Sin embargo, el revival normando tuvo éxito en la arquitectura eclesial. Fue Thomas Penson, un arquitecto gales familiarizado con la obra de Hopper en Penrhyn, quien desarrolló la arquitectura eclesial neorrománica. Penson estaba influenciado por la arquitectura románica francesa y belga, y en particular por la temprana fase románica del gótico alemán del ladrillo. En St David Newtown (1843-1847) y en Santa Agaha de Llanymynech (1845) se inspiró en la torre de la catedral de San Salvador de Brujas. Otros ejemplos de neorrománico de Penson son la Christ Church, Welshpool (1839–1844), y el porche de la Iglesia de Langedwyn. Fue un innovador en el uso de la terracota para realizar decorativas románicas, ahorrando costes en lugar de hacerlas en la onerosa obra en piedra.[8]

El románico adoptado por Penson contrasta con el estilo neorrománico italiano de otros arquitectos como Thomas Henry Wyatt, que diseñó la iglesia de Santa María y San Nicolás (1841-1844), en este estilo en Wilton construida por la condesa de Pembroke y su hijo, lord Herbert de Lea.[10]​ Más o menos a partir de 1870 este estilo desaparece en la arquitectura eclesial en Gran Bretaña, siendo sucedido en el siglo XX por la neobizantino.


Alemania


Francia

En Francia, fue Eugène Viollet-le-Duc quién, tras la publicación de su Dictionnaire, puso en marcha un movimiento sostenido en favor del vocabulario de las formas medievales. Gracias a su conocimiento de los estilos medievales, ejerció primero en grandes obras de restauración ( basílica de Santa María Magdalena de Vézelay, basílica de San Sernin), en las que a menudo planteó una re-creación de modelos que no no existieron, antes de suscitar un gran número de seguidores. Un ejemplo de este estilo es el museo Dobrée en Nantes, construido a partir de 1862 para albergar las colecciones de arte de Thomas Dobrée (1810-1895).

Muchas iglesias se construyeron inspirándose en modelos románicos más o menos interpretados, incluyendo un estilo románico bizantino, que será un gran éxito ( basílica del Sagrado Corazón de Montmartre en París de Paul Abadie, que había participado en la restauración de Saint-Sernin). Otros ejemplos reseñables son la catedral de Marsella, la iglesia de San Denys en Argenteuil (1862-1865), la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Villefranche-du-Périgord, también de Paul Abadie (1864-1869), y varios monumentos de Metz (la oficina central de correos, estación de tren (1905-1908), el Templo Nuevo (1901-1904). En Carling, la iglesia católica de San Gerardo Majella de estilo neorrománico otoniano fue construido desde 1906 hasta 1908 bajo la dirección del arquitecto Klein.


Italia

Resto de Europa

Other Languages