Nelson Rodrigues

Nelson Rodrigues
Nelson Rodrigues e Elza Bretanha - Casamento - 1940.jpg
Nelson Rodrigues el día de su boda con Elza Bretanha en 1940.
Información personal
Nombre de nacimiento Nelson Falcão Rodrigues Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 23 de agosto de 1912
Recife Flag of Brazil.svg  Brasil
Fallecimiento 21 de diciembre de 1980 (68 años)
Río de Janeiro Flag of Brazil.svg  Brasil
Nacionalidad Brasileño
Lengua materna Portugués
Familia
Padre Mário Rodrigues Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Elza Bretanha
Información profesional
Ocupación Periodista
Años activo 1941 - 1978
Seudónimo Suzanna Flag, Myrna[1]
Lengua de producción literaria Portugués
Género Teatro
Obras notables Vestido de noiva
Distinciones
Firma Nelson Rodrigues signature.gif
[ editar datos en Wikidata]
Nota: si buscas el ciclista colombiano consulta Nelson Rodríguez

Nelson Rodrigues ( Recife, 23 de agosto de 1912Río de Janeiro, 21 de diciembre de 1980) fue un importante e influyente periodista, escritor y dramaturgo brasileño. La obra de Rodrigues es extensa y se caracteriza por su crítica ácida a las costumbres de la sociedad brasileña, sobre todo la moralidad contradictoria de la burguesía y clase media carioca.

Con su obra Vestido de noiva revolucionó el teatro brasileño[2]

Biografía

Soy un niño que ve el amor por el ojo de la cerradura. Nunca he sido otra cosa. Nací niño, he de morir niño. Y el ojo de la cerradura es, realmente, mi óptica de fabulista. Soy (y siempre he sido) un ángel pornográfico (desde niño).

Nelson Rodrigues[4]

Infancia

Nació en Recife y fue el quinto de catorce hermanos. Siendo todavía un niño, Nelson Rodrigues se mudó a Río de Janeiro donde pasaría el resto de su vida. Su padre, el diputado federal y periodista Mário Rodrigues, estaba siendo perseguido políticamente y decidió establecerse en la capital en julio de 1916.[5] Encontró trabajo en el periódico Correio da Manhã, propiedad de Edmundo Bittencourt.

Según dijo el propio Nelson en sus Memórias, su gran fuente de inspiración fue la infancia vivida en la Zona Norte de Río. De esos años que pasó en una casa modesta en el 135 de la rua Alegre, (actual rua Almirante João Cândido Brasil), en el barrio Aldeia Campista, se nutrió de las historias provocadas por la moral vigente en la clase media de principios del siglo XX y sus tensiones morales y materiales para escribir sus crónicas y obras de teatro.[5]

Su infancia estuvo marcada por este clima y por la propia personalidad del pequeño Nelson. Retraído, era un lector compulsivo de libros románticos del siglo XIX.Fue en esta época cuando Nelson descubrió el fútbol, una pasión que conservaría durante toda la vida y que marcaría su estilo literario.

En la década de 1920, Mário Rodrigues fundó el periódico A Manhã, tras pelearse con Edmundo Bittencourt. Sería en el periódico de su padre en el que Nelson comenzaría su carrera periodística, en la crónica de sucesos, con tan solo trece años. Las historias de crímenes pasionales y pactos de muerte entre parejas enamoradas no hacían sino estimular la imaginación del adolescente romántico que, posteriormente, utilizaría muchos de estas crónicas para escribir sus relatos. Fue en esta época cuando la familia Rodrigues consiguió alcanzar una situación económica cómoda y se mudó al barrio de Copacabana que entonces era un barrio lujoso de la periferia carioca.

A pesar de la prosperidad económica, Mário Rodrigues perdió el control accionario de A Manhã en favor de su socio. No obstante, en 1928, con el providencial auxilio financiero del vicepresidente Fernando de Melo Viana, Mário fundó el diario Crítica.

Como cronista deportivo, Nelson escribió textos antológicos[7] La mayoría de los textos se publicaban en el Jornal dos Sports. Junto a su hermano, el periodista Mário Filho, Nelson fue fundamental para que los Fla-Flu conquistaran el prestigio que han conquistado y se convirtiesen en uno de los grandes clásicos del fútbol brasileño. Nelson Rodrigues creó personajes ficticios como Gravatinha e Sobrenatural de Almeida para escribir textos sobre los acontecimientos deportivos relacionados con el club de sus amores.

Adolescencia y juventud

Nelson siguió los pasos de sus hermanos Mílton, Mário Filho y Roberto y pasó a integrar la redacción del nuevo periódico. Allí, siguió escribiendo en la sección de sucesos mientras que su hermano Mário hacía lo propio en la sección de deportes y Roberto, un talentoso dibujante hacía las ilustraciones.Crítica era un éxito de ventas pues mezclaba una apasionada cobertura de las noticias políticas que sacudían el país con las crónicas sensacionalistas de crímenes. El 26 de diciembre de 1929, en la primera página de Crítica apareció la noticia de la separación del matrimonio formado por Sylvia Serafim y João Thibau Jr. Esa noticia, que estaba ilustrada por Roberto y firmada por el reportero Orestes Barbosa, acabaría en tragedia. Sylvia, la esposa que se había separado del marido y cuyo nombre salió a la luz en el reportaje irrumpió en la redacción del periódico y disparó contra Roberto con un arma que había comprado ese mismo día. Nelson fue testigo del crimen y la agonía del hermano, que moriría días después.[1]

Mário Rodrigues, deprimido por la pérdida de su hijo, falleció pocos meses después. Sylvia, apoyada por las sufragistas y por buena parte de los periódicos que competían con el Crítica, fue absuelta del crimen. Durante la Revolución de 1930, la gráfica y la redacción del Crítica fueron disueltas y el periódico dejó de existir. Sin su cabeza de familia y sin fuentes de ingresos, la familia Rodrígues se hunde económicamente.

Fueron años de hambre de dificultades para todos. Su poca afinidad con el nuevo régimen haría que tardaran años en recuperarse de los daños causados por la tuberculosis.

Gracias a la ayuda de su hermano Mário, amigo Roberto Marinho, Nelson comienzó a trabajar en el periódico O Globo sin cobrar. Al poco tiempo, en 1932, Nelson empienzó a trabajar como reportero en ese mismo periódico. Poco tiempo después, a Nelson se le diagnosticó una tuberculosis. Para tratársela, se va de Río y pasa una larga temporada en un sanatorio de la ciudad de Campos de Jordão. El tratamiento se lo paga Roberto Marinho que, de esa forma, logró la eterna gratitud por parte de Nelson. Una vez recuperado, Nelson volvió a Río y asumió la sección cultural de O Globo realizando la crítica de óperas. Asimismo, fue editor del suplemento O Globo Juvenil donde además de editar guionizó algunos tebeos para el suplemento, entre otros, una versión de El fantasma de Canterville de Oscar Wilde.[9]

A partir de la década de 1940, Nelson se divide entre su empleo en O Globo y la escritura de obras de teatro. En 1941 escribe A mulher sem pecado, que se estrenó con éxito de crítica pero fue un fracaso de público.[1] Poco tiempo después firma la revolucionaria Vestido de noiva, obra dirigida por Zbigniew Ziembinski y que se estrenó en el Teatro Municipal de Río de Janeiro con enorme éxito.

El dramaturgo Nelson Rodrigues sería el creador de una sintaxis muy particular e inédita en los escenarios brasileños. Sus personajes llevaron al teatro expresiones típicamente cariocas y de argot de la época. Vestido de noiva se considera actualmente el marco inicial del moderno teatro brasileño.[9]

Madurez

En 1945 abandona O Globo y pasa a trabajar en los Diários Associados. En O Jornal, uno de los medios propagandísticos del magnate de las comunicaciones Assis Chateaubriand, comienza a escribir su primera novela por entregas Meu destino é pecar, que firmaba con el pseudónimo 'Susana Flag'. El éxito de esta novela disparó las ventas de O Jornal y animó a Nelson a escribir su tercera obra teatral Álbum de família.

En febrero de 1946, el texto de la obra fue censurado[9] y prohibido (la censura se levantaría en 1965). En abril de 1948 estrenó Anjo negro, obra que le permitió comprarse una casa en el barrio de Andaraí. En 1949 se representó por primera vez Doroteia

En 1950 comienza a trabajar en el periódico de Samuel Wainer, el Última Hora. En este periódico Nelson comienza a escribir las historias que conformarían A vida como ela é, su mayor éxito periodístico. En la década siguiente, Nelson pasa a trabajar en la recién fundada Rede Globo participando en la mesa redonda del programa Grande Resenha Esportiva Facit, la primera mesa redonda sobre fútbol de la televisión brasileña. En 1967 empieza a publicar sus Memórias en el periódico Correio da Manhã, el mismo en el que su padre había trabajado hacía cincuenta años.

Últimos años

En la década de 1970, consagrado ya como periodista y dramaturgo, la salud de Nelson empezó a empeorar debido a problemas gastroenterológicos y cardiacos. Estos problemas coincidieron con los años de la dictadura militar que él siempre había apoyado. Su hijo Nelson Rodrigues Jr. se hizo guerrillero y pasó a vivir en la cladestinidad. Estos años coinciden también con el fin de su matrimonio con Elza y el inicio de su relación con Lúcia Cruz Lima con la que tendría una hija, Daniela, que nació con problemas mentales. Tras el final de su relación con Lúcia, estuvo fugazmente casado con su secretaria Helena Maria antes de volver con Elza, su primera mujer.

Nelson murió una mañana de domingo en 1980, a los 68 años debido a complicaciones cardíacas y respitorias.[9]

Other Languages
português: Nelson Rodrigues