Negación (gramática)

La negación es un elemento lingüístico que sirve para negar un elemento oracional o una oración entera mediante un sema lexicalizado, una palabra, normalmente adverbio, o una locución. El hecho de negar implica la expresión de la no existencia de algo o la no realización de una acción. Desde el punto de vista sintáctico la gramática generativa moderna analiza la negación oracional mediante la presencia de un sintagma de negación cuyo núcleo debe ser una partícula de polaridad negativa. En lenguas como el español y las lenguas romances existe concordancia de polaridad a diferencia de las lenguas germánicas donde usualmente no es posible la doble negación.

Expresión semántica de la negación

La negación en español se produce usualmente anteponiendo al verbo el adverbio negativo no (No tengo hambre).

También mediante otros adverbios, por ejemplo:

(1) Nunca: Nunca lo dije.
(2) Nada: Nada trajo.

Mediante verbos que la implican, como por ejemplo.

(3) Negar: Niego que lo haya hecho.
(4) Rehusar: Rehusó hacerlo.

Locuciones:

(5) En mi vida: En mi vida iré (equivale al adverbio jamás).

Nótese las expresiones anteriores cuya interpretación semántica es la negación de una oración más simple y por eso son formas de negación semántica. Sin embargo, estructuralmente son muy diferentes en concreto (3) y (4) son frases sintácticamente declarativas afirmativas, y la interpretación como negación está lexicalizada en el verbo. A continuación se examina la diferencia entre negación semántica (acorde al significado) y negación sintáctica (acorde a la estructura interna).

Interrogativas negativas

Las oraciones interrogativas frecuentemente pueden equivaler a una frase imperativa afirmativa y constituyen una alternativa pragmáticamente neutralizada para una orden directa:

(6a) ¿Por qué no te largas ya? (= ¡Lárgate ya!)
(6b) ¿Por qué cierras la puerta? (= Mejor, no cierres la puerta)
Other Languages