Necrosis

Necrosis en una pierna por la picadura de una araña.

La necrosis (del griego: νεκρóς. Pronunciación: /nekrós/. Significado: ' cadáver') es el patrón morfológico de la muerte patológica de un conjunto de células o de cualquier tejido en un organismo vivo, provocada por un agente nocivo que causa una lesión tan grave que no se puede reparar o curar. Por ejemplo, el aporte insuficiente de sangre al tejido o isquemia, un traumatismo, la exposición a la radiación ionizante, la acción de sustancias químicas o tóxico(a)s una infección, o el desarrollo de una enfermedad autoinmune o de otro tipo. Una vez que se ha producido y desarrollado, la necrosis es irreversible. No debe confundirse con apoptosis ni con autólisis.

Lesión celular

La célula tiene una extraordinaria capacidad de adaptación. Cuando un agente externo o interno altera en gran parte su fisionomía, sobrepasando los límites de dicha adaptabilidad, surge la lesión celular que puede ser reversible o irreversible.

Causas de lesión

Adaptación celular

Ante diversos estímulos la célula experimenta unos cambios que le sirven para adecuarse a la situación. Estos cambios son:

  • Atrofia: disminución del tamaño del órgano por una deficiente estimulación (es lo que le ocurre por ejemplo al cuádriceps cuando un paciente está en cama un largo periodo de tiempo)
  • Hipertrofia: situación contraria en la que aumenta el tamaño del órgano por sobreestimulación, esta hipertrofia deriva de un aumento de la cantidad de los componentes intraceluares y por tanto en el tamaño de las células que forman el tejido y no se trata de un aumento de su número. La hipertrofia puede ser fisiológica (músculos de un atleta) o patológica
  • Hiperplasia: en este caso sí aumenta el número de células en el órgano, haciendo que aumente su tamaño, también puede ser resultado de un proceso fisiológico (aumento del tamaño de las mamas durante la lactancia) o de un proceso patológico (aumento del endometrio por estimulación hormonal excesiva derivada de la existencia de un tumor ovárico).
  • Metaplasia: cambio de una célula madura por otra con una mayor capacidad de adaptación. Es el resultado generalmente de una agresión, cabe destacar la metaplasia de epitelio respiratorio por otro de tipo malpighiano en las personas fumadoras. El tejido epitelial cambia para adaptarse a la agresión que supone el humo. El riesgo de la metaplasia estriba en que este tejido se hace mucho más susceptible de malignización

Muerte celular

Cuando todos los mecanismos de adaptación y de resistencia se han agotado sobreviene la muerte celular.

La célula puede morir de dos formas diferentes:

  • Necrosis: comprende un estado irreversible de la célula, con incapacidad de mantenimiento de la integridad de la membrana plasmática y escapatoria de elementos citoplasmáticos, desnaturalización de las proteínas por acción de los lisosomas ( autólisis) o proveniente de enzimas líticas de leucocitos vecinos (heterolisis); ya que la necrosis atrae los componentes de la inflamación.[1] Todos estos cambios condenan a la célula a perder su función específica, y solamente forma parte de restos celulares que serán fagocitados por los macrófagos. Si bien, la necrosis es, en la mayoría de los casos irreversible, no resulta mortal siempre y cuando el tejido dañado no forme parte de un órgano vital, habiendo casos donde se extiende por más del 90% de la piel del paciente, estando este vivo.

Los cambios típicos de una célula necrótica son: aumento de la eosinofilia y apariencia homogénea, por perdida de ARN y por desnaturalización proteica; aparición de la figura de mielina; en el núcleo cariolisis (rompimiento del núcleo), picnosis (reducción del tamaño del núcleo) y cariorrexis (fragmentación del núcleo).

  • Apoptosis: Es una vía de muerte celular, programada. Suicidio de la célula que no provoca inflamación. El proceso puede ser iniciado por la misma célula, por el tejido circundante o por el sistema inmunitario (apoptosis inducida).
Other Languages
Alemannisch: Nekrose
العربية: نخر
български: Некроза
bosanski: Nekroza
català: Necrosi
čeština: Nekróza
dansk: Nekrose
Deutsch: Nekrose
Ελληνικά: Νέκρωση
English: Necrosis
Esperanto: Nekrozo
eesti: Nekroos
euskara: Nekrosi
فارسی: نکروز
suomi: Nekroosi
français: Nécrose
galego: Necrose
עברית: נקרוזה
हिन्दी: परिगलन
hrvatski: Nekroza
magyar: Nekrózis
Հայերեն: Նեկրոզ
Ido: Nekroso
íslenska: Vefjadrep
italiano: Necrosi
日本語: 壊死
қазақша: Некроз
한국어: 괴사
Кыргызча: Некроз
lietuvių: Nekrozė
македонски: Некроза
Bahasa Melayu: Nekrosis
Nederlands: Necrose
norsk bokmål: Nekrose
polski: Martwica
português: Necrose
русский: Некроз
Scots: Necrosis
srpskohrvatski / српскохрватски: Nekroza
Simple English: Necrosis
slovenčina: Nekróza
slovenščina: Nekroza
српски / srpski: Некроза
svenska: Nekros
Türkçe: Nekroz
українська: Некроз
中文: 壞死