Navegantes del Magallanes

Navegantes del Magallanes
Navegantes del Magallanes Logo.svg
Nombre completo Navegantes del Magallanes B.B.C.
Nombres anteriores Magallanes (1917–1956).
Otros nombres La nave turca
Los turcos
Los eléctricos
Los bucaneros
El equipo del Cabriales
Mascota Capi
Fundación 26 de octubre de 1917
(99 años)
(como Magallanes Baseball Club)
Liga LVBP
Estadio José Bernardo Pérez
Valencia, Venezuela
Inauguración 8 de octubre de 1955
Capacidad 14.638
Presidente Bandera de Venezuela Roberto Ferrari
Mánager Bandera de Venezuela Carlos García
Títulos

12 Títulos de Liga:
1949-50 • 1950-51 • 1954-55 • 1969-70 • 1976-77 • 1978-79 • 1993-94 • 1995-96 • 1996-97 • 2001-02 • 2012-132013-14

2 Títulos del Caribe:
1970 • 1979
Temporadas
2015-16 Subcampeón
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Local
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Visitante
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Los Navegantes del Magallanes es un equipo de béisbol profesional de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, con sede en Valencia, estado Carabobo, Venezuela.

Fundado como un equipo de béisbol el 26 de octubre de 1917 por un grupo de fanáticos bajo el nombre de Magallanes, es la institución deportiva más antigua de Venezuela que aún sigue en vigencia.[1] Participa en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional desde su creación en 1945, siendo el segundo equipo más ganador en el país. Ejerce su localía en el Estadio José Bernardo Pérez, que cuenta con una capacidad o aforo total para 14.638 espectadores, inaugurado en 1955.

Estadísticamente es el segundo club que más títulos tiene en Venezuela y al mismo tiempo uno de los clubes más laureados y reconocidos del Caribe al ubicarse en el 6° puesto en cuanto a victorias en dicho torneo. Fue el primer equipo venezolano en ganar una Serie del Caribe y además destaca por ser, junto a las Águilas del Zulia, los únicos equipos venezolanos en ganar dos Series del Caribe en una misma década. A su vez es el club venezolano que más veces ha ganado el certamen, junto a Leones del Caracas y Águilas del Zulia con dos campeonatos.

Con sede en la ciudad de Caracas, formó parte, en calidad de miembro fundador, de la liga local, además de ganar el primer juego celebrado en la liga, venciendo a los Patriotas de Venezuela el 12 de enero de 1946, con el resultado final de 5 a 2.[2] . Magallanes retornaría a la liga en 1969 tras una breve desaparición, esta vez teniendo como sede la ciudad de Valencia. Tras su llegada, disfrutaron de unos 70s con varios títulos, entre ellos dos Series del Caribe, sin embargo, en la década de los 80 sufrieron una gran sequía. Durante la década de los 90 y 2000 sumaron cuatro títulos de liga y posteriormente dos títulos más en las temporadas 2012-13 y 2013-14.

Su rival histórico son los Leones del Caracas, con quien disputa el Clásico de los Eternos Rivales, siendo este uno de los encuentros de mayor rivalidad del béisbol de Venezuela y del Caribe.[3] También disputa clásicos contra Caribes de Anzoátegui por la antigua localía en el oriente del país, y Tigres de Aragua, con quien disputa la Batalla del centro ó El clásico de la autopista, nombrados así por la cercanía entre las ciudades sedes de ambos equipos.

Historia

Orígenes

Según una leyenda, el estrecho de Magallanes ( Chile), sirvió como inspiración para el nombre del club.[4]

Los Navegantes del Magallanes fue constituido por primera vez el 26 de octubre de 1917 bajo el nombre Magallanes Baseball Club por un grupo de fanáticos, que como de costumbre se reunían en el "Back Stop" de Caracas, ubicado en el pleno centro frente al Palacio de Miraflores. El dueño del bar, Antonio Benítez Abedanck, fue quien propuso mediante una votación que el equipo debía llamarse Magallanes, no por el navegante portugués Fernando de Magallanes, sino por el Estrecho de Magallanes en Chile, porque "allí se iban a estrellar todos los clubes".[1]

Entre sus fundadores aparecen resaltados Juan Carratú y Luis Carratú, la familia Fagre y los turcos Alberto y Ricardo Salomón, Vicente Issa y Eduardo Kalil. Días antes de la reunión, los fundadores del Club habían decidido seleccionar como sede un campo ubicado en los altos de Cútira, detrás de la plaza Pérez Bonalde de Catia.

Réplica de la nao Victoria de Fernando de Magallanes.

Para 1918, Magallanes, con sede en Caracas, inicia las prácticas para seleccionar jugadores. En enero el equipo es inscrito en el Campeonato Nacional de Béisbol. En su primer partido, Magallanes venció al equipo de Flor del Ávila con marcador de 20 a 6, aunque en las siguientes salidas las derrotas fueron más que las victorias, lo que motiva al equipo a retirarse del torneo.[1]

El surgimiento de un primer Magallanes, tendría una fugaz existencia en el ámbito de la pelota criolla, ya que desaparecería poco después debido a la aparición de la epidemia de gripe española de 1918, que diezmó a la novel divisa. Entre las víctimas destacó Luis Meneses, único pitcher del conjunto.

Primera refundación

Tras diez años de ausencia, Antonio Benítez, dueño de Back Stop y uno de los fundadores originales del club, junto a Luis Carratú y a los hermanos Salomón, Issá y Fagré unieron esfuerzos para refundar el equipo. El Magallanes regresa como un equipo de categoría amateur que ingresó en el torneo de Segunda Categoría de ese año, donde fue eliminado por el conjunto de Estrella Roja al perder 20 a 11. A raíz de esto, el club reorienta sus objetivos para pasar de un club familiar o informal, a un club competitivo.

Una vez que la Liga Nacional de Béisbol se establece en el año de 1927, luego de diez años de aquella reunión sus fundadores unieron esfuerzos para reformar al equipo que resultó afectado por la epidemia de gripe española. El equipo fue puesto en pie, ya que se decidió organizar anualmente campeonatos de liga. Magallanes estaba listo para ingresar en su categoría.

En 1930 el cuadro turco retaría a uno de los mejores equipos de la liga, el Royal Criollos del barrio de Sarría, y lo vencería en la serie para alzarse con la Copa Londres, desatando la locura en los alrededores de Catia, que se convirtió en la parroquia donde tendría su propio terreno para practicar, al punto de legar su nombre a la populosa barriada conocida hoy como Los Magallanes de Catia. Tras este encuentro empieza a surgir la rivalidad entre Royal Criollos y Magallanes.

Paulatinamente, sus mayores baluartes fueron abandonando el equipo al aceptar mejores propuestas económicas por parte del equipo Concordia, propiedad del hijo del entonces presidente Juan Vicente Gómez, lo que hizo que en 1933 Carratú retirara al equipo del torneo, cerrando así esta segunda etapa.

Segunda refundación

No fue sino hasta principios de 1941 cuando Carlos Lavaud, antiguo dueño del Sabios del Vargas, logró que Carratú le cediera los derechos del moribundo Magallanes, para dar inicio a una nueva etapa del equipo que encabezado por Vidal López, Dalmiro Finol y Jesús "Chucho" Ramos, alcanzaría el segundo puesto del campeonato de Primera División de ese año.

Lavaud manejaba un negocio de electrodomésticos en la esquina San Jacinto, cercana a la Casa Natal del Libertador Simón Bolívar. La tienda recibía el nombre de El equipo eléctrico, razón por la cual el equipo recibiría el apodo de Los eléctricos en años posteriores.

Luego de que Venezuela ganara la Copa Mundial de Béisbol, en 1941, Don Carlos Lavaud compra al equipo y le da una nueva perspectiva, se comenzaban a realizar los Navegantes de hoy en día, así, al crearse la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, Magallanes fue uno de los cuatro equipos en participar en el primer torneo de 1946 junto a Cervecería Caracas, Equipo Venezuela y Sabios del Vargas. De esta primera época del béisbol organizado de Venezuela, destaca la figura de Vidal López.

Era profesional

El año 1946 fue el debut del Magallanes en la Liga Profesional de Béisbol, la primera liga organizada de béisbol en Venezuela. En el primer encuentro, dirigídos por Manuel Capote, se enfrentaron contra los Patriotas de Venezuela. Magallanes se llevó el triunfo con pizarra final de 5 carreras por 2 logrando la primera carrera anotada de la liga en las piernas de Luis Aparicio Ortega, el primer boleto es recibido por Vidal López, y el primer lanzador en obtener un triunfo es Alejandro Carrasquel. El club finalizó la temporada en el cuarto puesto con registro de 12-18. El puertoriqueño Benito Torrens se hizo cargó de algunos partidos, mientras que Vidal López finalizaría al mando del conjunto como mánager-jugador.

En la temporada 1946-47 Magallanes finaliza tercero en la primera mitad, y segundo en la segunda mitad para obstentar un récord de 20-16. En esta temporada son dirigidos por el estadounidense Quincy Trouppe, quién venía de ser el primer bateador emergente en la historia de la liga con Magallanes en la temporada pasada.

En la temporada 1947-48 el club queda tercero con récord de 16-23 a nueve juegos del ganador. Óscar Estrada empezaría siendo mánager del conjunto, pero Vidal López se haría cargo nuevamente de la conducción como mánager-jugador. Además, captura el título de los bateadores con promedio de .374 y empuja 32, da 11 dobles y 4 vuelacercas para ser seleccionado por el Círculo de Periodistas Deportivos como el Pelotero del Año.

Manuel Capote volvería para dirígir al club, pero nuevamente Vidal López cargaría con la conducción al final de la temporada. Luego de liderar la tabla de posiciones durante la mayor parte, Magallanes perdió sus dos últimos desafíos frente a Cervecería Caracas, equipo que le arrebató el título dejándolo en segundo lugar con récord de 17-14.

Primeras coronas

Campeón
LVBP
1949-50

Los turcos tras finalizar segundos en la zafra 1948-49 detrás del Cervecería Caracas, obtienen en la siguiente (1949-50) su primer campeonato en la era profesional tras poseer récord de 32-14, de la mano del cubano Lázaro Salazar (mánager-jugador) y una combinación de talento joven, encabezada por el Novato del Año Luis "Camaleón" García. Vidal López como de costumbre, dirigiría algunos juegos como mánager-jugador. Magallanes participaría en su primera Serie del Caribe en la edición de 1950 celebrada en San Juan, Puerto Rico. El 21 de febrero de 1950 alcanzaría su primera y única victoria en esta edición ante el posterior campeón Carta Vieja de Panamá al vencerlos 3 a 2. El club finalizó con récord de 1-5.

Campeón
LVBP
1950-51

La afición no esperó mucho para celebrar su segundo campeonato, obtenido un año después, en la temporada 1950-51, con el mismo Lázaro Salazar al frente, como mánager y jugador, y prácticamente los mismos jugadores de la campaña anterior. Finalizaría por delante de Cervecería Caracas con un récord de 34-19, la mayor cantidad de victorias para ese entonces. En la Serie del Caribe 1951 celebrada en Caracas, el club finalizó tercero con récord de 2-4, producto de las victorias ante Spur Cola de Panamá.

En la siguiente temporada, Los turcos quedan con 28 victorias y derrotas, ubicándose en el segundo lugar. En dicha campaña fueron dirigidos por el estadounidense Joe Becker y el cubano Lázaro Salazar. Entre las anécdotas, el 14 de febrero de 1952, en juego contra Cervecería Caracas, Camaleón García establece un récord de turnos en un encuentro, al pararse en el home en 9 oportunidades. Por su parte Johnny Hetki permaneció sobre el montículo durante los 18 episodios del mismo partido para fijar un récord aún vigente en el profesional[5] .

Lázaro Salazar seguiría al mando en la campaña 1952-53, en donde el Magallanes queda segundo con un récord de 30-27. El 8 de enero de 1953, Quincy Trouppe, quien anteriormente había sido mánager del club, estableció una marca al recibir 6 boletos en un solo partido ante los Leones del Caracas.

El 14 de octubre de 1953, durante la temporada 1953-54 Bill Taylor y George Wilson sacan cada uno dos jonrones, mientras Foster Castleman y Billy Gardner conectan uno por lado para ganar 8 a 2 al que se convertiría en monarca de ese año, el Pastora, en el llamado campeonato rotatorio, estableciendo un récord para la liga de seis cuadrangulares en un juego por un mismo equipo[7] . Al final Magallanes llega segundo con 40-37, teniendo a Salazar como mánager y al estadounidense Herman Franks como mánager al final de temporada. Bill Taylor captura el título de jonrones con 16 (incluyendo un juego con tres vuelacercas frente a los Leones del Caracas el 24 de enero de 1954) y de remolcador con 63, implantando nuevos registros en ambos departamentos, mientras impuso las marcas aún vigente de más bases alcanzadas en una temporada con 162 y de más turnos en una campaña con 308, cantidad que también consumió Castleman. Por su parte Camaleón García logra su mejor palmarés al alcanzar sus topes en juegos (78), turnos (307), carreras (54), hits (93), dobles (17), jonrones (11) y empujadas (50). George Spencer implanta un récord de juegos lanzados con 44, además el club consume 2687 turnos oficiales en la temporada, un récord para la liga.

Campeón
LVBP
1954-55

Magallanes luego de dos subcampeonatos volverían a saborear la gloria en la zafra 1954-55, con una reacción que los hizo pasar del último lugar de la tabla al primero en tan solo un mes. Fred Fitzsimmons no pudo al mando de La Nave y nuevamente Lázaro Salazar se haría cargo. Magallanes obtiene su tercer gallardete protagonizando una increíble recuperación al concluir con marca de 32-18, seguido de una sobresaliente actuación en la Serie del Caribe celebrada en Caracas, finalizando segundo con récord de 4-2 detrás del campeón de Puerto Rico, Cangrejeros de Santurce. Sin embargo estas actuaciones no fueron suficientes para la estabilidad financiera del club.

Desaparición

Carlos Lavaud, agobiado por la carga económica que el Magallanes significaba, absorbiendo incluso al negocio familiar de enseres y electrodomésticos, decidió poner el equipo en venta, con todo y nombre. Incluso amenazó con no inscribirse en el campeonato 1955-56, teniendo luego que rectificar ante la presión de la fanaticada. Ese torneo fue el final de la primera etapa del Magallanes en la liga y en el que Los Eléctricos poco o nada pudieron hacer. En adición, fueron víctimas del primer no hit no run en la historia de la liga y ante sus archirrivales, los Leones del Caracas. Esta fue la primera campaña del Magallanes sin Vidal López, ya que un año antes había anunciado su retiro. Ese año Los Marinos no pudieron hacer nada en el mes de enero, a pesar de que Norm Larker obtuvo el título de bateo (.340), Gale Wade los de hits (75), carreras anotadas (44) y bases robadas (11), y Ramón Monzant logró por tercer año seguido los títulos de más ganador y máximo ponchador (10 y 119). Al terminar la temporada, ocurrió una grave crisis económica que sacó al Magallanes de los torneos locales durante ocho campañas.

En 1956, Joe Novas y Joe Cruz, dueños de una conocida empresa de publicidad, fueron los que finalmente compraron el equipo a Lavaud; enseguida le devolvieron a este el nombre Magallanes al irse a la quiebra y dan paso en la temporada de 1956-57 a los Indios de Oriente. Siete años más tarde Oriente se convierte en Estrellas Orientales luego de ser adquirido por el radiodifusor Antonio José Catire Isturiz en el año 1959. En ese entonces disputaba sus encuentros en el estadio Municipal de Puerto La Cruz (hoy conocido como Alfonso "Chico" Carrasquel).

Resurgimiento

Fue durante la temporada 1963-64, cuando El Catire Isturiz convence a Carlos Lavaud, después de varios intentos, para que le venda los derechos del nombre Magallanes. Entonces, a dos meses del inicio de la temporada 1964-65 se anuncia el regreso del Magallanes, esta vez bajo la denominación de Navegantes del Magallanes, para beneplácito de la afición, habida cuenta de que regresaba también la enconada rivalidad con los Leones del Caracas. El 27 de noviembre de 1964 Camaleón García conecta tres imparables, los números 900, 901 y 902 de su carrera. El 22 de enero de 1965 Alfonso Carrasquel juega su último partido como campocorto en Venezuela, con el uniforme del Magallanes. Al final el conjunto queda eliminado, aunque Camaleón atrapa el liderato de bateadores al promediar .394 puntos.

Durante el lapso posterior a su regreso, fueron más las derrotas que las victorias. El 15 de octubre de 1965, fecha inaugural de la temporada 1965-66, el novato Graciliano Parra mantuvo sin hits ni carreras por espacio de 9 innings y 2 tercios a Tiburones de La Guaira (campeón de la temporada 1964-65 y a la postre también monarca de esta temporada), y apenas en el décimo episodio el cubano José Martínez le conecta sencillo al centro. Al final Magallanes gana 1 a 0. El conjunto clasifica amparado en el bate de Tommy Agee, quien lideró al club en casi todos los renglones ofensivos, pero al llegar la postemporada cae ante Tiburones de La Guaira en el máximo de cinco juegos, pese a ganar los dos primeros desafíos y ponerse a punto del pase a la final.

Para la temporada 1966-67, el 25 de octubre de 1966 a la altura del quinto episodio, Camaleón García toma turno frente al pitcher de Cardenales de Lara Ken Sanders y conecta un hit, para convertirse en el primero que golpea mil hits en la liga, justo cuando participaba en su décima octava temporada profesional. A pesar de quedar eliminados en un mini play off de desempate por el tercer y cuarto lugar contra Tiburones de La Guaira e Industriales de Valencia, destaca la labor desplegada por Graciliano Parra, quien deja balance de 7 y 3 con efectividad de 2.11; y el récord establecido por en:Billy Connors al aparecer como relevista en 40 cotejos, en los que tuvo 4 y 4 con 10 rescates y efectividad de 2.01.

En la temporada 1967-68 se estreno la insignia que se haría entrañable para los fanáticos del equipo y el deporte en general: El conocido círculo con una M amarilla que sobresale por delante de un barco blanco en fondo azul. El 30 de diciembre de 1967, frente a Cardenales de Lara, Látigo Chávez obtiene su quinta victoria de la campaña, la última que lograría con la camiseta marina. El 13 de enero de 1968 fue su última aparición con el Magallanes antes de su muerte, ya que el 16 de marzo de 1969, Isaías Látigo Chávez, de 21 años, fallece en el vuelo 742 de Viasa cuando el avión que lo llevaba al campo de entrenamiento de los San Francisco Giants en Arizona se desploma justo al salir del Aeropuerto Grano de Oro en Maracaibo[9] . El club concluye último con balance de 21 victorias y 39 derrotas.

El Poder Negro y el traslado a Valencia

Para la temporada 1969-70 el club abandona Caracas y se establece hasta la actualidad en la ciudad de Valencia. En la imagen, el Estadio José Bernardo Pérez.

Para la temporada 1968-69 son adquiridos Dámaso Blanco y Gustavo Gil, mientras que Pat Kelly y Clarence Gaston inician la tradición de El Poder Negro[10] , nombre dado por el movimiento del Black Power, el cual mantuvo una presencia destacada en la sociedad estadounidense durante la década de 1960 y a principios de la década de 1970. El 24 de octubre Howie Reed de los Leones del Caracas le propina no hit no run al Magallanes. Gaston establece un nuevo récord de empujadas con 64, y también comanda la Liga en dobletes con 14 y bateo con .383, para convertirse en el Jugador Más Valioso. Esta fue la última temporada de los Navegantes del Magallanes en la ciudad de Caracas. El Catire Istúriz no pudo seguir sufragando las pérdidas acumuladas por el equipo a causa de sus continuas derrotas, por lo que decidió venderlo al final de aquel campeonato. Entonces, un grupo de empresarios y deportistas carabobeños, encabezados por José Ettedgui, hermano de Herman "Chiquitín" Ettedgui y Alberto Raidi, hermano del periodista Abelardo Raidi, contactaron a Istúriz y luego de varias negociaciones adquirieron al equipo, con la única condición solicitada por Istúriz que no fuera cambiado el nombre. Esa transición coincidió con la despedida de "Camaleón" García del club de sus amores, luego de 12 temporadas, además de otras 8 entre Indios de Oriente y Estrellas Orientales ( 1956- 1964).

Campeón
LVBP
1969-70
Campeón
Serie del Caribe
1970

En la temporada 1969-70, los Navegantes aterrizan en Valencia y bajo la conducción del cubano Carlos "Patato" Pascual conquista su primer título desde la campaña 1954-55, derrotando en esa ocasión a los Tiburones de La Guaira en solo tres juegos. A pesar de partir antes de finalizar la temporada, Gaston repite el título de bateo con .360. Ese año se vuelve a jugar la Serie del Caribe, y el escenario es el Estadio Universitario de Caracas. Magallanes se apoya en el pitcheo y obtiene el primer título del Caribe para un equipo venezolano, venciendo a los representantes de República Dominicana y Puerto Rico.

Una temporada después, en la 1970-71 y pese a no ser considerado como favorito al inicio, el elenco turco asiste a su segunda final seguida, Navegantes y Tiburones de La Guaira llegaron de nuevo a una final, pero esta vez la suerte estuvo del lado de los escualos, quienes batieron a los turcos en siete cerrados desafíos. El 27 de octubre se empata un récord de la liga (trío de jonrones en un inning) cuando Gustavo Gil conecta cuadrangular por el jardín izquierdo, Jim Holt por el centro y Hal King por el derecho durante el sexto inning de un partido jugado contra los Leones del Caracas, lo que además se convierte en toda una curiosidad por la repartición del poder. Magallanes logra una difícil clasificación, apoyado en el bate de Jim Holt, quien remolca 38 anotaciones. Además el día 11 de junio de 1971 fue creada la Fundación Magallanes de Carabobo, organismo que a partir de esa fecha se encargaría de dirigir todo lo relacionado con el equipo Navegantes del Magallanes. Uno de los hechos lamentables de la temporada ocurrió el 14 de diciembre, cuando Herman Hill, outfielder importado, muere ahogado en la playa Guaicamacuto de Puerto Cabello.

Clarence Gaston, Don Baylor, Dave Parker, el Salón de la Fama del Béisbol Jim Rice, entre otros, formaron parte de El Poder Negro, durante la exitosa década de los 70, aquella donde ganarían dos títulos de Serie del Caribe.

Aún con un buen equipo, Magallanes queda fuera en la temporada 1971-72 al perder por segunda vez en una tanda de desempate por el tercer y cuarto puesto, jugada contra Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas. Ese año Iván Murrell, Jim Holt, Harold King y Clarence Gaston mantienen viva la tradición del Poder Negro.

Para la temporada 1972-73 la escuadra turca firma un grupo de peloteros con la intención de crear una base nativa. Alexis Ramírez, Félix Rodríguez, el lanzador carabobeño José Jiménez, Esteban Padrón, y un joven de 16 años llamado Manuel Sarmiento eran los novatos. El 15 de noviembre Bobby Darwin conecta 3 cuadrangulares en juego contra los Tigres de Aragua, y al finalizar la contienda establece un récord al sacar 19 pelotas del parque, con jonrones realmente descomunales, muchos a más de 400 pies de distancia del home. Sin embargo su labor no fue suficiente para clasificar al club, toda vez que queda fuera por segundo año seguido (tercero en total) en un mini-play off de desempate por los lugares tres y cuatro contra los Tigres de Aragua y los Tiburones de La Guaira.

La temporada siguiente, Magallanes recopiló marca de 30 y 30 en un torneo que no fue concluido debido a una huelga de peloteros. Otra pérdida afectaría al club en el primer primer día del mes de enero de 1974, Mark El holandés Weems, muere ahogado en la Bahía de Patanemo, en Puerto Cabello. Con Magallanes participó en 26 encuentros, 25 como relevista, 2-1, 11 salvados, 38.1 innings, 26 hits, 14 carreras limpias, 34 ponches, 33 boletos, efectividad 3.29. Al momento del accidente de Patanemo, Weems lideraba la liga en juegos salvados con 11. Al final de la temporada terminó igualado con el cubano Carlos Alfonso, quién alcanzó los 11 salvamentos en 10 juegos más, los que Weems dejó de jugar en enero de 1974. Tras la noticia el outfielder Don Baylor declaró al periodista canadiense Earl McRae: Eso me hizo entender cuan frágil es la vida.[11]

En la temporada 1974-75 estuvieron en las filas turcas Dave Parker, Don Baylor, Jim Holt, Bob Bailor, Kent Tekulve, Larry Demery y Wayne Garland, entre otras estrellas. El 22 de noviembre Parker suelta su segundo Grand Slam del año. Parker se alza con los títulos de jonrones y empujadas, al sacar 8 y fletar 50 rayitas. El 11 de enero comienza la primera confrontación de post-temporada entre Magallanes y los Leones del Caracas, de la cual sale favorecida la novena valenciana después de siete reñidos juegos, aunque en la final los bucaneros caen frente a los Tigres de Aragua cuatro juegos a dos. En la temporada siguiente, luego de finalizar en cuarto lugar, el equipo es derrotado en la semifinal por Cardenales de Lara (4-2). A su vez, Manuel Sarmiento alcanza el liderato de juegos salvados en la campaña (7).

Campeón
LVBP
1976-77

En la 1976-77 tras puntear la mayor parte del campeonato (el conjunto estuvo 82 días en la punta, hasta el 12 de enero de 1978 cuando cae frente a Águilas del Zulia) Magallanes conquista el quinto título de su historia doblegando a los Tiburones de La Guaira y queda segundo en la Serie del Caribe. Dave Parker finaliza como campeón bate con .414 de promedio, la cifra más alta de cualquier pelotero en la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Mitchell Page lidera las empujadas con 57, los jonrones con 14 y las bases alcanzadas con 140, y Félix Rodríguez suelta 10 triples, lo que se convierte en una nueva marca en la liga.

La temporada 1977-78 Joe Cannon conquista el título de bateo con .381, golpea 91 hits para encabezar ese departamento, e iguala la marca de triples con 10 (empatando el récord establecido en la anterior campaña por Félix Rodríguez), mientras que Oswaldo Olivares lidera a los robadores de bases con 25, en una temporada en la que Magallanes queda último.

El Brujo Horton y la posterior sequía

Willie El Brujo Horton. Con su "magia" Magallanes escalaría del último al primer lugar de la clasificación para posteriormente ganar el sexto título de liga y la segunda Serie del Caribe para el club.
Campeón
LVBP
1978-79
Campeón
Serie del Caribe
1979

Tras llegar últimos en la 1977-78, los Navegantes en medio de una crisis tuvieron que entregar el timón en la mitad de la 1978-79 a su bateador de mayor jerarquía en aquel entonces, Willie Horton, en reemplazo del cubano Orlando "Cookie" Rojas. Muy a pesar de su manera peculiar para dirigir en el terreno de juego, quitándose incluso en turnos claves para colocar a su "amuleto" Rafael Cariel, Horton quien en su doble rol de mánager-jugador logró lo que quería y Magallanes tuvo una recuperación milagrosa tras pasar del último al primer lugar de la tabla de clasificación, para posteriormente alcanzar su sexto título en la historia de la liga, en esta oportunidad contra las Águilas del Zulia. Olivares resulta líder en hits con 84 y Dave Coleman en dobles con 20. Posteriormente los Navegantes obtuvieron su segundo campeonato de la Serie del Caribe, ante los representantes de México, Puerto Rico y República Dominicana. Con Mitchell Page en plan de héroe al conectar un jonrón decisivo en el noveno inning del último juego, Magallanes sería en ese momento el único equipo venezolano ganador en dos ocasiones del máximo evento beisbolístico del área ( 1970 y 1979).

En la década de los 80s el club surge una crisis deportiva, dejando los peores registros en la historia que tiene como consecuencia múltiples canjes de jugadores. En la 1979-80 y con indeseable marca de 48 derrotas en una temporada de 70 encuentros, Magallanes ocupa el último lugar a 24 juegos y medio del puntero, además, el conjunto pierde los catorce juegos de la serie contra los Leones del Caracas. Horton pasa de héroe a villano siendo cesanteado, sucediéndole en el cargo el miembro del Salón de la Fama del Béisbol Luis Aparicio.

En la peor temporada de su historia, la 1980-81, Magallanes termina con 16 ganados y 44 derrotas, una marca que ni siquiera los equipos de expansión han registrado. En medio de la temporada 1983-84 Magallanes logra el pase al play-off al vencer a los Tigres de Aragua en juego extra por el cuarto lugar. Luego la tropa turca es barrida por las Águilas del Zulia en la semifinal. Finalmente Zulia se alzaría con ese campeonato y posteriormente en la Serie del Caribe en Puerto Rico, siendo el tercer título en la zona para un equipo del a liga. En esa temporada Alfredo Torres se embasa en 11 ocasiones consecutivamente y conecta de hit en ocho turnos seguidos, empatando la marca de la liga.

A finales de la temporada de 1979-80, el miembro del Salón de la Fama del Béisbol Luis Aparicio, se haría cargo del equipo hasta mediados de la temporada 1980-81.

En la temporada 1981-82, Oswaldo Olivares es canjeado a Tigres de Aragua por Carlos Porte y Víctor Davalillo, y este último es dejado libre antes de iniciarse la campaña. Al final Magallanes queda en el sótano por tercera ocasión seguida, y cuarta en las últimas cinco campañas. El equipo sale del sótano de la clasificación en la temporada siguiente pero no clasifica, pues queda en el quinto puesto con 31 y 34. El zurdo Randy Niemann cumple una destacada labor desde el montículo, mientras que Alfredo Torres es líder en empujadas con 45 y bases alcanzadas con 111.

En medio de la temporada 1983-84 el lanzador Manuel Sarmiento es cambiado por Wolfgang Ramos y Roberto Espinoza al conjunto Tigres de Aragua. Billy Hatcher establece un récord al embasarse en 40 juegos consecutivos en una temporada. Al final, apuntalados por los lanzadores Chris Green (baseball), líder en efectividad con 1.46, Mike Bielecki con 69 abanicados y Mike Anderson con 8 y 3, 4 completos y líder en comienzos con 15; y los jardineros Benny Distefano y Joe Orsulak, Magallanes logra el pase al play-off al vencer a los Tigres de Aragua en juego extra por el cuarto lugar. Luego la tropa turca es barrida por Águilas del Zulia en la semifinal.

Para la temporada 1984-85, Magallanes logra el cuarto lugar y clasifica al play-off, pero cae en cinco juegos frente a los Tigres de Aragua. El 26 de octubre, en su primera apertura en la liga, Omar Bencomo mantuvo sin hits a los Tiburones de La Guaira durante 8.1 innings, hasta que Norman Carrasco conectó un inatrapable. De todas maneras Bencomo no sólo terminó lanzando un partido de un indiscutible, sino que a la postre obtuvo la designación de Novato del Año con balance de 7 y 3. Alfredo Torres lideró la liga en carreras empujadas con 48.

Al concluir la ronda eliminatoria de la temporada 1985-86, Magallanes queda en el primer puesto (37 ganados y 28 perdidos, alcanzando de paso la mayor cantidad de triunfos para el club en una campaña), pero no puede pasar a la final pues sucumbe ante Tiburones de La Guaira en cinco juegos.. El 16 de noviembre Mark Funderburk conecta dos cuadrangulares en un mismo inning frente a los Leones del Caracas, estableciendo un récord. Barry Bonds, para el momento líder del equipo en jonrones, empujadas, anotadas y robos, es dejado en libertad a principios de diciembre. Sin embargo, la novena contó con buen ataque y Joe Orsulak se erigió como campeón bate (.331) y máximo hiteador (80); Funderburk fue el máximo empujador (41) y Benny Distefano hizo lo propio en triples (5).

En la temporada 1986-87 llegan a formar parte del equipo Clemente Álvarez, Gilberto Roca, José Villa, William Magallanes y Carlos García, como parte de un proceso de renovación. Al principio de campaña el club experimenta una seguidilla adversa de 4 blanqueos consecutivos y 41 entradas sin fabricar anotaciones. El 6 de diciembre de 1986 Magallanes establece un récord de carreras al derrotar 23 a 0 a las Águilas del Zulia, la mayor diferencia con la cual ha ganado un equipo en la historia de la liga. Sin embargo Magallanes culmina eliminado y en el sótano de la clasificación.

Para la temporada 1987-88 apareció un viejo conocido, el dominicano Felipe Rojas Alou a dirigir al elenco marino. Alou, toda una leyenda como jugador y dirigente en las Grandes Ligas, había sido mánager campeón una década antes (1977-78) con los Leones del Caracas. Ahora con Magallanes, el equipo experimenta un buen arranque y gana todos sus partidos del mes de octubre, siete en total. El equipo termina segundo, pero cae en el Round Robin, nuevo formato empleado por la liga. El 28 de noviembre Billy Bean llega a once veces seguidas embasándose, para empatar la marca de la liga. José Villa encabeza el circuito con 9 triunfos, para convertirse en el primer lanzador que lidera este departamento actuando solamente como relevista. La siguiente temporada (1988-89) no fue auspiciosa para Alou y sus muchachos. El equipo queda eliminado y en el sótano, entre otras cosas debido al anémico promedio de bateo colectivo de .229, el más bajo del conjunto desde su regreso a la liga en la 1964-65.

Tras terminar liderando la clasificación en la ronda eliminatoria de la temporada 1989-90, el conjunto se desinfla en el Round Robin, etapa en la cual inicia perdiendo nueve juegos seguidos, para concluir con negativa marca de uno y once. William Magallanes fue líder en jonrones con 8 y empujadas con 41. Edgar Naveda conecta ocho hits en ocho turnos consecutivos, con lo que empata el récord de la liga.

Renacer del equipo

En planes de reestructuración, 14 peloteros son dejados libres por el conjunto en miras de la temporada 1990-91. El 10 de noviembre, haciendo su debut en el profesional, Juan Francisco Castillo gana su primer juego con trabajo de cinco capítulos, rivalizando con Enrique Alfonso Gómez de las Águilas del Zulia. El día 13 de noviembre William Magallanes golpea dos vuelacercas, uno con las bases llenas, el segundo Grand Slam para él en esa temporada. El 3 de enero Oswaldo Olivares conecta su primer cuadrangular en Venezuela después de 3066 veces al bate; y un turno después suena su hit número 900 en la liga. Durante el round robin Magallanes queda en el camino, pero Juan Francisco Castillo es designado Novato del Año.

Llegó la temporada 1991-92 y con ella el arribo al club del lanzador zurdo Juan Carlos Pulido, el cual es obtenido de Tigres de Aragua a cambio de Alfredo Pedrique. El 2 de enero de 1992, en un juego contra los Leones del Caracas que se extendió a 18 innings, el "Gago" Olivares largó un triple en el décimo séptimo capítulo, el incogible 950 en su carrera y el último con el Magallanes en temporada regular, y Eric Anthony empata la marca de más turnos en un juego en poder de "Camaleón" García desde la 1952-53 al acumular 9 veces al bate. El club culmina de primero en la recién creada división oriental, y aunque vuelve a quedar fuera de la final al caer en el Round Robin, algunos turcos reciben galardones: William Magallanes ( Productor del Año), Benito Malavé ( Relevista del Año), y Eddy Díaz ( Novato del Año), fueron los galardonados.

El grandeliga Álvaro Espinoza pasa al Magallanes en la temporada 1992-93 junto con Marcano y Alfredo Torres (este último dejado libre posteriormente), en cambio que llevó a Lester Straker, Argenis Conde y Román Rodríguez a los Tigres de Aragua. Aunque tuvo una mala arrancada (6 ganados y 14 perdidos), el 1 de diciembre Magallanes se ubica en el segundo puesto detrás de los Leones del Caracas, gracias entre otras cosas a una cadena de 11 triunfos hilvanada del 10 al 25 de noviembre (la más larga de la divisa en una campaña). El 23 de ese último mes del año el equipo asegura su pase al round robin venciendo a los Tiburones de La Guaira, y al culminar la campaña Carlos García experimenta una gran temporada: .354 de promedio, 3 jonrones, 23 empujadas y 14 dobles, en medio de una actuación colectiva desbordante. El club pasa a la final por primera vez en 14 temporadas, pero no cuenta con sus dos lanzadores estrellas, Juan Francisco Castillo y Ramón García, ni tampoco con el toletero Eric Anthony, siendo barrido en cuatro juegos por las Águilas del Zulia.

Campeón
LVBP
1993-94

Después de quince años de la obtención de su último título (torneo 1978-79), el 31 de enero de 1994, Magallanes volvió a ser campeón del béisbol venezolano tras derrotar a su eterno rival, los Leones del Caracas. Los Navegantes, además de llevarse el trapo campeonil, tuvieron en sus filas a varios de los peloteros más destacados de la contienda. El lanzador zurdo Juan Carlos Pulido logró cosechar once triunfos en la ronda eliminatoria para erigirse en el Pitcher del Año. El importado John Hudek coleccionó 19 salvados en 20 oportunidades de rescate. Luis Raven, adquirido en una negociación realizada con el Caracas antes de iniciar la campaña, se convirtió en el Novato del Año. Fue co-líder en jonrones (7) y segundo en average (.345), además de figurar segundo detrás de Luis Sojo en la escogencia del Jugador Más Valioso. El 5 de noviembre se produjo el debut de Álvaro Espinoza con la camiseta del club, y el 26 de noviembre el equipo realizó una importante transacción que llevó a William Magallanes a Caribes de Oriente a cambio de Oscar Azócar, quien a la postre sería figura de primer orden en la conquista del campeonato.

Por primera vez desde la temporada 1981-82, Magallanes contó con más de un mánager en su dirección en la campaña 1994-95. Después de haber comenzado con un ritmo muy ganador bajo el mando de Tim Tolman (17-10 hasta el momento en que el estratega tuvo que regresar a Estados Unidos), el conjunto se vino a menos en la segunda parte de la campaña con Dave Hudgens como piloto (15-18), perdiendo en la última jornada de la eliminatoria el primer lugar de la División Oriental que había ocupado durante toda la justa. Posteriormente en el round robin, y por cuarta ocasión en su historia, los Navegantes fueron los derrotados en una tanda de desempate entre tres equipos (contra Leones del Caracas y Águilas del Zulia) de la cual salieron las dos novenas que irían a la final, tras perder el juego decisivo ante los Leones. En el plano individual, Eddy Díaz fue el líder estafador de la liga al acumular 23 robos.

Campeón
LVBP
1995-96

En la temporada 1995-96 a pesar de terminar con récord negativo de 29 ganados y 31 perdidos durante la ronda eliminatoria (en el segundo lugar de la División Oriental a 3 juegos del Caracas), los Navegantes se crecieron a partir del round robin para terminar alzándose merecidamente con el título del histórico torneo el el cual se celebró el 50º aniversario de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Enfrentando en la final al Cardenales de Lara (equipo con el mejor récord de la fase regular, 36 victorias y 24 derrotas), Magallanes se convirtió apenas en el tercer club en la historia del circuito en obtener el gallardete después de estar abajo 3 a 1 en la serie decisiva, para lo cual tuvo que ir hasta Barquisimeto y en condición de visitante vencer de manera sorpresiva en los dos últimos cotejos. Con un conjunto que se basó casi en su totalidad en su material nativo, y que durante gran parte del round robin y la final presentó alineaciones conformadas exclusivamente por peloteros del patio, los Navegantes vinieron de atrás para lograr su segundo título en tres temporadas. Dicho plantel, encabezado por el Jugador Más Valioso de la Final, José Francisco Malavé (.370 de average con 3 jonrones y 10 impulsadas), el recuperado Juan Francisco Castillo (2 ganados y 0.60 de efectividad en un par de aperturas) y Gregorio Machado como mánager de última hora ante la partida de Tim Tolman, le proporcionó a la divisa su octavo título en el rentado. En el ínterin, Magallanes propinó el primer juego sin hits ni carreras para el club, y el primero que se lanza en la liga de manera combinada, cuando el 10 de enero Donne Wall, Oscar Henríquez y Dave Evans unieron esfuerzos para realizar tal hazaña frente a los mismos Cardenales.

Campeón
LVBP
1996-97

Los Navegantes del Magallanes conquistarían su segunda corona consecutiva y la tercera en cuatro años en la temporada 1996-97. Tras terminar con el mejor registro de la ronda eliminatoria (33 victorias y 17 derrotas) y en el Round Robin (12 victorias y 4 derrotas), La Nave accedió a su cuarta final en las últimas cinco campañas que disputó, teniendo nuevamente como adversario a los Leones del Caracas. En esa instancia la escuadra dirigida por el estadounidense John Tamargo logro el campeonato frente a su eterno rival en apenas cinco juegos. Magallanes obtuvo el noveno título de su historia y representó a Venezuela en la Serie del Caribe 1997 de Hermosillo, México, donde logró el subcampeonato. En medio de la temporada regular, el 3 de noviembre de 1996, el lanzador zurdo Chris Roberts logró lanzar el segundo no hit no run para el Magallanes ante los Tiburones de La Guaira. Por otra parte, el club implantó un récord para la franquicia al propinar nueve blanqueos que fueron repartidos de la siguiente manera: Tiburones (3), Caribes (2), Leones (1), Águilas (1), Pastora (1) y Tigres (1).

En la campaña 1997-98 Magallanes logra finalizar por segundo año consecutivo en el primer lugar de la División Oriental con balance de 37 ganados y 27 perdidos, teniendo como principal baluarte el ataque desplegado por Luis Raven, quien fue el máximo remolcador de la campaña con 45 y co-líder en vuelacercas con 8, además de hilvanar una cadena de 24 juegos conectando inatrapables, lo que constituye un récord para la divisa. En el Round Robin el conjunto se vino a menos, y tras comenzar con tres derrotas consecutivas no se pudo recuperar para terminar en el tercer lugar con marca de ocho y ocho. En medio de esta etapa semifinal el mánager John Tamargo renunció a su cargo el día 13 de enero, siendo sustituido por Alfredo Pedrique.

Sangre nueva

Luis Rivas
Endy Chávez
Luis Rivas y Endy Chávez consiguieron el premio Novato del Año en la temporada 1998-99 y 1999-00 respectivamente.

Antes de iniciar la campaña 1998-99 Magallanes comenzó un proceso de reestructuración, y como parte de dicha renovación dejó en libertad a dos de sus grandes figuras a lo largo de la década, Álvaro Espinoza y Carlos García, quienes pasaron a formar parte de Caribes de Oriente y Tigres de Aragua, respectivamente. De igual manera, Luis Raven fue cambiado a Pastora de los Llanos por tres peloteros jóvenes. En medio de la contienda continuaron los movimientos, pues Juan Carlos Pulido fue enviado a los Tigres, mientras que Alejandro Freire se fue a los Caribes a cambio del receptor Robert Machado. El equipo finalizó una vez más como líder en la División Oriental, pero al igual que el año anterior se desinfló en el Round Robin para concluir con marca de siete ganados y nueve perdidos. El campocorto Luis Rivas, quien hacía su estreno en el circuito, fue electo Novato del Año luego de batear para promedio de .280 puntos con 33 anotadas y 12 impulsadas, siendo escoltado en la votación por otro magallanero, el pitcher Johan Santana, quien ganó cinco juegos sin ser derrotado. El 18 de octubre los Navegantes recibieron un no hit no run combinado de parte Mike Romano, Luis Silva y John Bale de Cardenales de Lara, y el 28 de diciembre el elenco fue dejado sin hits por Argenis Conde de los Caribes de Oriente, pero a pesar de ello ganó el encuentro dos a una. El 19 de diciembre Magallanes y Tiburones de La Guaira se batieron durante 18 innings en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia en el partido de más tiempo de duración en la historia de la liga, seis horas con cinco minutos.

Luego de superar una difícil ronda eliminatoria en la temporada 1999-00 en la cual concluyó con balance de 31 victorias y 31 derrotas, segundo en la División Oriental, y posteriormente en el Round Robin derrotar a Pastora de los Llanos en un juego extra por el pase a la final, Magallanes accedió a una final por décima vez en la historia de la divisa. Al igual que sucediera en la temporada 1992-93, en esa instancia las Águilas del Zulia. Por segunda temporada seguida un jugador del club se llevó el premio Novato del Año, en esta ocasión por intermedio del jardinero Endy Chávez. Magallanes tuvo como estratega al norteamericano Phil Regan, quien fue suplido temporalmente por el dominicano César Cedeño durante los primeros 14 juegos de la campaña. El 30 de noviembre falleció el joven lanzador Roger Blanco, tras ser víctima de la delincuencia en La Guaira.

Por segundo año consecutivo, durante la campaña 2000-01, los Navegantes del Magallanes llegaron a la serie final, pero nuevamente cayeron derrotados en la fase decisiva, esta vez ante los Cardenales de Lara, que se impusieron en seis enfrentamientos. Durante la ronda eliminatoria la novena terminó como líder de la División Oriental con marca de 32 y 30, mientras que en el Round Robin también finalizó primero tras ganar 11 por 5 derrotas. Con un total de 53 jonrones en la etapa clasificatoria, el equipo estableció una marca para la franquicia en una sola contienda, superando el tope anterior que era de 52 desde la temporada 1953-54. El 13 de diciembre de 2000 en San Felipe, y ante el pitcheo de Caribes de Oriente, Magallanes conectó cuatro jonrones en un mismo inning implantando un nuevo récord para la liga, con Melvin Mora, Ozzie Timmons, Raúl Chávez y Donaldo Méndez como los responsables de la hazaña. Oscar Henríquez consiguió 9 juegos salvados para llegar a 42 rescates de por vida, con lo cual desplazó a Manuel Sarmiento convirtiéndose en el máximo taponero de todos los tiempos para la divisa.

Campeón
LVBP
2001-02

Luego de sufrir decepciones en las dos anteriores series finales, los Navegantes del Magallanes se desquitaron para conquistar el décimo título en la historia de la divisa en la temporada 2001-02. La nave turca transitó una complicada fase regular en la cual tuvo balance negativo de 30 y 32 para finalizar en el segundo lugar de la División Oriental, con lo cual sumó trece campañas seguidas pasando a la postemporada. Posteriormente, la escuadra carabobeña se transformó en el todos contra todos para encabezar cómodamente esta etapa con registro de 12 y 4, incluyendo una racha de nueve triunfos consecutivos que constituyen un récord para el Round Robin. En la final Magallanes superó en cinco encuentros a los Tigres de Aragua, coronándose monarca del circuito venezolano por cuarta vez en las últimas nueve temporadas. El 2 de diciembre de 2001, frente a Tiburones de La Guaira, Carlos Guillén, Robert Machado y Luis Landaeta dispararon jonrones en turnos consecutivos en el sexto inning frente a Dan Wheeler, empatando así la marca de vuelacercas seguidos para un club en un episodio.

Tras la temporada 2002-03 que fue suspendida a mitad de temporada, en la temporada 2003-04, los Navegantes del Magallanes quedaron eliminados por primera vez desde la temporada 1988-89, poniendo fin a una cadena de trece campañas en las cuales el cuadro turco estuvo por lo menos entre los protagonistas del todos contra todos de la semifinal. La ausencia de algunos de sus principales peloteros criollos y la poca participación de otros, en gran medida determinaron el destino del club. Clemente Álvarez actúo en su décimo octava temporada con Magallanes para adueñarse de la marca de más años jugados con la divisa. En la 2004-05 y por segunda campaña consecutiva, Magallanes quedó eliminado al terminar en el tercer lugar de su división con registro de 27 y 35. Una vez más la ausencia de sus principales figuras llevó a la divisa a depender en buena medida de su cantera de peloteros, entre los cuales destacaron el jardinero Arturo Rivas y los lanzadores Yusmeiro Petit y Aníbal Sánchez.

Tras comenzar la campaña 2005-06 de manera incierta, con diez derrotas en sus primeros trece compromisos, los Navegantes del Magallanes se recuperaron para finalizar en el primer lugar de la División Oriental recopilando el mejor registro del circuito con 39 ganados por apenas 23 perdidos. La recuperación coincidió con la incorporación del mánager Alfredo Pedrique, quien tomó las riendas de La Nave a partir del 30 de octubre de 2005. En el Round Robin la escuadra turca comenzó de la misma manera -seis lauros en sus primeros ocho cotejos- con lo cual parecía encaminarse a la final. Sin embargo, en la segunda mitad de la semifinal el equipo se desmoronó para finalizar con 9 y 7 acabando con sus posibilidades de disputar el título. La pareja de importados conformada por Michael Restovich y Luke Scott hizo recordar a los mejores refuerzos en la historia de la divisa.

Por segunda temporada consecutiva el club finalizó en el primer lugar su división con balance de 36 y 26 en la temporada 2006-07, consiguiendo en esta oportunidad avanzar hasta la serie final del campeonato pero sin poder llevarse el título. La campaña de los Navegantes, sin grandes actuaciones en el plano individual, estuvo caracaterizada por un gran juego de conjunto. En el Round Robin Magallanes arrancó de forma imponente al punto de ganar sus primeros siete compromisos de dicha etapa, con lo cual allanó el camino hacia la fase decisiva del torneo liderando la semifinal con récord de 12 y 4. En esta instancia destacó la labor de Richard Hidalgo, quien fue el mejor toletero del todos contra todos encabezando a los bateadores en jonrones (8), hits (24), anotadas (16), extrabases (13) y bases alcanzadas (53), siendo además el segundo mejor en promedio (.393), dobles (5) e impulsadas (13). Su brillante performance tuvo su pico más alto el 4 de enero de 2006, cuando despachó tres cuandrangulares frente al pitcheo de Cardenales de Lara, convirtiéndose en el tercer magallanero en lograr tal gesta. Ya en la final ante los Tigres de Aragua, y cuando parecía en camino de sufrir una barrida tras caer en los tres primeros juegos, la escuadra carabobeña se levantó para ganar el cuarto choque y estuvo a punto de forzar el regreso a Valencia con una nueva victoria en el quinto juego. Sin embargo, el bullpen de los turcos desperdició una ventaja de hasta siete carreras en un fatídico noveno inning en el cual los Tigres fabricaron ocho carreras para llevarse el triunfo y a su vez el gallardete.

En la temporada 2007-08 se implementó un nuevo formato en la ronda regular, al eliminarse el sistema de divisiones pasando a ser un todos contra todos y con calendario de 63 juegos para cada club. Magallanes quedó fuera de la clasificación tras dejar marca de 29 ganados y 34 perdidos, registro que apenas le sirvió para quedarse en el sexto lugar de la tabla de posiciones. Igualmente en la 2008-09 Magallanes quedó fuera de la clasificación al concluir con registro de 28 y 35. En medio de los inconvenientes, el 25 de noviembre de 2007 fue cesanteado el mánager Nick Leyva cuando el club tenía balance de 14 y 19, siendo suplantado por Edgar Alfonzo, quien tampoco pudo enderezar el rumbo de la nave.

De la mano de El Almirante Carlos García, quien regresó para encargarse de la dirección de su equipo de siempre en la temporada 2009-10, Magallanes tuvo una de las mejores actuaciones en fase eliminatoria en la historia de la divisa al finalizar con 41 ganados y 22 perdidos. Dicha cantidad de triunfos estableció una marca para el club en una contienda. Los Navegantes continuaron su ritmo avasallante en el todos contra todos al registrar 11 y 5 en esta etapa, ganándose el derecho a disputar la final contra Leones del Caracas, lo que fue la tercera ocasión en la cual los eternos rivales se veían las caras en la serie decisiva. Pese a las notables ausencias que por lesiones u otras causas disminuyeron el potencial del elenco de cara a la final, Magallanes batalló en todo momento para llevar la confrontación hasta el séptimo juego quedándose a un paso de la obtención del título. Gracias a su labor al frente de la novena Carlos García fue reconocido como Mánager del Año, mientras que el relevista Jean Machí surgió como una de las sorpresas más impactantes de la justa al convertirse no sólo en el Cerrador del Año, sino también ser premiado como Pitcher del Año, segundo magallanero en conquistar tal honor.

El 31 de octubre de 2010, Michael Ryan se convirtió en el primer jugador en batear la escalera o ciclo en un juego, en un encuentro ante Tiburones de La Guaira.

En la campaña temporada 2010-11 Magallanes quedó eliminado tras sufrir un desastroso mes de diciembre en el que la novena turca apenas pudo ganar 6 de los 25 juegos que realizó, lo cual la hizo descender desde el segundo lugar que ocupaba al finalizar el mes de noviembre hasta el sexto puesto al término de la fase eliminatoria. Carlos García no pudo asumir la conducción del elenco, así, el norteamericano Frank Kremblas tomó las riendas del equipo desde el inicio y luego de su salida a mediados de noviembre le siguieron Gregorio Machado y finalmente Dan Radison.

Con el regreso de Carlos García en la temporada temporada 2011-12, Magallanes estuvo a un paso de disputar la final, pero finalmente acabó cayendo en un juego de la doble tanda de desempate en el Round Robin.

Campeón
LVBP
2012-13

Tras once años de espera, Magallanes alcanzó su undécimo título en la temporada temporada 2012-13. Carlos García debió abandonar al conjunto a mediados de noviembre, por lo que Luis Sojo asumió las riendas del club. Magallanes encabezó la eliminatoria con 36 y 27, también lideró el round robin con 10 y 6, mientras que en la final ante Cardenales de Lara tuvo que llevar la serie hasta el séptimo juego, obligando al club a ganar los dos últimos choques en Valencia para poder coronarse.

Campeón
LVBP
2013-14

En la temporada 2013-14, al principio dirigidos nuevamente por Luis Sojo el conjunto logra clasificar con el cuarto puesto al round robin con marca de 33-30 luego de liderar durante varias semanas la tabla de posiciones. Sin embargo, la gerencia decidió de mutuo acuerdo dar un giro en la conducción del equipo por lo que a partir del Round Robin fue Carlos "El Almirante" García quien tomó las riendas del club.[13]

Magallanes llegaría a las finales de las temporadas 2014-15 y 2015-16, pero caería en ambas ante Caribes de Anzoátegui y Tigres de Aragua respectivamente.

Other Languages