Naqsh-e Rostam

Naqsh-e Rostam, cerca de Shiraz.

Naqsh-e Rostam (también conocido como Naqš-i Rustam, en persa mod. نقش رستم Naqš-i Rustam [næqʃe ɾostæm]) es un sitio arqueológico situado a unos tres kilómetros al noroeste de Persépolis, en la provincia de Fars, en Irán. Este emplazamiento es llamado Næqš-e Rostæm, "el retrato de Rostam", porque los persas pensaban que los bajorrelieves sasánidas bajo las tumbas representaban a Rostam, un héroe mitológico persa. Hay también siete grandes bajorrelieves en la roca de Naqsh-e Rustam, bajo las tumbas, esculturas mandadas hacer por los reyes sasánidas. Frente a la roca se encuentra Ka'ba-i-Zartosht, un monumento zoroástrico. En el extremo del sitio se encuentran dos pequeños altares de fuego.

Naqsh-e Rostam es una pared rocosa que tiene talladas cuatro tumbas reales aqueménidas rupestres, cruciformes y con bajorrelieves. Una de ellas, según las inscripciones que presenta, sería la tumba de Darío I y las otras tres, a ambos lados de la de Darío I, serían las de Jerjes I, Artajerjes I y Darío II, aunque no tienen ninguna inscripción que permita identificarlas con certeza. En la montaña de detrás de Persépolis hay otras dos tumbas semejantes, pertenecientes probablemente a Artajerjes II y Artajerjes III, además de una tumba inacabada que podría ser la de Arsés, o más seguramente de Darío III, el último rey de la dinastía aqueménida, que fue derrocado por Alejandro Magno.

La tumba de Darío es uno de los dos modelos de tumbas del arte persa del periodo aqueménida. Se trata de una tumba excavada en roca como los hipogeos egipcios; el otro modelo es el de la tumba de Ciro, en Pasargadas.

El 22 de mayo de 1997 el conjunto «Nasqsh-e Rostam y Naqsh-e Rajab» fue inscrito en la Lista Indicativa de Irán —paso previo a ser declarado Patrimonio de la Humanidad—, en la categoría de bien cultural (n.º ref 898).[1]

Vista panorámica de Naqsh-e Rostam

Las tumbas aqueménidas

Fotografía coloreada de Naqsh-e Rostam editada por The National Geographic Magazine en abril de 1921.
Naqsh-e Rostam 2008.

Cuatro tumbas pertenecientes a reyes aqueménidas están talladas en la pared de roca. Están a considerable altura por encima del terreno.

Las tumbas se conocen localmente como las "cruces persas" por la forma de las fachadas de las tumbas. El lugar es conocido como salīb en árabe (صليب), quizás una corrupción de la palabra persa chalīpā, "cruz". La entrada a cada tumba es el centro de cada cruz, que se abre a una pequeña cámara, donde el rey yace en un sarcófago. La viga horizontal de cada una de las fachadas de la tumba se cree que es una réplica de la entrada del palacio en Persépolis.

Una de las tumbas está explícitamente identificada por una inscripción que la acompaña como la tumba de Darío I (r. 522-486 a. C.). Las otras tres tumbas se cree que son las de Jerjes I (r. 486-465 a. C.), Artajerjes I (r. 465-424 a. C.) y Darío II (r. 423-404 a. C.) respectivamente. Una quinta tumba, inacabada, pudo haber sido la de Artajerjes III, quien reinó como mucho dos años, pero más probablemente sea la de Darío III (r. 336-330 a. C.), el último de los reyes aqueménidas.

Las tumbas fueron saqueadas después de la conquista del imperio aqueménida por Alejandro Magno.

Other Languages
العربية: نقش رستم
azərbaycanca: Nəqşi-Rüstəm
čeština: Nakš-e Rustam
Esperanto: Nakŝ-e Rustam
فارسی: نقش رستم
français: Naqsh-e Rostam
hrvatski: Nakš-e Rustam
italiano: Naqsh-e Rostam
Nederlands: Naqsh-e Rustam
پنجابی: نقش رستم
português: Naqsh-i Rustam
русский: Накше-Рустам
srpskohrvatski / српскохрватски: Nakš-e Rustam
slovenčina: Nakš-e Rostam
українська: Накш-і-Рустам
اردو: نقش رستم
oʻzbekcha/ўзбекча: Naqshi Rustam