Nacionalsindicalismo

Escudo del Sindicato Español Universitario (SEU), que se declaraba "nacionalsindicalista" y era la única organización estudiantil legalizada en España durante el franquismo.

El nacionalsindicalismo, también denominado falangismo, es una teoría económica y política nacida en 1931 en España, de inspiración fascista y adaptada a las particularidades de la España de la época.[1]

De carácter anti- parlamentario y contrario a los partidos políticos,[10]

Historia

Bandera del nacionalsindicalismo, inspirada en los colores tradicionales del anarcosindicalismo.

Su origen tiene lugar en el ámbito de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS), movimiento ideológico formado por la unión del grupo reunido en torno al semanario La conquista del Estado (reflejo de su homónimo italiano La conquista dello Stato editado por el fascista Curzio Malaparte), liderado por Ramiro Ledesma y las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica de Onésimo Redondo. Tras la fusión de las JONS con la Falange Española de José Antonio Primo de Rivera tiene lugar su desarrollo pleno.

Es durante la dictadura de Francisco Franco cuando el nacionalsindicalismo adquiere un carácter "oficial", siendo un importante sostén ideológico para el régimen en sus primeros años. Sin embargo, comenzaría a perder peso en la política nacional desde que se comenzaron las políticas aperturistas (en 1955 España entra en la ONU, en 1956 se produce la visita de Dwight Einsenhower, etc.) en favor de otros sectores como los tecnócratas, hasta que en 1967, con la Ley Orgánica del Estado, el papel de partido único pasó a ser realizado por el Movimiento Nacional. Tras la muerte de Franco en noviembre de 1975, el falangismo ya es arrinconado a un papel testimonial.