Níctimo

En la mitología griega, Níctimo era un rey de Arcadia, sucesor e hijo de Licaón, siendo bien el primogénito o bien el menor, según los autores.

Su padre era un rey muy querido por su pueblo, pero su extremada religiosidad degeneró hasta el punto de que terminó haciendo sacrificios humanos a Zeus Licio y matando para ello a los huéspedes que se alojaban en su casa, por lo que fue convertido en lobo. Una versión inicial afirma que Níctimo fue asesinado por su propio padre y servido a Zeus, y que fue por esto por lo que el dios lo metamorfoseó.

Algunos de sus hijos huyeron entonces de Arcadia, y fundaron diversas ciudades por todo el orbe conocido en la época. Los que se quedaron, que eran numerosos, se repartieron el reino, y gobernaron de manera tiránica. Eran famosos por su soberbia y por el desprecio que manifestaban hacia los dioses.

La versión mayoritaria afirma que Níctimo no fue asesinado por su padre, sino por sus hermanos: habiendo llegado noticias de la impiedad de los licaónidas a oídos de Zeus, éste quiso conocer de primera mano la veracidad de las mismas y, disfrazado de viejo mendigo o de jornalero, se presentó en el palacio de los hijos de Licaón. Ciertos augurios hicieron sospechar a éstos de la posible divinidad de su huésped, y para comprobarlo mataron a Níctimo y, mezclando sus entrañas con la de algunos animales, lo cocinaron y sirvieron a Zeus. Éste, perplejo por la maldad de sus anfitriones, los convirtió a todos en lobos, o los fulminó con sus rayos, según las versiones. Después incendió el palacio que había acogido tales aberraciones y, resucitando a Níctimo, le entregó el trono de Arcadia.

Según la Biblioteca mitológica del Pseudo- Apolodoro, Níctimo no fue asesinado ni por su padre ni por sus hermanos, y se salvó de la ira de Zeus porque Gea agarró la mano del dios justo cuando había fulminado a todos los hijos de Licaón menos a él.

Este episodio hizo que Zeus renegara de los hombres e intentara destruirlos mediante el famoso diluvio de Deucalión, que tuvo lugar durante el reinado de Níctimo.

Aunque había tenido con Arcadia una hija llamada Filonomea y un hijo de una relación anterior ( Perifetes), Níctimo fue sucedido en el trono por su sobrino Arcas, hijo de su hermana Calisto y de Zeus.

Los mitógrafos identifican a Licaón con Zeus Licio, que, en su faceta de dios de la luz, vence a Níctimo (la oscuridad), o es sucedido por él, como alegoría de la eterna sucesión del día y la noche.


Predecesor:
Licaón
Reyes de Arcadia
Sucesor:
Arcas
  • fuentes

Fuentes

Other Languages
Ελληνικά: Νύκτιμος
English: Nyctimus
suomi: Nyktimos
polski: Niktimos
português: Níctimo
русский: Никтим
srpskohrvatski / српскохрватски: Niktim