Museo de Artes y Costumbres Populares (Sevilla)

Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla
Pabellón Mudéjar 002.jpg
Fachada principal del Museo de Artes y Costumbres de Sevilla.
Localización
País Flag of Spain.svg  España.
Ciudad Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla.
Dirección Plaza de América, s/n. Parque de María Luisa.
Información general

Inauguración 4 de marzo de 1973, 43 años.

Director(a) Montserrat Barragán Jane.
Información del edificio
Edificio Pabellón Mudéjar
Estilo Neomudéjar
Construcción Por Decreto de Creación del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, con fecha de 23 de marzo de 1972. El edificio fue construido en 1914.
Arquitecto(s) Aníbal González
Información visitantes
Sitio web Página del Museo.
Coordenadas 37°22′19″N 5°59′16″O / 37.3719, 37°22′19″N 5°59′16″O / -5.98778
[ editar datos en Wikidata]
Cristalería expuesta en el Museo
Loza artística de La Cartuja Pickman de Sevilla expuesta en el Museo
Arca de caudales con material de orfebrería
Arcabuz, escopeta y trabuco expuestos en el Museo
Maqueta de la Giralda en el Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla

El Museo de Artes y Costumbres Populares de la ciudad de Sevilla, ( España), está localizado en el Parque de María Luisa, dentro de la Plaza de América, popularmente llamada “parque de las palomas”. Al otro lado de la plaza se encuentra el Museo Arqueológico. Fue el Pabellón de Arte Antiguo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Historia

Está centralizado en el anteriormente conocido como Pabellón Mudéjar, edificio historicista de estilo neomudéjar construido en 1914 sobre un proyecto realizado en 1913 que lo sitúa donde ahora se levanta, con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 por el arquitecto Aníbal González, autor también de los otros edificios levantados en la misma Plaza de América, lugar donde se ubica este museo. Durante la Exposición Iberoamericana fue el Pabellón de Arte Antiguo o de industrias y artes decorativas, y es conocido como pabellón mudéjar por su estilo constructivo, en ladrillo visto con aplicaciones de cerámica, repleta de motivos llenos de fantasía.

Este pabellón, antes de ser museo ha estado destinado a otros usos desde su fecha de construcción.

En principio constaba de dos plantas sobre una cámara de aireación para evitar la humedad. Se realiza una mejora durante la década de 1960 en la planta principal, que tenía más de doce metros de altura, y se dividió con una planta artificial (corresponde a la planta primera) por el arquitecto Delgado Roig. En 1972 se unen las plantas con una gran escalera de caracol que diseña el arquitecto José Galnares Sagastizábal, trabajo que realiza después de que la construcción fuese designada para albergar el museo por el Decreto de Creación del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, con fecha de 23 de marzo de 1972, constituido como una sección del Museo de Bellas Artes.

Sus funciones como museo se desarrollan desde el 4 de marzo de 1973, fecha en que abre sus puertas al público.

Como todavía no era propiedad de la ciudad completamente, en el siguiente septenio fue dependencia de distintos servicios tanto del Ministerio de Educación y Ciencia como del Ayuntamiento de Sevilla que ocupaban la mitad del edificio, su mala conservación y la necesidad de reformas provocaba incertidumbre entre los dos organismos y ninguno tomaba la iniciativa para innovarlo.

Los problemas de mantenimiento más acuciantes fueron tan importantes que el museo se vio obligado a cerrar sus puertas en distintas ocasiones por distintas causas: en 1976, por falta de pago se suspendió el suministro de energía eléctrica por la Compañía Sevillana de Electricidad; en 1979, por las lluvias, y aprovechando el cierre se habilita en la planta semisótano un taller de restauración y almacén; y en 1980 por restauraciones que realiza el Ayuntamiento.

Sus dependencias pasan a ser museo íntegramente el 26 de marzo de 1980 cuando el Ayuntamiento en Pleno adopta un acuerdo de cesión de uso como sede del Museo de Artes y Costumbres Populares, con carácter indefinido mientras sea para ese cometido, con el compromiso de acondicionarlo por parte del Ministerio.

El cometido del acondicionamiento se encarga al arquitecto Fernando Villanueva Sandino que convierte la primitiva cámara de aireación en una nueva planta semisótano. Es la última rehabilitación hecha en el edificio antes de su cesión total a la Comunidad Autónoma de Andalucía, con lo que el museo consta de cuatro plantas.

Tras las últimas rehabilitaciones, su reapertura se efectúa en 1984 haciéndose coincidir con la transferencia de la gestión de museos de titularidad estatal a la Comunidad Autónoma de Andalucía, firmándose el convenio de gestión el 18 de octubre de 1984.[1]

Other Languages