Museo Nacional de Escultura

Museo Nacional de Escultura
Bien de Interés Cultural
(1 de marzo de 1962, RI-51-0001422)
Valladolid San Gregorio 20080815.jpg
Fachada del Colegio de San Gregorio.
Localización
País Flag of Spain.svg  España
Ciudad Bandera valladolid.svg Valladolid
Dirección C/ Cadenas de San Gregorio, 1 y 2, 47011, Valladolid.
Información general
Tipo Museo Estatal
Coleccion(es) Escultura y pintura española de los siglos XIII a XIX y muestras de otras escuelas europeas.
N.º de obras 1.226 pinturas, 1.548 esculturas, artes decorativas y fragmentos arquitectónicos.
Superficie 2.328

Creación 1842
Inauguración Creado en 1842 como Museo Provincial de Bellas Artes de Valladolid. Elevado a la categoría de Museo Nacional de Escultura en 1933. Reinaugurado el 02009-09-18 18 de septiembre de 2009 tras su última resturación.

Administrador(a) Ministerio de Cultura
Director(a) María Bolaños Atienza
Información visitantes
Visitantes/año 160.357 (2015) [1]
Sitio web museoescultura.mcu.es
Coordenadas 41°39′25″N 4°43′25″O / 41.6569, 41°39′25″N 4°43′25″O / -4.72361
[ editar datos en Wikidata]

El Museo Nacional de Escultura, perteneciente al Ministerio de Cultura de España, es un museo español situado en la ciudad de Valladolid ( comunidad autónoma de Castilla y León).

Alberga esculturas desde la Baja Edad Media hasta inicios del siglo XIX, así como cierto número de pinturas de gran calidad (Rubens, Zurbarán o Meléndez, entre otros). Es la colección escultórica española más importante de la Península y una de las más destacadas europeas de este ámbito temático.

Se llamó, desde 1933, Museo Nacional de Escultura, aunque en julio de 2008, se cambió su denominación a Museo Nacional Colegio de San Gregorio,[2] con el objetivo de modernizar su nombre, como otros museos, y resaltar el renovado edificio histórico en el que se halla su núcleo expositivo. Sin embargo, en noviembre de 2011 el Consejo de Ministros recuperó su denominación original, al incorporarle los fondos del antiguo Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, cerrado al público y carente de sede estable desde los años 60.

El 18 de septiembre de 2009 concluyó la completa remodelación de su sede principal —obra maestra de la arquitectura del siglo XV—, y la reestructuración y ampliación de su colección.[4]

Historia

El Museo Nacional de Escultura es uno de los museos españoles más antiguos: fue fundado en octubre de 1842 como Museo Provincial de Bellas Artes. Su colección se formó con obras de arte procedentes de los conventos, suprimidos en 1836 por el régimen liberal, tal como sucedió en los países europeos cercanos, y que fueron instaladas en el Palacio de Santa Cruz de Valladolid, su primera sede.

El Palacio de Santa Cruz albergó la primera colección del entonces Museo Provincial de Bellas Artes desde 1842 hasta 1933.
Postal del Colegio de San Gregorio, mitad siglo XX.
Retablo de la Capilla de San Gregorio.

Debido a la calidad de los fondos custodiados —y para resaltar la riqueza de sus tallas de madera—, este museo provincial recibió en 1933 la categoría de Museo Nacional de Escultura a iniciativa de la II República, y particularmente del historiador de la escultura española Ricardo de Orueta, Director General de Bellas Artes, quien instaló la colección en una nueva sede: el Colegio de San Gregorio.

En el curso de su trayectoria, los fondos del Museo Nacional de Escultura se han venido acrecentado con donaciones y legados de particulares, depósitos y sobre todo con compras por el Estado de esculturas, y también de pinturas, dada la pluralidad de los fondos. Hoy se cuenta entre los museos europeos más originales.

Desde 1990 se ha llevado a cabo una renovación integral; partiendo del Palacio de Villena, adquirido en 1986, que se halla situado frente al Colegio. En 1998, se inició la restauración del Palacio, que concluyó pronto. Y, durante la instalación temporal de la colección en dicho Palacio, que se alargó diez años, se llevó a cabo una rehabilitación arquitectónica de la sede principal y la modernización de los equipamientos del Colegio de San Gregorio. Los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, encargados de ella, recibieron el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de 2007.

Debido al valor singular de este edificio, a su significado histórico y a su cercanía con buena parte de los fondos que custodiaba, en julio de 2008 pasó a denominarse Museo Nacional Colegio de San Gregorio. Sin embargo, con la redistribución de los Museos nacionales, a finales de 2011, ha recuperado de nuevo su nombre —Museo Nacional de Escultura— tras lograr una importante ampliación de fondos: los modelos escultóricos del pasado antiguo, del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, cuyo ideal era tanto ampliar la perspectiva escultórica, como hacer que los fondos de copias en yeso de obras clásicas cumpliesen con una función social y cultural en la formación artística.

Reforma, reapertura, exposiciones

El 18 de septiembre de 2009 el Museo reabrió sus puertas al público. El restaurado edificio alberga, desde entonces, la exposición permanente en el antiguo Colegio de San Gregorio, que resalta por su singularidad y belleza: es una obra maestra de la arquitectura de finales del siglo XV.

La recuperación global de esta antigua sede, la ampliación de sus espacios, la nueva presentación de su colección (más amplia que nunca), la modernización de sus equipamientos y la exposición de piezas —que cumple los requisitos de la museografía más exigente—, abren una nueva etapa en su historia. Se proyecta, entre otras cosas, el documental Fuego en Castilla, del cineasta José Val del Omar, rodado en el Colegio entre 1958 y 1960.

Se ha adecuado a continuación el Palacio de Villena para sala de exposiciones temporales, de modo que:

  • En 2010 se exhibió una importante muestra internacional, Lo sagrado hecho real, después de estar en la Galería Nacional de Londres, que la organizó.
  • En 2011 se mostró «Primitivos. El siglo dorado de la pintura portuguesa (1450-1550)», donde el arte de los Primitivos portugueses vino por vez primera a España, procedente de Lisboa (Museu de Arte Antiga) y otras ciudades lusas. También se expusieron tanto El Museo Crece, con las adquisiciones de 2005-2010, como Figuras de la exclusión, a partir de piezas de la colección.
  • En 2012, tras continuar la anterior, se expuso Josep M. Sert: El Archivo fotográfico del modelo.
  • En 2013, se mostró Diálogos de lo sagrado, con esculturas de europeas, asiáticas y africanas. Asimismo en 2013 se produjo Instante blanco, con intervenciones de Bernardí Roig, entre las piezas de San Gregorio, que se prolongó a enero del año siguiente.
  • En 2014, se ofreció Entre el Cielo y la Tierra. Doce miradas a El Greco cuatrocientos años después, exposición en el aniversario del pintor, que exploraba el lugar en el que se sitúa la influencia del Greco en el arte de hoy a través del trabajo que desarrollan doce artistas actuales, junto al Apostolado de El Greco del Museo Nacional de Escultura, que se halla depositado en Oviedo.
  • También en 2014 organizó el Museo, junto con AC/E, una exposición renovadora sobre su fundador, Esto me trae aquí. Ricardo de Orueta (1868-1939), en el frente del arte. Orueta fue Director General de Bellas Artes en la II República, y un gran historiador de la escultura (que estudió a destacados autores del Museo). Luego, dirigido siempre por el MNE, circuló por Málaga y Madrid.
  • Entre julio y octubre de 2015, se expuso la importante Tiempos de melancolía, creada por el Museo, gracias a La Caixa. Siguió itinerando en Valencia y Palma de Mallorca, hasta inicios del años siguiente.
  • Desde noviembre de 2015 se pudo ver, gracias a AC/E, Nada temas, dice ella. Cuando el arte revela verdades místicas, con destacado arte internacional.
  • Últimos fuegos góticos, de esculturas alemanas del Bode Museum, se mostró entre julio y noviembre de 2016; fue otro proyecto europeo.
  • Armarse a la suerte. Figuras de tauromaquia en el MNE, desde el 1 de diciembre de 2016 hasta febrero de 2017

Por otro lado, este segundo edificio de Villena está diariamente en activo: acoge una parte de la administración del Museo y ofrece una renovada sala de conferencias y proyecciones, además de disponer de una amplia biblioteca y de los talleres de restauración. Expone además un interesante Belén napolitano, que ha sido restaurado y reubicado en diciembre de 2015.

Y como en noviembre de 2011, se acordó oficialmente la recuperación de la original denominación de Museo Nacional de Escultura y se incorporó a sus fondos la colección del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, se acoge en Villena su gran biblioteca especializada en historia del arte, específicamente en escultura, y su archivo histórico, que conserva importantes documentos.[5]

Museo Nacional de Reproducciones Artísticas

Fue creado por la Real Orden de 31 de enero de 1877 (luego se integraría en el Patronato Nacional de Museos con ese título, por Orden de 31 de agosto de 1968). Pero, en 1961, el Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, instalado hasta ese momento en el Casón del Buen Retiro, se trasladó al edificio del Museo de América, aunque ya sin exponerse al público. No fue su sede definitiva: en 1990 se recogió, provisionalmente, en los sótanos del edificio del Museo Español de Arte Contemporáneo, hoy sede del Museo del Traje, exponiéndose tan solo un reducido número de obras en una única sala,[7]

Sus colecciones están constituidas por copias de obras famosas hechas por importantes formadores europeos; se realizaron mediante la técnica del vaciado, es decir, con moldes especiales sacados de los propios originales. Ofrecen un excelente repertorio de obras maestras, principalmente de escultura, de toda la cultura occidental que van desde el arte egipcio y caldeo-asirio, deteniéndose sobre todo en el clásico grecorromano (más destacables), pero también por el arte medieval (románico-gótico), renacentista y barroco, hasta llegar al siglo XIX.

Se hicieron las copias en un momento de esplendor reproductivo, el siglo XIX, por los mejores museos europeos, de Londres, París, Berlín o Nápoles. De ahí la calidad de estos dobles de unos 'originales' que, además, como en el caso grecorromano -que destacan especialmente en esta colección-, eran ellas mismas copias, pues se perdieron o destruyeron los originales.

Parte sustantiva de esa colección se puede ver en el Museo Nacional de Escultura desde el 29 de febrero de 2012. Era una institución que llevaba una década cerrada al público y carecía de sede estable desde hacía medio siglo.[8]

Pues se presenta, como exposición permanente, una selección de los fondos del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas. Para ello se abordó la restauración del Palacio del Conde de Gondomar, separado del Colegio de San Gregorio por un jardín, y que había sido ya adqurido por el Estado en 1999. En la actualidad está completamente acondicionada su capilla, la Iglesia de San Benito el Viejo, mientras que el resto del palacio se encuentra aún en fase de acondicionamiento.

Other Languages