Murallas de Talavera de la Reina

Recinto murado de Talavera de la Reina
Muralla Talaverana.JPG
Información general
Tipomuralla, torre y monumento
EstiloFortificación islámica con torres cristianas
CatalogaciónBien de Interés Cultural
Declaración3 de junio de 1931
LocalizaciónTalavera de la Reina
Coordenadas39°57′29″N 4°49′41″O / 39°57′29″N 4°49′41″O / -4.82808611
Iniciosiglos IX-X

La murallas de Talavera son un conjunto defensivo que protegía dicha ciudad española, en la provincia de Toledo. La localidad llegó a contar con tres recintos amurallados,[1]​ cuyos trazados eran tangenciales a la alcazaba islámica. Actualmente se conserva buena parte de la muralla del primer recinto, el más antiguo, y algunos restos del segundo. Cuentan con diversas torres albarranas. Todo ello está catalogado como bien de interés cultural con la categoría de monumento.

Primer recinto

Vista de parte del conjunto a mediados del siglo XIX en Recuerdos y bellezas de España por F. J. Parcerisa

El primer recinto, denominado "La Villa", fue mandado construir por Abderramán III en los siglos IX-X, y es el más antiguo y monumental. Fue construido por los árabes siguiendo, posiblemente, el trazado de una muralla romana o visigoda anterior. La finalidad de su construcción fue la de formar, junto a la alcazaba —también árabe—, un conjunto defensivo que convirtiera la ciudad de Talabira o Medina al Talabaira, en una de las numerosas plazas fuertes y fortificaciones que protegían la frontera de los dominios musulmanes durante el siglo X.

Esta muralla es, posiblemente, la única de su tipo que se conserva en España. Su material principal son sillares de piedra, muchos de ellos reaprovechados de construcciones romanas —hay incluso lápidas de esta época usadas como material— y piedras sin labrar unidas con argamasa. A lo largo de su trazado se puede constatar la existencia de un buen número de torres de planta cuadrada, y otras semicirculares que constituyen el elemento más antiguo de la fortaleza (siglo IX). Además, la muralla está reforzada y protegida por torres albarranas que se construyeron ya en época cristiana, en los siglos XIII-XIV.

Muralla y torre albarrana del primer recinto en la calle Charcón.

Los abundantes vestigios del primer recinto amurallado se conservan actualmente en las calles Carnicerías, Corredera del Cristo, Charcón, Entretorres y Ronda del Cañillo. Han llegado hasta nuestros días ocho de las 17 torres albarranas. Las puertas se han perdido completamente, a excepción de los restos de uno de los torreones semicirculares de la Puerta de Mérida. También se conserva el escudo y Virgen gótica que presidían la Puerta de San Pedro, actualmente alojados en la Basílica del Prado.

Other Languages