Municipio de Playas de Rosarito

Playas de Rosarito
Municipio
Escudo de Playas de Rosarito.svg
Escudo
Playas de Rosarito en Baja California.svg
Ubicación de Municipio de Playas de Rosarito
Coordenadas 32°21′N 117°03′O / 32.35, 32°21′N 117°03′O / -117.05
Capital Rosarito
Entidad Municipio
 • País México
 • Estado Coat of arms of Baja California.svg Baja California
 • Cabecera Rosarito
Pdte. municipal Mirna Cecilia Rincón Vargas
PAN Party (Mexico).svg
Eventos históricos  
 • Fundación 1995
Superficie  
 • Total 513,32 km²
Altitud  
 • Media 86 m s. n. m.
 • Máxima 727 m s. n. m.
Población  
 • Total 90,866 hab.
 • Densidad 0,18 hab/km²
Gentilicio Rosaritense
Código INEGI 005
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El municipio de Playas de Rosarito pertenece al estado de Baja California ( México). Su cabecera es la población de Rosarito. Según el censo del año 2015 el municipio contaba con 96,734  habitantes[1] . Tiene una extensión territorial de 513,32 km². Se localiza a 32° 21' de latitud norte y 117° 03' de latitud oeste.

Historia

A fines del siglo XVIII los misioneros y frailes dominicos españoles le dieron el nombre de El Rosario a una ranchería indígena asentada en el lugar. Dicha ranchería formaba parte de la misión de San Miguel Arcángel de la Frontera, situada unas cuantas leguas al sur. La misión fue fundada el 28 de marzo de 1787 por el dominico fray Luis Sales en la margen del arroyo San Juan Bautista.

Fray Junípero Serra pasó por el lugar en mayo de 1769, en camino a la evangelización de la Alta California.

Acerca del lugar, fray Junípero anotó en su diario:

Gentilidad la hay inmensa y todos los de esta contracosta (mar del sur) por donde hemos venido, desde la Ensenada de Todos los Santos, que así la llaman los mapas y derroteros, viven muy regalados con varias semillas y con las pescas que hacen en sus balsas de tule, en forma de canoa, con las que entran muy adentro del mar y son afabilísimos y todos los hombres, chicos y grandes, todos desnudos, y mujeres y niñas honestamente cubiertas, hasta las de pecho, se nos venían, así en los caminos como en los parajes, nos trataban con tanta confianza y paz como si toda la vida nos hubieran conocido y queriéndoles dar cosas de comida, solían decir que de aquello no, que lo que querían era ropa y sólo con cosa de este género eran los cambalaches que hacían de su pescado con los soldados y arrieros. Por todo el camino se ven liebres, conejos, tal cual venado y muchísimos berrendos.

Luego de la expulsión de los misioneros jesuitas por decreto del rey Carlos III de España en 1767, los dominicos y los franciscanos se repartieron toda la antigua región de California en dos: los franciscanos se quedaron con la Alta (actual estado de California, en EE.UU.) y los dominicos con la Baja (en el territorio del actual México).

En 1772 se les ordena a dominicos y franciscanos que establezcan una frontera entre las dos diócesis: en 1773 Fray Francisco Palou marcó con una simple cruz de madera la división entre las dos Californias. Dicha división, conocida como mojonera de Palou, se encuentra precisamente en El Rosarito, en lo que ahora es el centro Calafia.

Se determinó entonces que la ranchería de El Rosario quedara bajo la custodia de la norteña Misión de San Diego de Alcalá, de los dominicos, por quedar ahora dentro de sus límites.

Siglo XIX

A partir de la guerra entre México y Estados Unidos entre 1846 y 1848, muchas familias de ascendencia española que poseían propiedades en la Alta California emigraron a la Baja California al serles desconocidos sus títulos de propiedad por el gobierno estadounidense, algunas familias se asentaron en El Rosario para seguir con sus actividades agrícolas y ganaderas en tanto acudían al viejo San Diego, en la actual California, para satisfacer sus necesidades mercantiles, culturales y religiosas.

Con el tiempo el nombre de El Rosario devino en Rosarito. Como resultado de la guerra entre México y Estados Unidos y del tratado de Guadalupe-Hidalgo, la nueva frontera mexicana quedó a no más de 30 km de Rosarito y eso trajo como consecuencia el desarrollo del Rancho de la Tía Juana, que con el tiempo se convertiría en la ciudad de Tijuana, el polo de desarrollo de la región.

Instauración del municipio

En 1981 el Presidente José López Portillo, siendo Gobernador del Estado Roberto de la Madrid Romandía, promulgó un decreto expropiando gran parte de los inmuebles del Antiguo Rancho Rosarito, entonces Delegación de Tijuana, según se dijo con fines de regularizarlos.

Esta amenaza de despojo y el abandono tradicional del gobierno en sus tres niveles, motivó se creara un Comité de Defensa que logró, en 1982, se derogara el decreto presidencial. Para prevenir nuevas corruptelas gubernamentales, para mejor invertir en su beneficio los impuestos y contribuciones, y asumir su derecho cívico de autogobernarse como antes lo hicieron los tijuanenses respecto a su cabecera municipal de Ensenada, Tecate respecto a Mexicali y Tijuana, y los bajacalifornianos en general demandando la creación del Estado Libre y Soberano de Baja California, el Comité de Defensa se convirtió en marzo de 1983 en Comité Pro Municipio Libre de Playas de Rosarito. Asumió la responsabilidad de hacer un estudio de autosuficiencia económica y efectuar las gestiones para la constitución del municipio en la misma área territorial de la Delegación.

Los socios fundadores fueron don Manuel Appel Valenzuela, Sergio Brown Higuera, Alejandro Crosthwaite Escudero, Ing. Eduardo Castillo, Lic. Rafael Castillo Castro, C. P. Hugo Torres Chabert, Presidente, Profr. Miguel Jiménez García, Lic. José Luis Ibarra, Secretario, Jesús Perdomo, Bernardo Pérez García, Tesorero, Ing. Bernardo Rémpening, María Elena Salazar y Francisco Torres González.

La controversia nacida con el decreto expropiatorio ya derogado, se fortalecía ante la convicción general del abandono tradicional del Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Tijuana, que los atendía como una colonia proletaria más, frente a la certeza de que no se retribuía en servicios lo recaudado en la Delegación de Rosarito. Los presidentes municipales de Tijuana sostenían lo contrario y aducían la insuficiencia tributaria, respecto a los servicios suministrados.

A Hugo Torres le sucedieron como Presidentes del Comité Pro Municipio, los abogados Rafael Castillo Castro y José Luis Ibarra Arenas. En noviembre de 1987 se entrevistaron con Federico Valdéz, alcalde en turno de Tijuana, quien al recibir las conclusiones del estudio socioeconómico, les manifestó escuetamente darse por enterado. A su vez el Gobernador, Xicoténcatl Leyva Mortera, recibió al Comité el 22 de marzo de 1988, y detuvo la promoción hasta el 14 de diciembre del mismo año cuando, a solicitud del Diputado Salvador Aguirre Sánchez, turnó la iniciativa de municipalización de Rosarito a la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la XII Legislatura del Estado, donde permaneció congelada por varios años.

El 29 de junio de 1995, a las 20.55, el Congreso del Estado, por unanimidad de votos, aprobó la conversión de delegación a municipio. Su nombre oficial Playas de Rosarito.

De acuerdo con el INEGI, el nuevo municipio contaba entonces con población superior a 35,000 habitantes y disponía de una extensión territorial de 513.32 km². El dictamen fue el número 10 de las Comisiones Unidas de Legislación y Puntos Constitucionales y de Hacienda y Administración. No se contó con la opinión expresa del Ayuntamiento de Tijuana, pese a las reiteradas solicitudes por escrito del Congreso, teniéndose su omisión legal como de aceptación. Finalmente, el Decreto 166 se confirmó al publicarse el 21 de julio de 1995, en el Periódico Oficial del Estado.

Rosarito dejó formalmente de ser parte integrante de Tijuana, sólo después de 108 años: primero en 1887, como comisaría municipal de Ensenada de Todos los Santos; luego en 1900, como subjefatura política del mismo municipio, después del fallido municipio creado por el Corl. Cantú en 1917. En 1920, como delegación política administrativa del Municipio de Ensenada, perteneciente al Territorio Federal de Baja California; en 1925 como el efímero Municipio de Zaragoza; en 1944, como delegación política del Territorio Norte y, finalmente en 1953, como delegación del Municipio de Tijuana del naciente Estado de Baja California y así empezó a ser parte de el el grupo e ayuntamientos o municipios de baja California compuesta por tres delegaciones, plan libertador, zona centro y primo tapia.

El Congreso del Estado designó por unanimidad al Consejo, a propuesta del Gobernador, seleccionándolos de entre más de setenta personas, los concejeros electos fueron:

Consejeros propietarios

  • Araceli Nuri Torres Sánchez
  • C. P. Hugo Torres Chabert
  • Lic. Oscar Martín Arce Paniagua
  • Guillermo García Valenzuela
  • Rafael López Saucedo
  • Lic. José Luis Ibarra Arenas
  • C. P. Oscar F. Salazar Santacruz

Consejeros suplentes

  • Jesús Nuño Covarrubias
  • Sergio Sotelo Félix
  • José C. Cordero Victorio
  • Pablo F. Arce Mayoral
  • José de Soto González
  • Olivia M. Gutiérrez E.
  • Raúl Peña Gutiérrez

Época reciente

Playa arenosa en Rosarito

Los integrantes propietarios del Consejo municipal de Rosarito sometieron a votación secreta los cargos de Presidente y Síndico Procurador, habiendo resultado electos Hugo Torres Chabert y Guillermo García Valenzuela, respectivamente. A finales de 1997, éste solicitó licencia para separarse del cargo y contender por un cargo electoral, por lo que lo sustituyó como consejero suplente Pablo Francisco Arce Mayoral y, el Consejo designó como Síndico Procurador al Lic. Oscar Martín Arce Paniagua, quien concluyó el ejercicio.

El Concejo Municipal de Playas de Rosarito tomó posesión el 1 de diciembre de 1995, teniendo como responsabilidad principal establecer las normas administrativas y reglamentarias municipales necesarias dentro de los nuevos límites políticos.

En 1998 se realizaron las primeras elecciones para constituir lo que sería el 1.er. Ayuntamiento de Playas de Rosarito, siendo electo el Lic. Silvano Abarca Macklis PAN. Su oponente más fuerte la Sra. Norma Olivia Mercedes Gutiérrez Espinoza PRI. La Administración del Lic. Abarca Macklis ha sido considerada la más aceptable hasta el momento. Durante su trienio, se cimentó la construcción del Palacio Municipal y del Blvd. Guerrero en la Col. Constitución en la zona centro de Rosarito, aumentando así el número de vías principales.

En 2001 resulta electo Luis Enrique Diaz Félix ( PAN), quien fuera Secretario General (el cargo es el de Secretario General, no Secretaria General. Nota: RTLL) del 1.er. Ayuntamiento, logra vencer en las urnas a Rodolfo González Pitones PRI y a Oscar Ávila Corrujedo Convergencia, tercer y segundo lugar respectivamente. Curioso caso, ya que el PRI, que había sido segunda fuerza política en el Primer Ayuntamiento, pasa al tercer lugar desplazados por un partido nuevo como lo fue Convergencia; la fuerza de éste partido radicó en la movilización de Oscar Ávila y de los pleitos internos en el PRI local.

Oscar Ávila fue militante del PRI hasta 2001 cuando es postulado a la Presidencia Municipal por el partido Convergencia; su salida del PRI fue motivada por la designación de Rodolfo González Pitones, también se consideraba a Eliseo Rebolledo Guinto, sin embargo ésta precandidatura no prosperó. Al romper Oscar con el PRI, se da una desvandada de grupos que se aglutinan alrededor de la figura de Ávila, lo que los coloca en la segunda fuerza en el cabildo con 3 regidores.

En 2004, Rosarito elige a José Antonio Macías Garay PAN como Presidente Municipal del III Ayuntamiento. Él logra vencer en la elección a Oscar Ávila Corrujedo, quien en ésta ocasión iba postulado por el Partido de la Revolución Democrática; y a Javier Cital Camacho PRI, un personaje que, se dice, fue impuesto por el PRI estatal y que vino a llenar un espacio que los PRIístas de Rosarito no supieron aprovechar. En ésta elección, se separan del PRI: Norma Olivia Mercedes Gutierrez Espinoza, quien buscó la Diputación Local por el Distrito XVI que perdió ante el Lic. Silvano Abarca Macklis; Sergio Brown Figueredo, que fuera postulado para Regidor por el PRD; Luis Guillermo Jiménez, que también fue regidor del III Ayuntamiento por el PRD.

La pugna entre PANistas fue evidente; a la par de la Administración de José Antonio Macías Garay, Juan Carlos Molina Torres sorprende a propios y extraños al ganar la elección para la dirigencia del Comité Directivo Municipal del PAN en Rosarito ante Rafael Lopez Sotomayor, que fuera regidor del II Ayuntamiento; y ante Manuel Ochoa Magallón, otrora Secretario General del Ayuntamiento con Luis Enrique. El triunfo de Molina da un nuevo giro al PANismo al mostrar una imagen no alineada con el Presidente Municipal.

Al convertirse Rosarito en municipio, alcanzó un desarrollo sin precedentes, al grado de convertirse en una de las poblaciones mexicanas de más rápido crecimiento.

En las elecciones celebradas el 4 de julio de 2010, el candidato del PRI, Javier Robles Aguirre, es electo Presidente Municipal con 10 mil 487 votos de un total de aproximadamente 70 mil electores.

Other Languages