Municipio de Emiliano Zapata (Tabasco)

Para la ciudad cabecera municipal véase: Emiliano Zapata (Tabasco)

Municipio de Emiliano Zapata
Municipio
Mexico Tabasco Emiliano Zapata location map.svg
Ubicación del municipio en Tabasco
Coordenadas 17°43′59″N 91°40′01″O / 17.73305556, 17°43′59″N 91°40′01″O / -91.66694444
Entidad Municipio
 • País México
 • Estado Coat of arms of Tabasco.svg Tabasco
 • Cabecera Emiliano Zapata
Pdte. municipal Manuela Del Pilar Rios Lopez PVE Party (Mexico).svg (2016-2018)
Eventos históricos  
 • Creación 18 de diciembre de 1883
Superficie  
 • Total 437.40 km²
Altitud  
 • Media 6 m s. n. m.
 • Máxima 300 m s. n. m.
 • Mínima 0 m s. n. m.
Población (2010)  
 • Total 29 518 hab.[1]
Gentilicio Zapatense
Clave Lada 934
Código INEGI 27007
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Municipio de Emiliano Zapata es un municipio del estado mexicano de Tabasco, localizado en la región del río Usumacinta y en la subregión de los Ríos.

Su cabecera municipal es la ciudad de Emiliano Zapata y cuenta con una división constituida, además, por 14 ejidos, 11 rancherías, 2 poblados, 27 fincas o ranchos y 1 villa.

Su extensión es de 510 km², los cuales corresponden al 1.78 % del total del estado; esto coloca al municipio en el decimoquinto lugar en extensión territorial. Colinda al Norte con el estado de Campeche, al Sur con el estado de Chiapas, al Este con los municipios de Balancán y Tenosique y al Oeste con el municipio de Jonuta y el estado de Chiapas.

Historia

Los asentamientos humanos más antiguos de los que se tiene conocimiento en este territorio se remontan al siglo V a.C., cuando grupos mayas provenientes de los Altos guatemaltecos y de Chiapas, iniciaron el poblamiento de las tierras bajas noroccidentales bañadas por el río Usumacinta.

En las ruinas mayas del Preclásico halladas aquí, se han encontrado artefactos de origen olmeca que revelan que los mayas de esta región mantuvieron relaciones comerciales e hicieron intercambios tecnológicos y culturales con la más antigua civilización mesoamericana que se conoce, lo que posteriormente se reflejaría en la alfarería y escultura y hasta posiblemente en su religión.

Cuando los españoles descubrieron la península de Yucatán y la desembocadura del río Tabasco al que bautizaron con el nombre de su descubridor Juan de Grijalva, las etnias predominantes en la región eran de origen maya: chontales, acalanes y mactunes, aunque comenzaban a incursionar en la región, grupos provenientes de la meseta central de México, especialmente los mexicas, una de las tribus nahuas.

En unos documentos conocidos como los Papeles de Paxbolón Maldonado, cuyos originales se conservan en el Archivo de Indias en Sevilla, España, se indica que el señorío de los mactunes se extendía hasta Iztapan, territorio entonces disputado por los dzules, tribu proveniente del sur de la península de Yucatán.

Cabe señalar que cuando el conquistador Hernán Cortés estuvo de paso en esta región durante la expedición a Las Hibueras (hoy Honduras) en 1525, y que constituyó el descubrimiento de la región del Usumacinta para el mundo occidental, todas las ciudades mayas del período Clásico estaban abandonadas, por lo que sólo encontraron asentamientos pertenecientes a lo que se conoce como el nuevo imperio maya o maya del Postclásico, una de ellas lo fue Istapan (nombre nahuatl), población que se encontraba en el sitio que hoy ocupa la ciudad de Emiliano Zapata.

En su Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España Bernal Díaz del Castillo describe como llegon en compañía de Cortés a la población de Istapa:

...fuimos a otro pueblo que se dice Iztapa, y los indios se habían pasado a la otra parte de otro río muy caudaloso. Y fuímoslos a buscar y trajimos a los caciques y muchos indios y Cortés les habló con halagos(...) y estuvímos en ese pueblo cosa de tres días porque había buena yerba para los caballos y mucho maíz, y decía Cortés que era buena tierra para poblar allí una villa porque tenía noticias de que en los alrededores había buenas poblazones para servicio de tal villa...

Después de esa expedición, fueron pocas las incursiones españolas en este territorio. Destacando solo la de Alonso Dávila que en territorio del hoy Balancán fundó la villa de Salamanca de Acalán; y de Francisco Gil que en 1537 fundó San Pedro Tanoche en el municipio de Tenosique; ambas villas fueron despobladas al poco tiempo debido a su lejanía y a la hostilidad indígena.

Ya entrada la época colonial, provenientes de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas., entonces el centro evangelizador más importante del suroeste mexicano, llegaron a esta población frailes dominicos, franciscanos y agustinos, con la intención de evangelizar la región. Años más tarde, misioneros dominicos, llegaron a la pequeña comunidad que se había establecido en la margen izquierda del río Usumacinta y la llamaron "Monte de Cristo" con lo que la población adoptó el nombre de Montecristo, que en 1883 dio nombre al municipio.

En esos años, el municipio se convirtió en paso obligado de muchos viajeros y expedicionarios que se interesaban por internarse en la selva para explorar las ruínas de Palenque, Bonampak y Yaxchilán al ser el Usumacinta la única ruta posible desde el Golfo de México, con lo que el pueblo fue creciendo.

En diciembre de 1883, según la Ley Orgánica del Territorio del Estado de Tabasco, se crea el municipio de Montecristo, con territorio que es segregádo del municipio de Jonuta.

Debido a la persecución religiosa en el estado, el 27 de diciembre de 1927 por decreto No. 5 de la XXX Legislatura local, se le cambia el nombre al municipio de Montecristo por el de Emiliano Zapata.

Las ruinas mayas más importantes en este municipio llevan el nombre de Las Carmelitas, Montebello, Joval, Corozal y Chacaj.

Other Languages