Multiculturalismo

Catedral cristiana ortodoxa en São Paulo. La megalópolis brasileña es una ciudad multicultural.

Multiculturalismo es un término con una gama de significados en los contextos de la sociología, la filosofía política y el uso coloquial. En sociología y en el uso cotidiano, es un sinónimo de "pluralismo étnico", con los dos términos siendo utilizados indistintamente; por ejemplo, un pluralismo cultural en el que diversos grupos étnicos colaboran y entran en diálogo entre ellos sin tener que sacrificar sus identidades particulares. Puede describir un área de comunidad étnica mixta donde existen múltiples tradiciones culturales o un solo país dentro del cual lo hacen. Los grupos asociados con un grupo étnico aborigen y grupos étnicos extranjeros a menudo son el foco.

Toronto (Canadá) es una de la urbes más multiculturales del mundo, con casi un 40% de su población de origen extranjero.

En referencia a la sociología, el multiculturalismo es el estado final de un proceso natural o artificial (por ejemplo, la inmigración legalmente controlada) y se produce en una escala nacional grande o en una escala menor dentro de las comunidades de una nación. En una escala más pequeña, esto puede ocurrir artificialmente cuando se crea o amplía una jurisdicción al fusionar áreas con dos o más culturas diferentes (por ejemplo, Canadá francesa y Canadá inglesa). A gran escala, puede ocurrir como resultado de la inmigración legal o ilegal hacia y desde diferentes jurisdicciones alrededor del mundo.

El multiculturalismo como filosofía política involucra ideologías y políticas que varían ampliamente,[3]

El multiculturalismo que promueve el mantenimiento del carácter distintivo de las culturas múltiples a menudo se contrasta con otras políticas de asentamiento como la integración social, la asimilación cultural y la segregación racial. El multiculturalismo ha sido descrito como una "ensaladera" y un "mosaico cultural"[4]​ en contraste con el crisol de razas.

Se han desarrollado dos estrategias diferentes y aparentemente inconsistentes a través de diferentes políticas y estrategias gubernamentales. El primero se centra en la interacción y la comunicación entre diferentes culturas; este enfoque también se conoce a menudo como interculturalismo. El segundo se centra en la diversidad y la singularidad cultural que a veces puede dar lugar a una competencia intercultural por el empleo, entre otras cosas, y puede conducir a conflictos étnicos.[9]

Concepto

En la filosofía política del multiculturalismo, las ideas se centran en las formas en que las sociedades se creen o deberían responder a las diferencias culturales y religiosas. A menudo se asocia con "políticas de identidad", "la política de la diferencia" y "la política del reconocimiento". También es una cuestión de intereses económicos y poder político.[10]​ En tiempos más recientes, las ideologías políticas multiculturalistas se han expandido en su uso para incluir y definir grupos desfavorecidos como los afroamericanos o el grupo LGBT+, con argumentos que a menudo se centran en las minorías étnicas y religiosas, las naciones minoritarias, los pueblos indígenas e incluso los discapacitados. Es en este contexto en el que el término se entiende más comúnmente y la amplitud y el alcance de la definición, así como su uso práctico, ha sido objeto de un debate serio.

La mayoría de los debates sobre el multiculturalismo se centran en si el multiculturalismo es o no la forma adecuada de abordar la diversidad y la integración de los inmigrantes. Los argumentos con respecto a los derechos percibidos para una educación multicultural incluyen la proposición de que actúa como una forma de exigir el reconocimiento de los aspectos de la subordinación de la cultura de un grupo y su experiencia completa en contraste con un crisol de culturas o sociedades no multiculturales.

El término multiculturalismo se usa con mayor frecuencia en referencia a los estados-nación occidentales, que aparentemente habían logrado una identidad nacional única de facto durante los siglos XVIII y XIX.[15]

El gobierno canadiense a menudo se ha descrito como el instigador de la ideología multicultural debido a su énfasis público en la importancia social de la inmigración.[26]

Muchos estados-naciones en África, Asia y las Américas son culturalmente diversos y son "multiculturales" en un sentido descriptivo. En algunos, el comunalismo es un asunto político importante. Las políticas adoptadas por estos estados a menudo tienen paralelismos con las políticas multiculturalistas en el mundo occidental, pero el trasfondo histórico es diferente, y el objetivo puede ser una construcción nacional mono-cultural o mono-étnica, por ejemplo, en el intento del gobierno de Malasia de crear una "raza de Malasia". para 2020.[27]

Apoyo

El multiculturalismo es visto por sus seguidores como un sistema más justo que permite a las personas expresar verdaderamente quiénes son dentro de una sociedad, que es más tolerante y que se adapta mejor a los problemas sociales. Argumentan que la cultura no es una cosa definible basada en una raza o religión, sino el resultado de múltiples factores que cambian a medida que el mundo cambia.[28]

Históricamente, el apoyo al multiculturalismo moderno proviene de los cambios en las sociedades occidentales después de la Segunda Guerra Mundial, en lo que Susanne Wessendorf llama la "revolución de los derechos humanos", en la que los horrores del racismo institucionalizado y la limpieza étnica se volvieron casi imposibles de ignorar a raíz del Holocausto; con el colapso del sistema colonial europeo, cuando las naciones colonizadas en África y Asia lucharon con éxito por su independencia y señalaron los fundamentos discriminatorios del sistema colonial; y, en los Estados Unidos en particular, con el surgimiento del Movimiento por los Derechos Civiles, que criticaba los ideales de asimilación que a menudo llevaban a prejuicios contra quienes no actuaban de acuerdo con las normas angloamericanas y que conducían al desarrollo de estudios étnicos académicos. programas como una manera de contrarrestar el descuido de las contribuciones de las minorías raciales en las aulas.[30]​ Como muestra esta historia, se vio que el multiculturalismo en los países occidentales combatía el racismo, protegía a las comunidades minoritarias de todo tipo y deshacía las políticas que impedían que las minorías tuvieran pleno acceso a las oportunidades de libertad e igualdad prometidas por el liberalismo que ha sido sello distintivo de las sociedades occidentales desde la Era de la Ilustración. La hipótesis de contacto en sociología es un fenómeno bien documentado en el cual las interacciones cooperativas con aquellos de un grupo diferente al propio, reducen el prejuicio y la hostilidad intergrupal.

C. James Trotman sostiene que el multiculturalismo es valioso porque "usa varias disciplinas para resaltar aspectos descuidados de nuestra historia social, particularmente las historias de mujeres y minorías [... y] promueve el respeto por la dignidad de las vidas y las voces de los olvidados". Al cerrar las brechas, al elevar la conciencia sobre el pasado, el multiculturalismo intenta restaurar una sensación de plenitud en la era posmoderna que fragmenta la vida y el pensamiento humano".[31]

Tariq Modood sostiene que en los primeros años del siglo XXI, el multiculturalismo "es muy oportuno y necesario, y [...] necesitamos más, no menos", ya que es "la forma de integración" que (1) se ajusta mejor al ideal de igualitarismo, (2) tiene "la mejor posibilidad de éxito" en el mundo "post-9/11, post 7/7", y (3) se ha mantenido "moderado [y] pragmático".[32]

Bhikhu Parekh contrarresta lo que ve como las tendencias para equiparar el multiculturalismo con las minorías raciales que "demandan derechos especiales" y para ver que promueve un "racis [m] delgadamente velado". En cambio, argumenta que el multiculturalismo "no se trata de minorías", sino "se trata de los términos correctos de relación entre las diferentes comunidades culturales", lo que significa que los estándares mediante los cuales las comunidades resuelven sus diferencias, por ejemplo, "los principios de la justicia" no debe provenir de una sola de las culturas, sino que debe venir "a través de un diálogo abierto e igual entre ellos".[34]

Si bien hay investigaciones que sugieren que la diversidad étnica aumenta las posibilidades de guerra, disminuye la provisión de bienes públicos y disminuye la democratización, también hay investigaciones que muestran que la diversidad étnica en sí misma no es perjudicial para la paz,[41]

La Fundación Wikimedia sugiere que "la diversidad de perspectivas es crucial para aumentar la calidad de los recursos de conocimiento gratuitos que [su] movimiento proporciona".[42]Wikidata también sugiere que "el mundo es complicado y no hay una sola verdad, especialmente en una base de conocimiento que supuestamente sirve a muchas culturas".

Críticas

Los críticos del multiculturalismo a menudo debaten si el ideal multicultural de coexistencia benigna de culturas que se interrelacionan e influyen entre sí, y aún así se mantienen distintas, es sostenible, paradójico o incluso deseable.[46]

El profesor de ciencias políticas de Harvard, Robert D. Putnam, realizó un estudio de casi una década sobre cómo el multiculturalismo afecta la confianza social. Encuestó a 26.200 personas en 40 comunidades estadounidenses y descubrió que cuando los datos se ajustaban por clase, ingresos y otros factores, cuanto más diversa sea una comunidad, mayor es la pérdida de confianza. Las personas en comunidades diversas "no confían en el alcalde local, no confían en el periódico local, no confían en otras personas y no confían en las instituciones", escribe Putnam.[48]

Multiculturalismo y género

Pensar el multiculturalismo desde una perspectiva de género implica necesariamente vincular el concepto de cultura al concepto de poder; desde este posicionamiento, las políticas del reconocimiento cultural no se contraponen a las visiones feministas, sino que localizan las estrategias de lucha en contextos particulares.[49]​ Las mujeres forman parte de una comunidad que durante años han tenido que vivir experiencias de opresión política y social, han sido marginadas y excluidas de la construcción nacional en cada una de las sociedades existentes.De acuerdo a la raza,clase y cultura a la que pertenezcan , las mujeres sufren de sexismo que es una forma de opresión;si bien las mujeres de todos los grupos sociales sufren de opresión de género, las mujeres de Tercer Mundo se ve aun mas afectadas al pertenecer a un grupo oprimido, sufren de la opresión general y de la suya en especifico por ser mujeres ,esto debido a que están sometidas al poder patriarcal de los varones de su comunidad.Estos elementos han impedido la construcción de una identidad homogénea,en cambio se ha caracterizado como una identidad de género que se niega a acepta la diversidad cultural.

Moller Okin(1999) señala que existe una tensión muy fuerte entre el multiculturalismo y el feminismo, debido a que el multiculturalismo parte de la petición de las culturas de las minorías éticas,mientras que el feminismo alude la critica a cualquier cultura patriarcal.En la crítica feminista al multiculturalismo se asume, por un lado, que la cultura de las “minorías” es aquella reivindicada por los sectores hegemónicos al interior de éstas, sin reconocer que las prácticas y los discursos contestatarios de las mujeres son también parte de esas culturas para las que se pide respeto. Se asume también que se sabe cómo funciona la desigualdad de género en todas las sociedades, sin importar los contextos e historias específicas.[50]​ Las feministas intelectuales buscan plantear la necesidad de recuperar las identidades nacionales como espacios públicos y a su vez proponen nuevas formas de repensar la cultura desde la perspectiva de género.

En el contexto de la mujer indígena,las que son parte del EZLN,han participado en el Congreso de la Unión y han reclamado frente al Estado el derecho a tener una propia cultura,a los derechos colectivos de su pueblo, así como reconocer los derechos de las mujeres indígenas a asumir cargos públicos, a heredar tierras y a decidir por su propio cuerpo.Las mujeres indígenas han luchado por los derechos que rompen con ciertas tradiciones dentro de sus comunidades que consideran de opresión o excluyentes.Las mujeres indígenas están dando la pauta de cómo repensar la autonomía indígena desde una perspectiva dinámica de la cultura, que a la vez que reivindica el derecho a la autodeterminación, lo hace a partir de una concepción de la identidad como construcción histórica que se está formando y re formulando cotidianamente.[50]

Other Languages
azərbaycanca: Multikulturalizm
Esperanto: Multkulturismo
Bahasa Indonesia: Multikulturalisme
日本語: 多文化主義
한국어: 다문화주의
Nederlands: Multiculturalisme
norsk nynorsk: Fleirkulturell
português: Multiculturalismo
srpskohrvatski / српскохрватски: Multikulturalizam
Simple English: Multiculturalism
slovenčina: Multikulturalizmus
српски / srpski: Мултикултуризам
svenska: Mångkultur
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: كۆپ مەدەنىيەتچىلىك