Muggle

En el universo de Harry Potter, la estación de trenes de King's Cross marca la separación entre el mundo muggle y la comunidad mágica, ya que ahí los magos menores de edad abordan el tren que los conduce al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.[1]

Se denomina muggle al ser humano que no tiene ninguna habilidad mágica; de este modo, el término designa a uno de los grupos humanos que coexisten en el universo de Harry Potter, ideado por la escritora británica J. K. Rowling. La gran mayoría de los muggles desconocen la existencia de la magia o se muestran renuentes a creer en ella; parte de este desconocimiento se debe a que el Ministerio de Magia —entidad gubernamental que rige la comunidad mágica de Gran Bretaña e Irlanda— se encarga de mantener cualquier manifestación sobrenatural fuera del campo de percepción de los no magos. No obstante, como se ve en Harry Potter y el misterio del príncipe, el ministro de Magia se encuentra en contacto con la autoridad del poder ejecutivo de cada país.

Entre los magos, las actitudes hacia los muggles y su cultura es muy diversa: algunos como Albus Dumbledore o Arthur Weasley respetan y hasta demuestran fascinación por la cultura de los no magos. Otros, como las facciones más conservadoras de la comunidad mágica o Lord Voldemort y sus mortífagos, oscilan entre la renuencia al trato con los muggles y el abierto odio, llegando incluso a organizar campañas contra estos o asesinatos por mera diversión. Este odio está motivado por una creencia en el linaje según la cual los no magos y el nacimiento de hijos concebidos con muggles está mal visto.

Debido a la popularidad de la saga Harry Potter, el término "muggle" con el significado que se desprende de las novelas de Rowling se agregó al Oxford English Dictionary a partir del año 2002.[2]​ Además, en el habla popular se han dado usos extendidos del término que exceden a los que el diccionario registra.

Definición y etimología

«–Un muggle– respondió Hagrid–. Es como llamamos a la gente “no mágica” como ellos. Y tuviste la mala suerte de crecer en una familia de los más grandes muggles que haya visto.»
—Rubeus Hagrid. Harry Potter y la piedra filosofal, p. 51.[N. 1]

En el universo ficticio creado por J. K. Rowling, la palabra muggle designa a aquellos seres humanos que son incapaces de utilizar la magia, seres que constituyen la mayor parte de la población del mundo. Aunque los muggles no poseen habilidades mágicas, pueden sentir la presencia de algunos seres sobrenaturales como los dementores.[3]

Rowling creó el término a partir de la palabra inglesa «mug», que se utiliza para describir a una persona crédula o fácil de engañar. No obstante, como la autora buscaba evocar en el término lo crédulo pero también hacer que la palabra sonara menos degradante suavizó el cariz negativo de «mug» agregándole el sufijo «–gle».[6]

En el año 2000, Nancy Stouffer demandó a J. K. Rowling acusándola de plagiar su libro Legend of Rah and Muggles (La leyenda de Rah y los muggles) y en especial de haber robado el término del título que, Stouffer sostuvo, ella había inventado.[8]

Other Languages
অসমীয়া: মাগোল
asturianu: Muggle
azərbaycanca: Maql
беларуская: Магл
বাংলা: মাগল
bosanski: Bezjak
català: Muggle
dansk: Muggler
Ελληνικά: Μαγκλ
English: Muggle
Esperanto: Muggle
eesti: Mugud
galego: Muggle
हिन्दी: मगलू
magyar: Mugli
Bahasa Indonesia: Muggle
íslenska: Muggi
日本語: マグル
қазақша: Магл
한국어: 머글
Ripoarisch: Maggel
Lëtzebuergesch: Muggle
македонски: Muggle
मराठी: मगल
Bahasa Melayu: Muggle
norsk: Gomp
polski: Mugol
slovenščina: Bunkelj
српски / srpski: Нормалци
தமிழ்: மகிள்
Türkçe: Muggle
українська: Маґл
Tiếng Việt: Muggle
ייִדיש: מאגל
中文: 麻瓜