Movimiento sintáctico

Un movimiento sintáctico o desplazamiento sintáctico es un proceso de la sintaxis por el cual un constituyente sintáctico aparece insertado en una posición diferente de su posición natural, es decir, la posición donde aparecería como complemento sintáctico de un núcleo que lo requiriera por el principio de proyección.

En ocasiones el movimiento sintáctico puede ser opcional como sucede en las oraciones en que un elemento se topicaliza para enfatizarlo, u obligatorias como cuando en una oración interrogativa el elemento al que se refiere la pregunta se coloca en primer lugar. La comparación entre las dos oraciones siguientes constituye una evidencia clara de que los elementos pueden aparecer fuera de su posición natural:

(1a) ¿De quién te parece a ti que están hablando esos dos señores?
(1b) Me parece que esos dos señores están hablando de Antonio

La oración (1b) podría ser una respuesta a (1a), entre las dos se aprecia que el constituyente De quién en la primera oración desempeña un papel sintáctico análogo al de de Antonio en la segunda oración. Sin embargo, la posición en la que aparece en la interrogativa y en la respuesta enunciativa es muy diferente. También existe otro cambio de orden y es la inversión entre están hablando y esos señores entre la interrogativa y la enunciativa. Estos dos cambios son obligatorios en español estándar para que una interrogativa parcial esté bien formada.

Huellas o trazas de movimiento

En el análisis de la gramática generativa, cuando un elemento se desplaza de su posición natural, se postula que queda una huella sintáctica o huella de movimiento en la posición original del elemento. Si bien esta huella es fonéticamente vacía, su presencia se evidencia por el hecho de que ningún otro elemento puede ocupar su posición. Una huella sintáctica es, por lo tanto, una posición sintáctica que coincide con la posición original de un elemento desplazado.

Conjeturar de la existencia de huellas sintácticas (fonéticamente no realiadas o vacías y cuyo efecto sólo es indirecto), ha permitido explicar una gran cantidad de hechos sintácticos que de otra manera requerirían explicaciones más complejas, por lo que actualmente se considera una explicación correcta en el sentido de la navaja de Ockham.

Other Languages