Movimiento okupa

Símbolo okupa

El movimiento okupa es un movimiento social[3]

El movimiento okupa agrupa gran variedad de ideologías —en ocasiones asociadas a una determinada tribu urbana— que suelen justificar sus acciones como un gesto de protesta política y social contra la especulación y para defender el derecho a la vivienda frente a las dificultades económicas o sociales. El movimiento okupa también suele defender el aprovechamiento de solares, inmuebles y espacios abandonados y su uso público como centros sociales o culturales. La legislación relativa a okupación de espacios varía mucho de uno a otro país, en la mayoría de países los propietarios legales del bien inmueble, cuyos bienes resultan usurpados, pueden denunciarla como un delito ordinario; mientras que existen países donde puede haber una legislación que tolere condicionadamente la okupación, o donde existen concesiones temporales por parte de los propietarios a cambio del mantenimiento o alquiler del inmueble. En Holanda, por ejemplo, sólo recientemente se ha propuesto castigar esta práctica.[4]

El término okupa

Grafitti de apoyo a la okupación en el que se lee: «okupassión». El sitio es Sevilla, barrio de La Macarena.

Okupa y sus derivados procede de la palabra ocupación. La ocupación de viviendas abandonadas ha existido siempre, y en España conoció un gran auge durante los años 1960 y 70, como forma de dar salida a la gran demanda generada por la afluencia de población del campo a las ciudades. También, diversas concepciones políticas insisten e influyen en la toma de tierras, medios de producción y viviendas para la construcción de su ideario social.

La okupación surge a mediados de los 80 a imagen y semejanza de los squatters ingleses, tras varios titubeos con la denominación (pues no existía en castellano ninguna palabra para nombrar la ocupación con motivos subculturales de viviendas, edificios deshabitados y locales). La diferencia entre ocupar y okupar reside en el carácter político de esta última acción, en la que la toma de un edificio abandonado no es sólo un fin sino también un medio para denunciar las dificultades de acceso a una vivienda.

La palabra okupa y sus derivados han sido popularizados por la prensa de modo que es de uso corriente, tanto en la lengua coloquial como en los medios de comunicación, así como también en los diccionarios bilingües como equivalente español del inglés squat.[5] Se utiliza tanto en castellano como en catalán, euskera, gallego y otras lenguas ibéricas. Sin embargo, en su acepción popularizada por la prensa ha venido utilizándose para designar a cualquiera que se instale en una vivienda abandonada, tenga esta acción carácter político o no. El término okupa puede designar también el lugar okupado.

En cuanto a la expresión "movimiento okupa" para determinar al movimiento sociocultural que orbita alrededor de las ocupaciones es también un término que ha tenido una acogida desigual. Hay quienes afirman tajantemente que no existe tal movimiento sino una multiplicidad de procesos de okupación no necesariamente relacionados. Otros prefieren el plural movimiento de okupaciones, o movimiento de los centros sociales para aquellos que consideran que es el centro social lo que da identidad al movimiento.[ cita requerida] La palabra okupa referida a personas se ha venido usando en estos últimos años.

Casa Okupada (Viladecans)
Other Languages
aragonés: Okupación
asturianu: Okupación
български: Скуат
Cebuano: Eskwater
čeština: Squatting
Cymraeg: Sgwatio
Deutsch: Hausbesetzung
English: Squatting
Esperanto: Domokupado
euskara: Okupazio
français: Squat (lieu)
magyar: Squat
íslenska: Hústaka
日本語: スコッター
한국어: 스쾃
македонски: Сквотерство
polski: Squat
português: Okupa
română: Okupa
русский: Сквоттинг
srpskohrvatski / српскохрватски: Skvotiranje
slovenčina: Squatting (budova)
српски / srpski: Skvotiranje
svenska: Husockupation
Tagalog: Iskuwater
Türkçe: İşgal Evi
українська: Сквот
中文: 佔屋