Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista de Chile
Logo-mrns.jpg
Dirigencia Consejo Nacional
Fundación 5 de agosto de 1952
Ideología Nacionalsindicalismo
Posición Tercerposicionismo[1]
Extrema derecha[2]
País Flag of Chile.svg  Chile
Sitio web www.mrns.cl
[ editar datos en Wikidata]

El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista de Chile (MRNS) es un movimiento político chileno de ideología nacionalsindicalista, considerado como una de las organizaciones de más larga data del nacionalismo chileno.[3]

Historia

Orígenes

En diciembre de 1947, apareció en la ciudad de Santiago la publicación Bandera Negra, como resultado del trabajo de un pequeño grupo doctrinal conformado inicialmente por jóvenes nacionalistas inspirados en el nacionalsindicalismo, que surgió como movimiento cultural y político en España en los años 1930, y que tuvo entre sus ideólogos a José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo.[5]

El principal texto que sirvió de instrumento de estudio para los nacionalsindicalistas fue la obra del sacerdote Osvaldo Lira, Nostalgias de Vásquez de Mella, que luego fue complementado por material que el Consulado de España en la ciudad de Valparaíso difundía sobre Ledesma y otros autores nacionalsindicalistas españoles.[5]

El 5 de agosto de 1952, en vísperas de la elección presidencial que daría como vencedor a Carlos Ibáñez del Campo el Nacional Sindicalismo chileno deja de ser un grupo doctrinal y se avoca a la acción política, adoptando el nombre por el cual es conocido hasta nuestros días: Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista.[7]

Con Lira el nacionalsindicalismo superó la tendencia corporativo- fascista, introduciendo la doctrina de los cuerpos sociales y diseñando formas en las cuales dichos organismos tuvieran participación en la estructura del Estado pero autónomos a él.[10]

Al concluir el gobierno de Ibáñez, el MRNS generó un convencimiento absoluto de que no era posible construir una revolución nacional mediante la participación en las instituciones políticas demoliberales. Esto provocaría un mayor aislamiento, alejándose de la coyuntura política nacional y sufriendo con ello la carencia de apoyo de masas.[11]

Persecución, oposición a Frei y Unidad Popular

Los nacionalsindicalistas mantuvieron en general un bajo perfil hasta 1963, cuando apoyaron abiertamente la candidatura de Jorge Prat Echaurren, miembro del naciente partido Acción Nacional, para la elección presidencial del año siguiente; sin embargo ésta se bajó en abril de 1964.[12]

A mediados de ese año, Sótero del Río, ministro del Interior del gobierno de Jorge Alessandri, ordenó la disolución del MRNS por haber sido caracterizado como un movimiento de carácter nacista, acusación que fue desmentida por la organización, la cual resistió la orden. La Corte Suprema confirmó la existencia del MRNS, desechando la orden del Ministerio del Interior.[13]

«Resulta infundada, vista nuestra pobreza, la acusación del Ministro del Interior de que tenemos armas y somos un ejército».

Misael Galleguillos, dirigente del MRNS, julio de 1964.[12]

Dado que los nacionalsindicalistas no tenían existencia legal, sus miembros se incorporaron al partido de Acción Nacional para presentarse como candidatos a las elecciones parlamentarias de marzo de 1965, aunque no lograron obtener escaños en el Congreso, por lo que la Acción Nacional dejó de ser un partido legalmente constituido.[12]

En julio de 1965 el movimiento nacionalsindicalista declaró su abierta oposición al gobierno de Eduardo Frei Montalva, del Partido Demócrata Cristiano, por «su doctrina pseudocristiana y a sus métodos pseudodemocráticos, por ser todos de inspiración foránea».[12]

En la víspera del año nuevo de 1966, 3 miembros del MRNS fueron detenidos por la Policía Política en Santiago y acusados de terrorismo.[18]

Mucho más fuerte fue, sin embargo, su oposición al gobierno siguiente, el de la Unidad Popular, asumido en 1970, ya que el MRNS se declaraba abiertamente una agrupación anticomunista. Activa fue la acción política y la producción de material desde el año 1969, momento en el que se proyecta un triunfo de la Unidad Popular con argucias de la Democracia Cristiana. En conferencia de prensa, el MRNS señaló:

No somos democráticos. Somos nacionalistas y el verdadero nacionalismo es antidemocrático. Los democráticos están en este momento condenados a ser como las vírgenes necias, como los demócrata-cristianos, que lloran en el velorio del sistema y pretenden salvarlo y no saben como, por eso votarán por Allende. Bendito sea Dios que haya muerto la democracia, porque nos permite recoger a esta gente y en un momento determinado conducirlos al Estado Nacionalista, como sea...

El Mercurio, 6 de octubre de 1970, pág. 17.

Régimen Militar

A diferencia de Patria y Libertad, el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 no marcó el fin de los nacionalsindicalistas, sino que por el contrario, parte de la organización adhirió al nuevo régimen encabezado por los militares.[20]

Por su parte, los gremialistas, encabezados por Jaime Guzmán, entendían la despolitización desde una óptica corporativista. De acuerdo a esta, los cuerpos intermedios, alejados de la influencia de cualquier partido político y del Estado, debían ser los organismos encargados de canalizar la participación ciudadana. A diferencia de los gremialistas, los nacionalistas, como el MRNS (Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista), eran partidarios de un corporativismo estatista. Desde su perspectiva, la despolitización del sindicalismo no significaba vaciarlos ideológicamente, sino apartarlos de la influencia de los partidos liberales y marxistas. De esta manera, debían participar en la toma de decisiones del Estado, haciéndose funcionales a este, siguiendo el estilo fascista.

Rolando Álvarez Vallejos, historiador, 2010.[19]

Dentro del régimen militar, los nacionalsindicalistas encontraron refugio en la Secretaría Nacional de los Gremios (SNG), organismo creado en 1976, dependiente de la División de Organizaciones Civiles del Ministerio Secretaría General de Gobierno, y en la Escuela Sindical, dirigidas por los militantes del MRNS, Misael Galleguillos y Pedro Zurita, respectivamente. Desde allí se opusieron a ciertas medidas propuestas desde los sectores neoliberales del gobierno, entre ellas el «plan laboral» de 1979 y la fallida propuesta de privatización de Codelco.[19]

La participación del MRNS en el régimen de Augusto Pinochet terminó en 1982, cuando se acusó a su dirigente Misael Galleguillos de haber participado en el asesinato de Tucapel Jiménez.[21]

Reorganización en el siglo XXI y presente

Tras dictarse sentencia y aclararse que el asesinato de Tucapel Jiménez fue ejecutado por miembros de la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejércirto (DINE); a instancia de algunos antiguos miembros del MRNS, estos se reagrupan en la ciudad de Santiago y Valparaíso, creando la página web www.aspas.cl. En 2004 es expulsado Guillermo Henríquez Alfaro y Misael Galleguillos presenta su renuncia, alejándose de la organización[ cita requerida]. Ese mismo año, tiene lugar el "Primer encuentro estudiantil" que se realiza en la ciudad de Santiago con estudiantes secundarios. Tres años más tarde se publica el documento "Educación: Base del Estado de Comunidad Nacional", elaborado por quien luego sería Secretario General.[ cita requerida]

El 28 de julio de 2008, el Consejo Nacional designa un nuevo Secretario General: Luis Celedón. Este sería un importante paso en la organización, al disolverse la organización juvenil como tal, fusionándose la organización en un todo operativo.[ cita requerida] Al año siguiente, la Secretaría General del MRNS es reorganizada, se crea la publicación "Acción Directa" y el sitio web www.mrns.cl, que actualmente es el sitio oficial de la organización.

El 18 de abril de 2012, y según la planificación política fijada para el periodo 2010-2014, el MRNS hace su presentación como organización estudiantil en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, provocando diversas reacciones en el ámbito político universitario y estudiantil secundario pero constituyendo las bases del trabajo político para el cuatrienio siguiente.[ cita requerida]

Other Languages