Movimiento Republicano (Venezuela)

Movimiento Republicano
Movimiento Republicano Venezuela.png
Presidente Nacional Gerardo Andrade
Fundación 1997
Ideología Republicanismo
Posición Centro
Sede Caracas, Venezuela
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
Parlamento Latinoamericano
0 / 12
Asamblea Nacional
0 / 167
Gobernadores
0 / 23
Alcaldes
0 / 337
Publicación El Republicano Liberal
[ editar datos en Wikidata]

El Movimiento Republicano (MR) es un partido político venezolano, legalizado por el CNE para funcionar desde el 23 de agosto de 1995.

Forma parte de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática en Venezuela. Su consigna principal es “bienestar en libertad” y según ellos se precian de ir por la calle del medio en pugna con el pasado y el presente.

En su ideología expresan: "Republicanos y liberales porque creemos en un país cuya máxima autoridad y representatividad pública sea elegida periódicamente por los ciudadanos, porque profesamos el credo de la independencia de los poderes públicos y de la descentralización, porque entendemos que nos hay otra riqueza distinta a la que es fruto del trabajo, porque hacemos nuestro los principios fundamentales de la constitución que defienden la igualdad de las personas ante la ley, los derechos de propiedad y la libre empresa. Porque creemos que el gobierno más eficaz, responsable y sensible es aquel que se encuentra más cerca del pueblo, porque no queremos que nos gobierne ni represente una casta basada en la sucesión, en ideologías caducas, en los privilegios del poder o en la exclusión de un sector de la población por otro, porque, al fin y al cabo, se oponen a cualquier dictadura que enfrente al concepto “República” y no proteja los valores de la familia, la religión, la moral y la ética. Por ello nos proponemos lograr un país de propietarios y una Venezuela que viva en bienestar y libertad".[1]

En las últimas elecciones parlamentarias realizadas en Venezuela, el Movimiento Republicano, decidió participar a diferencia de muchos de los partidos de oposición, lo que le permitió obtener la más alta votación entre los partido políticos que adversan al gobierno de Hugo Chávez. Ello le permitió escoger de primero el sitio de su tarjeta para la elección presidencial 2006, postulando al Gobernador zuliano Manuel Rosales a quien cedió lugar privilegiado en la boleta electoral. El Movimiento Republicano es dirigido actualmente por Julio Albarrán como Secretario General Nacional, José Gregorio González como Secretario de Organización Nacional, por Jesus Juvenal González como Secretario Político Nacional y Yusmila Larez como Secretaria Nacional de Finanzas. En las elecciones presidenciales 2006 ocupo el séptimo lugar entre los partidos de oposición y el décimo cuarto entre los primeros veinte partidos venezolanos según el número de votos obtenidos con un 0,64% del total de votos a nivel nacional. En noviembre de 2007 se presenta como uno de los partidos para promover la opción del No para rechazar el Proyecto de Reforma Constitucional.El día 5 de noviembre introdujo al Consejo Nacional Electoral de Venezuela una solicitud para activar una Asamblea Nacional Constituyente pues considera que la Reforma Constitucional presentada en dos bloques, uno por el Ejecutivo y otro por la Asamblea Nacional, superan la estructura jurídica de la Constitución Nacional de 1999 y contradicen convenios internacionales suscritos por Venezuela como de obligatorio cumplimiento.

En las elecciones realizadas en septiembre de 2010, Movimiento Republicano obtuvo 62.152 votos, lo que representa el 0.55% de los votos válidos y lo convierte en el décimo sexto partido venezolano más votado, y a la vez lo convierte en el duodécimo partido de la coalición opositora MUD, al acaparar el 1.26% de los votos de la misma. En la actualidad nuestra organización forma parte activa de la Mesa de Unidad Democrática Nacional.

Razón de Ser el Movimiento Republicano.

Somos republicanos, porque creemos en un país cuya máxima autoridad y representatividad pública sea elegida periódicamente por los ciudadanos, porque profesamos el credo de la independencia de los poderes públicos y de la descentralización, porque entendemos que nos hay otra riqueza distinta a la que es fruto del trabajo, porque hacemos nuestro los principios fundamentales de la constitución que defienden la igualdad de las personas ante la ley, los derechos de propiedad y la libre empresa. Porque creemos que el gobierno más eficaz, responsable y sensible es aquel que se encuentra más cerca del pueblo, porque no queremos que nos gobierne ni represente una casta basada en la sucesión, en ideologías caducas ni en los privilegios del poder o en la exclusión de un sector de la población por otro, porque, al fin y al cabo, nos oponemos a cualquier dictadura que enfrente al concepto “República” y no proteja los valores de la familia, la religión, la moral y la ética. Por ello nos proponemos lograr un país de propietarios con un gobierno limitado y una Venezuela que viva con bienestar y libertad.

El ciudadano republicano liberal debe ser íntegro en su comportamiento y actitud hacia sus semejantes. Se debe al interés general, entendiendo este como el bienestar en libertad de todos y cada uno de nuestros conciudadanos. Debemos dejar claro que son nuestros valores, los Valores Republicanos y Liberales, los que nos llevan a luchar por el bien común, porque realmente creemos que la Libertad, la Igualdad y la Justicia no son una utopía sino una forma de vivir. Fomentamos un Sociedad Civil Activa e Ilusionada por mejorar, que los ciudadanos descubran que lo son y comprueben que sólo en ellos reside legítimamente la Soberanía. En esencia Ser Republicano es tomar conciencia de que la Libertad nos pertenece y nadie nos la podrá arrebatar. Siendo libres tenemos posesión de nuestro propio ser, de nuestro trabajo, de nuestras propiedades que son el fruto de nuestro esfuerzo.

Partimos del concepto expresado por Adrián Rogers en 1931 cuando afirma que “No se puede establecer la libertad del pobre, sobre la base de dejar sin libertad al rico. Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso, mi querido amigo, es el fin de cualquier Nación. No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”.

Las corrientes filosóficas y políticas que nacen en la época de la Ilustración en Francia marcan el camino de los que somos republicanos. Es Rousseau El primer pensador auténticamente democrático de la historia de Europa quien en su obra “El Contrato Social” (1762) así lo establece. Por su parte Montesquieu, partidario del parlamentarismo inglés, en “El Espíritu de las Leyes” (1748), preconizó una nueva estructura del Estado, basada en un equilibrio de poderes.

Y nuestro liberalismo como sistema filosófico, económico y de acción política promueve las libertades civiles y el máximo límite posible al poder coactivo de los gobiernos sobre las personas, nos oponemos a cualquier forma de despotismo y afirmamos el gobierno representativo y la democracia parlamentaria. Defendemos el desarrollo de las libertades individuales y el progreso de la sociedad, así como el establecimiento de un Estado de Derecho, en el que todas las personas, incluyendo a los gobernantes, se sometan al mismo marco mínimo de leyes.

Republicanos y liberales porque creemos en un país cuya máxima autoridad y representatividad pública sea elegida periódicamente por los ciudadanos, porque profesamos el credo de la independencia de los poderes públicos y de la descentralización, porque entendemos que nos hay otra riqueza distinta a la que es fruto del trabajo, porque hacemos nuestro los principios fundamentales de la constitución que defienden la igualdad de las personas ante la ley, los derechos de propiedad y la libre empresa. Porque creemos que el gobierno más eficaz, responsable y sensible es aquel que se encuentra más cerca del pueblo, porque no queremos que nos gobierne ni represente una casta basada en la sucesión, en ideologías caducas, en los privilegios del poder o en la exclusión de un sector de la población por otro, porque, al fin y al cabo, se oponen a cualquier dictadura que enfrente al concepto "República" y no proteja los valores de la familia, la religión, la moral y la ética. Por ello nos proponemos lograr un país de propietarios y una Venezuela que viva en bienestar y libertad.

Other Languages